Granada 1 – 0 Barcelona: Los Cármenes vuelve a ser un infierno

Ya avisamos en la previa. Al Granada le gustan los límites, adora sentirse presionado y al filo de la quema para resurgir con toda la pasión y la fuerza. Así lo hizo esta tarde en la mejor cita posible, ante un Fc Barcelona con futbolistas cuyo sueldo o transferencia abruman al presupuesto de todo el Granada, pero que claudicó justamente frente al corazón rojiblanco de 11 hombres y más de 20.000 almas entregadas a los suyos. Es la magia del fútbol clásico, el espíritu de un deporte que por mucho que bascule económicamente hacia la monotonía siempre guarda lugar a la más sensacional sorpresa.

Tronó como nunca el himno del Granada CF en la previa del partido. Los jugadores nazarís recibieron el mensaje: «hay que luchar para ganar». Desde el principio, los hombres de Lucas Alcaraz desplegaron potencia física y montaron una auténtica fortaleza atrás, encabezada por Murillo y un Tiago Ilori sobresaliente al corte y salvando sobre la línea. El Granada no olvidó sus opciones ofensivas, encauzadas por el tridente Piti, El Arabi, Brahimi. Mientras el Barça intentaba marear la perdiz y ganar metros, los rojiblancos emplearon una jugada fabril en el 15 de juego para poner boca abajo el estadio. Fran Rico cazó un balón escorado a la derecha, alzó la cabeza y, como si de un ingeniero de ferrocarriles se tratase, encontró una leve diagonal perfecta para asistir a Brahimi, que ya se desmarcaba. El argelino recogió el esférico, controló ante Montoya y definió en el área con un toque maestro. 1-0.

La afición tomó el testigo y jaleó al Granada al ritmo del «sí se puede» o el «ésta es tu grada». Los culés intentaron reaccionar vía Neymar, pero el brasileño se topó con un Nyom celestial. El lateral derecho local desarmó todo ataque azulgrana que entraba por la izquierda con precisión y mucha consistencia. Los del Tata presionaron antes del descanso y Karnezis, titular bajo palos por la lesión de Roberto, demostró su nivel atajando varios disparos claros del Barcelona.

En el segundo tiempo ni Messi, ni Neymar, ni tampoco Iniesta fueron capaces de derribar la magia de Los Cármenes. El Barça lo intentó hasta con Alexis, pero chocó una y otra vez con Murillo, Ilori o las cardíacas paradas de Orestis Karnezis. Con el paso de los minutos, la afición granadina multiplicó su fe. Arropados por los hinchas, los jugadores del Granada convirtieron la fase final en una demostración de resistencia hercúlea que pudo redondearse al filo del descuento, cuando El Arabi erró el 2-0 solo ante Pinto. Pese al error, el delantero marroquí fue un pulmón durante los 90 minutos. Cristian Bravo, canterano debutante que sustituyó a Brahimi en el 65, ayudó en tareas defensivas para sostener la entereza.

El árbitro pitó el final. El 1-0 no era un sueño. Granada vuelve a hacer historia tras más de 40 años desde la última victoria ante el Barcelona. Los rojiblancos recuperan con este triunfo el alma de aquel viejo Los Cármenes, un infierno para cualquier gigante. Para mayor plenitud, los horizontales suman un total de 37 puntos y dejan a seis el corte del descenso. La salvación vuelve a estar muy cerca. Por su parte, el Barcelona cae a la tercera plaza y puede acabar la jornada a cuatro unidades del liderato.

 

Ficha técnica:

Granada: Karnezis; Nyom, Ilori, Murillo (Mainz, m. 90), Foulquier; Iturra, Rico, Recio; Brahimi (Cristian Bravo, m. 65), Piti (Coeff, m. 73) y El Arabi.

FC Barcelona: Pinto; Montoya, Mascherano, Busquets (Alexis, m. 74), Adriano (Jordi Alba, m. 67); Song, Cesc, Iniesta; Neymar, Pedro y Messi.

Gol: 1-0, m. 15: Brahimi.

Árbitro: Delgado Ferreiro (colegio vasco). Amonestó a los visitantes Messi, Neymar y Busquets.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 33 de la Liga BBVA, disputado en el estadio Los Cármenes, 18.024 espectadores.

Andrés Porcel

Profesional de la comunicación. Es de los optimistas que piensan que otro periodismo deportivo es posible. Su primera camiseta de fútbol fue la del Bayern. Ha visto ascender al Granada desde Tercera a Primera. La Bundesliga es su modelo.

También te podría gustar...