El proyecto Escribá, más cuestionado que nunca

La alarma está más encendida que nunca en el proyecto que empezó el pasado verano de la mano de Fran Escribá. La peor racha de la historia del Getafe en Primera División y la falta de gol puede dejar en la jornada 27 a los azulones en puestos de descenso. Ayer se consumó la séptima derrota liguera y la sexta sin anotar un gol. 26 puntos en 27 jornadas es una cosecha muy escasa para un conjunto que empezó la temporada con la premisa de no sufrir.

Mirando únicamente los datos nos damos cuenta que si los del sur de Madrid se quieren salvar tienen que empezar a mejorar cuando juegan fuera de casa. Hasta el momento solo han cosechado una victoria y dos empates. La primera vuelta se basó en ganar en casa partidos clave ante rivales directos, pero claro, ahora les toca visitarlos. Recordamos las victorias en el Coliseum: Málaga, Levante, Las Palmas, Villarreal y Betis, además del Espanyol en la segunda vuelta. A esto hay que añadir los empates ante Rayo, Real Sociedad y Deportivo de la Coruña.

Todos los rivales de los que hemos hablado anteriormente son equipos de su liga, exceptuando el Villarreal. Por lo que los pupilos de Escribá deben mentalizarse en empezar a sumar de tres en tres cuando jueguen de visitante. Ahora ya nadie regala nada y será difícil hacerlo, pero la salvación va a estar en saber jugar este tipo de encuentros. Si repasamos los conjuntos que rendirán visita al Coliseum es para estar asustados: Sevilla, Eibar, Madrid, Valencia y Sporting.

Además de todo esto esta la falta de gol y la poco solidez defensiva mostrada en la esta segunda vuelta. El técnico se muestra más preocupado por no meter gol que por los resultados, que creen que llegarán seguro. Escribá nunca ha tenido claro quién era el delantero habitual y tanto Scepovic como Álvaro Vázquez han ido turnándose la posición de 9. Escaso el bagaje de los puntas, que solo han anotado cuatro goles cada uno, uno menos que el máximo anotador hasta la fecha: Pablo Sarabia.

Lo que particularmente más me preocupa de este equipo es que ha perdido la firmeza defensiva que tan buenos resultados les dio durante las 18 primeras jornadas. Es verdad que ha perdido al líder al ser traspasado en invierno, Alexis Ruano, y las bajas han sido una constante en los últimos encuentros, pero la línea no ha encontrado todavía a ese líder que les dirija. En casa han perdido los tres partidos por 0-1, pero fuera han recibido 3 del Granada, Málaga y Levante, además de los 4 de Las Palmas.

El equipo ideal que repetía jornada tras jornada, con mínimas variaciones por lesión o tarjetas, en las primeras fechas se ha visto adulterado por continuos cambios para dar con la tecla que parece no encontrar el míster valenciano. Cierto que las bajas de Lafita y Alexis han mermado al equipo tanto fuera como dentro del terreno de juego, pero no hay tiempo para lamentarse ya que el sábado recibirán a un Sevilla que suele fallar cuando se desplaza del Pizjuán. Veremos lo que el runrún está llegando hasta el banquillo. Y a todo esto, la siguiente salida es al Camp Nou.

Es hora de estar unidos y ser una piña, pero o se gana ya o seguro que habrá medida más contundentes por parte del presidente Ángel Torres. Y estos casos ya se sabe, siempre se mira al banquillo y se piensa que la destitución variará el rumbo. Al fin y al cabo los proyectos se consolidan por resultados.

Daniel Garrido

Escribir, escribir y volver a escribir

También te podría gustar...