Llega Sammir: nueva música para el Getafe

El Barcelona de Guardiola era música de cámara. Comandados por Xavi e Iniesta, el equipo de los seis títulos movía el balón de un lado para otro guiado por dos violinistas de excepción. El Madrid de Mourinho era potencia, percusión acompañada de instrumentos de viento-metal. Defensa poderosa, presión en momentos clave y magia en la parte de arriba para rematar la faena y levantar al público del asiento. El Atlético de Simeone es una orquesta completa a la que se le acaba de añadir un nuevo instrumento brasileño. En el equipo del Cholo todos cuentan, hasta el del triángulo.

Sin embargo, la comparación se vuelve mucho más complicada cuando el estilo de juego no está claro. ¿A qué suena el Getafe? No hay ni tambores ni violines, ni percusión ni viento. Por no haber, no hay ni ritmo. Instrumentos que no conectan con el público y un director sentado en el banquillo al que los cambios no suelen funcionarle.

La mala racha del equipo azulón, sin ganar en Liga desde el 29 de noviembre, ha provocado su caída en la clasificación hasta encontrarse casi al filo del descenso. Por ello, los directivos del club han intentado introducir un nuevo instrumento. Una pieza exótica, llegada desde los Balcanes pero con origen brasileño.

Jorge Sammir Cruz Campos (Itabuna, 1987) viene del Dinamo de Zagreb. Internacional con Croacia, llega a Getafe dispuesto a ganarse no sólo una plaza en el equipo de Luis García, sino un espacio en la lista de 23 que el seleccionador Slaven Bilic llevará a la Copa del Mundo de Brasil.  “Me siento mejor jugando detrás de dos delanteros”, afirmó Sammir en su presentación en rueda de prensa.

El jugador prefirió no prometer nada, pero se mostró firme sobre su carta de presentación. Sammir explicó a los periodistas su bagaje en la Liga croata: seis temporadas disputadas con el Dinamo de Zagreb, 41 goles en 104 apariciones.

Antes de irme era el centrocampista más goleador de la Liga

Sin embargo, el nuevo jugador viene un poco desafinado, como un instrumento al que no se le da uso desde hace un tiempo. El mediocampista asegura encontrarse en buena forma, pero el parón invernal croata ha provocado que Sammir lleve desde noviembre sin jugar. Por ello, probablemente haya que esperar dos o tres semanas para verle debutar con la camiseta azulona.

Mientras tanto, Luis García ya tiene otra alternativa para su ataque, tan necesitado de goles. Un nuevo instrumento para la banda o para la mediapunta que destaca por su polivalencia. Un nuevo sonido para el Getafe y una nueva esperanza para una afición que busca, de una vez por todas, saber a qué suena la música que toca su equipo.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *