El virus FIFA se propaga hasta el Coliseum Alfonso Pérez

El pasado 2 de octubre, el Getafe regresaba a Madrid con la satisfacción de empatar en Balaídos y con dos semanas por delante para afianzar las ideas de Escribá. Con el parón por los compromisos internacionales, el equipo del sur de la capital pretendía reponer fuerzas y recuperar efectivos para otro partido trascendental en casa frente un rival directo.

El primer varapalo fue para Lafita. El extremo se había perdido gran parte de la pretemporada por estar lesionado y volvía a sentirse futbolista tras ocho meses lesionado. Tras ser sustituido en Vigo, se confirmó que estará un mes en el dique seco por culpa de una rotura fibrilar. Titular durante cinco partidos consecutivos, se había ganado ser uno de los fijos de Escribá, aunque deberá volver a boxes durante al menos 30 días.

Sin reponerse de este duro traspiés, Fran Escribá recibió otra noticia mucho peor. El canterano cedido por el Real Madrid estará cuatro meses sin poder ayudar al equipo. Medrán sufrió la misma lesión que el pasado mes de abril a las órdenes de Zidane, durante el entramiento del pasado viernes. El joven mediocentro estaba empezando a hacerse con la sala de máquinas del Getafe, amén de empezar a cimentar un posible regreso a la casa blanca.

Dos lesiones difíciles de cubrir que no vienen exentas de buenas nuevas. La primera es la recuperación de Roberto Lago de sus dolencias que le podrían devolver la titularidad en el lateral izquierdo. La otra alegría viene de otro parado de larga duración, Yoda, que tras ocho meses en el dique seco ha completado dos semanas seguidas entrenando al mismo nivel que sus compañeros, y podrá contar para el técnico desde ya.

22 jugadores utilizados

Como todo proyecto nuevo necesita sus retoques y sus pequeñas variaciones. Fran Escribá ha cambiado de dibujo, de posiciones a los jugadores, ha repartido minutos y las numerosas lesiones hasta la fecha han derivado en la utilización de prácticamente toda la plantilla de la que dispone. Solo dos jugadores de campo aún no han disfrutado de minutos: Yoda, debido a su lesión, y Cala, que tiene una dura competencia en el eje de la zaga. El otro futbolista que no ha disfrutado de minutos ha sido el portero reserva Megyeri, que sigue esperando su debut oficial con la azulona.

Pese a las rotaciones, el entrenador tiene un verdadero quebradero de cabeza en el centro del campo. Tras la lesión de Medrán y la convalecencia de Lacen, solo tiene disponibles dos hombres para esa importante demarcación. Juan Rodríguez es fijo, las dudas vienen con Bernard Mensah, que ha regresado esta tarde de sus compromisos internacionales y solo ha disputado 19 minutos en la competición doméstica.

Daniel Garrido

Escribir, escribir y volver a escribir

También te podría gustar...