Fontás deja la defensa más débil que nunca

De las lamentaciones por su presencia en el 11 titular a las lamentaciones por su ausencia. Esta triste y pobre reflexión es una de las más claras que se puede extraer de la primera vuelta del Celta.

Cuestionado en un primer momento por «enchufado», Fontás perseveró en su lucha por afianzarse en la titularidad y ganarse el cariño del público. Lo primero lo logró con creces y lo segundo, si bien no se ganó todavía ninguna ovación (posiblemente por lo duro que suele ser admitir unos errores propios tan evidentes) , va camino de conseguirlo. Y es que el catalán es uno de los pocos jugadores de la plantilla que, independientemente de su nivel, logró ofrecer una continuidad positiva (Toni, por ejemplo, nos ofreció continuas desgracias) en sus apariciones, además de una clara progresión desde unos primeros partidos algo dubitativos a un último mes en el que se antojó insustituible, mucho más fiable, rápido y contundente. Aun sin haber llegado al nivel de un gran central, es algo que se agradece, especialmente en una línea tan inestable y débil como es la de la defensa viguesa.

Fue solamente en la segunda parte ante el Osasuna cuando se mostró algo más inseguro a nivel individual (la inseguridad defensiva es algo que nunca se desvaneció) y en los últimos días se pudo entender el porqué: en el transcurso del encuentro, el central sufrió un esguince de segundo grado en su tobillo izquierdo. A pesar de poder completar los 90 minutos, las pruebas y su estado actual indican que necesitará un período de recuperación que oscilará entre los 10 y los 15 días, con lo que su presencia en el Santiago Bernabéu es muy poco probable.

De este modo, se genera la duda sobre a quién alineará Luis Enrique en el centro de la defensa al no poder contar con el más regular de sus jugadores y teniendo en cuenta, además, el poderío ofensivo ($$) de los locales. La incógnita aumenta al considerar los habituales pases al rival de Cabral, la juventud de Costas o la posibilidad de que Toni sea titular si Aurtenetxe recupera su posición natural de central; claro que también está Vila, cuya desaparición resulta todavía difícil de entender para los aficionados.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. XPC dice:

    Pois nos seus últimos dous partidos (Valladolid e Osasuna) non estivo precisamente afortunado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *