Getafe 1 – 0 Málaga: El Geta le traspasa los fantasmas al Málaga

El 1-0 que al final reflejó el marcador del Coliseum Alfonso Pérez se puede considerar como totalmente justo, ya que los del sur de Madrid pusieron ese plus de intensidad que al final hace que un jugador llegue, por centímetros, antes al balón, esa intensidad que se echó en falta en un Málaga que no se sabe si llegó confiado o cansado, pero que no mereció llevarse para la Costa del Sol ni un mísero empate.

En los azulones destacaban las entradas de Babá, Valera, Velázquez y Yoda. Y precisamente estos dos últimos fueron de los mejores del encuentro. Por el lado visitante volvía Boka por la lesión de Antunes, y Juanmi era el sacrificado en ataque.

Tras un comienzo en el que el Málaga era ligeramente superior, los pupilos de Contra fueron inclinando el terreno de juego a su favor, aunque las jugadas de peligro brillaban por su ausencia. Luis Alberto lo probaba en el minuto 18, y respondía Míchel con otro lanzamiento, pero fue un exmalaguista, Diego Castro el que puso a prueba a Kameni, que resolvió con reflejos.

Los locales empezaban a encontrar el filón en la banda derecha, donde Rosales hacía aguas. Y tras un córner que a punto estuvo de convertir en gol Sergio Sánchez, otro agujero en la derecha dejó a Yoda libre para que mandara el famoso pase de la muerte a Míchel, que batió a Kameni en un balón raso por el centro de su portería.

Si los malaguistas que se habían desplazado hasta Getafe esperaban ver una reacción de su equipo, se quedaron con las ganas. Solo un disparo fuera de Horta les animó en lo que restaba de primer tiempo, en el que los locales, muy serios, no dejaban combinar a un Málaga espeso, fallón y sin alma.

En la reanudación Contra buscó más control dando entrada a Sammir por un Babá casi ausente, y el cambio funcionó, lo contrario que los de Gracia. Duda y Juanmi sustituyeron a Camacho y Amrabat. Ninguno revolucionó el ataque malaguista, que seguía sin trenzar una jugada en condiciones.

Duda se justificaba en el minuto 61 lanzando un balón fuera, pero el Málaga, jugando al tran-tran no es capaz de ganarle a nadie, y menos a un Getafe que se apretó los machos y se mostró siempre muy ordenado en defensa.

El árbitro, para variar, mal. Se comió un codazo de Weligton a Yoda dentro del área, y sin embargo le expulsó por una falta que no cometió. Todo un despropósito. Señaló faltas inexistentes y no mostró tarjetas “de libro” como la entrada de Velázquez sobre Kameni. Sólo añadió tres minutos cuando solo en el codazo a Yoda se habían perdido dos.

En los últimos diez minutos el Málaga lo intentó a la desesperada con ocasiones para Boka, Roque y Juanmi, pero estaba más cerca el segundo gol local que el empate, ya que los de Contra jugaban a eso, a la contra.

Buena victoria del Getafe que les saca de la preocupante situación en la que estaban, y frenazo del Málaga, en resultado, y sobre todo en juego. El navarro Javi Gracia tiene trabajo por delante.

Ficha técnica:

Getafe: Guaita, Valera, Velázquez, Alexis, Escudero (’62 Roberto Lago); Sarabia, Lacen, Diego Castro, Míchel (’74 Juan Rodríguez), Yoda y Babá (’46 Sammir).

Málaga: Kameni, Boka, Weligton, Sergio Sánchez, Rosales; Camacho (’46 Juanmi), Darder, Luis Alberto (’71 Samuel), Horta, Amrabat (’46 Duda) y Santa Cruz.

Árbitro: Prieto Iglesias (Colegio Navarro) Mostró amarillas a Camacho, Darder, Rosales y roja a Weligton tras dos tarjetas amarillas.

 

 

Carlos Manuel Jiménez

Trabajando en la Universidad de Málaga. Subdirector del desaparecido Diario de Málaga. Socio del Málaga en 3ª y en Champions.

También te podría gustar...