La ‘bendita locura’ de Esnáider puede salvar al Getafe

Hace tan solo 21 días que se dio a conocer el nombre de Juan Eduardo Esnáider como nuevo técnico del Getafe para los seis partidos que restaban. Un técnico casi sin experiencia en los banquillos y que no entraba en muchas quinielas, o en ninguna por parte de la prensa, para este puesto. A todo esto, había que añadirle que el primer encuentro era contra uno de los innombrables, su equipo era el colista y no ganaba desde hacía tres meses. Pero él ya predijo en la rueda de prensa de su presentación que estaba convencido y para nada era una locura aceptar esta oferta.

Trascurridas cuatro de las seis fechas tiene al equipo dependiendo de sí mismo y ante la oportunidad de firmar un proyecto en la Liga BBVA si consigue finalmente salvarlo. El propio presidente azulón ha declarado que si salva al Getafe, el técnico renovará automáticamente.

La cosa no empezó nada bien; muchos lesionados o sancionados y un manita en el Coliseum, quizá demasiado para empezar a forjar su nuevo equipo con solo tres días de entrenamiento. Aunque luego varió la mentalidad y la competitividad de un equipo que estaba abocado al infierno del descenso.

En Anoeta también sufrió demasiadas bajas por lesión y tuvo que tirar hasta del debutante Miguel Ángel como lateral y remontar un gol en contra para volver a la senda del triunfo. Fin a casi 100 días sin conocer la victoria y a la mala racha del equipo fuera de casa. El segundo peldaño fue un verdadero palo pero que quizá sea un punto más y no dos menos, esto solo el tiempo lo dirá. En el Coliseum tocó remontar de nuevo ante el Valencia y el triunfo se escapó en el minuto 84. La cosecha no era demasiado buena: 4 puntos de 9 posibles.

Con el sabor amargo del empate llegó el segundo triunfo consecutivo fuera de casa, algo que no se había logrado en toda la temporada. Es más, tan solo había conseguido una victoria lejos del Coliseum hasta Anoeta. Esta vez lo hizo de manera más contundente y con 0-2 que deja en bandeja la salvación. Esto hace un total de 7 puntos de 12 posibles.

Hablando simplemente de estadísticas es notable lo que ha conseguido Esnáider en su primera andadura en la Liga. Ha cosechado dos victorias lejos del Coliseum, lo que suponen 6 puntos, superando los 5 conseguidos por Escribá en toda la temporada. También lleva casi dos goles por partido y ha marcado en los cuatro partidos, contabilizando un total de 7, por los dos goles en los últimos doce de su antecesor.

A la hora de analizar el equipo tampoco ha variado mucho tácticamente. Ha intentado jugar con dos delanteros, con trivote en el centro del campo y con el tradicional 4-2-3-1 de Escribá. Pero ha devuelto al equipo la garra necesaria para competir en unas fechas tan complicadas como las que nos encontramos a esta altura de temporada.

Los jugadores que han dado un paso hacia delante han sido el capitán Pedro León, Pablo Sarabia y los delanteros Scepovic y Álvaro Vázquez. Amén de devolver la confianza y la titularidad a Medrán y Moi Gómez, marginado durante toda la temporada. Incluso ha puesto su granito de arena con el lateral Miguel Ángel, al que ha hecho debutar en Primera y le ha dado la titularidad. También hay que destacar al canterano Vigaray que ha dejado en el banco al buque insignia de la defensa como era Cala.

Ahora le toca la parte más fácil y más complicada, rematar la jugada. Se jugará la vida ante el Sporting en el Coliseum y luego viajará al Villamarín. Todo se traduce en vencer a los guajes y luego concluir la hazaña en Sevilla. La salvación y la renovación se traducen en dos victorias.

Aún así el equipo sigue penúltimo a un punto de la salvación y no ha logrado salir de los puestos de descenso. Aunque lo que sí está claro que si amarra los seis puntos restantes el Getafe estará salvado y él podría empezar su locura en Primera División con su propio proyecto.

Daniel Garrido

Escribir, escribir y volver a escribir

También te podría gustar...