Real Madrid 1 – 0 RCD Espanyol: no pudo ser

A pesar de salir con bastantes cambios, el planteamiento del partido por parte ambos técnicos fue el mismo que en las anteriores ocasiones: un Madrid que quiso llevar el peso del partido y un Espanyol que trató de aguantar atrás, recuperar el balón y enlazar lo más pronto posible con Sergio García arriba. El problema es que las esperanzas se esfumaron demasiado pronto…

El encuentro no llevaba ni cinco minutos cuando una salida precipitada de la defensa visitante propició un balón a la espalda del lateral para que Jesé definiera solo ante Casilla, que poco pudo hacer. Cuando el equipo rival tiene tan buen lanzador de balones largos como es Xabi Alonso una salida en falso es condenarte, y más cuando la zaga perica no es de la más rápida del planeta. Este gol no trastocaría demasiado los planteamientos, pero sí que minaba las esperanzas blanquiazules de conseguir el pase.

El 2 – 0 en el global de la eliminatoria no hizo que los locales se relajaran, sino que trataron aumentar la diferencia, pero después del gol la defensa espanyolista estuvo mucho más firme y no concedió grandes ocasiones, y las que permitió las detuvo uno de los porteros más en forma de la Liga, Kiko Casilla, que no dejó que entrara ninguna pelota más en su arco. Un Cristiano Ronaldo desesperado vio cómo el portero paraba una y otra vez todas sus ocasiones, por muy claras que parecieran, e incluso se puso a reír viendo que le sería imposible superar al de Alcover.

Cuando te enfrentas a estos equipos ya se sabe que se tendrán pocas ocasiones y por eso siempre la eficacia debe ser alta, y de esto han pecado los atacantes pericos durante toda la eliminatoria. En este partido de vuelta no se han tenido tantas como en la ida, pero sí que se debería haber materializado alguna para intentar meterse en la eliminatoria, pero ha sido totalmente imposible.

El arbitraje perpetrado ayer por Teixeira es digno de estudio. Un partido donde no hubo ninguna falta fuera de lugar y casi nada que pitar se convirtió en un concierto de pito con tarjetas de recuerdo. Además de no acertar en jugadas claras como saques de puerta o de esquina evidentes, paró constantemente el juego haciendo que el partido fuera lento y tedioso. El claro beneficiado de ello fue el Madrid, ya que Illaramendi y Xabi Alonso parecían los protegidos del colegiado, haciendo que ningún jugador pudiera acercarse a ellos para robarles el balón, y claro, así es mucho más fácil organizar el juego. Además de eso, se inventó una expulsión a Víctor Sánchez, que se marchaba resignado al vestuario viendo cómo por una leve falta y por unas manos involuntarias precedidas de unas del rival le costaban la roja por doble amonestación. La única manera de definir la actuación arbitral es la de esperpento.

Se terminó la aventura del RCD Espanyol en la copa del Rey 2013/14. Hasta la próxima temporada.

Ficha técnica:

Real Madrid: Casillas; Arbeloa, Nacho, Ramos, Coentrao (Pepe 71′); Xabi Alonso, Illaramendi, Di María (Casemiro 85′); Jesé, Cristiano y Isco (Morata 80′)

RCD Espanyol: Casilla; Raúl R., Capdevila, Héctor Moreno, Sidnei; Abraham, Víctor Sánchez; Álex (Dávid López 77′), Pizzi (Stuani 65′); Torje (Córdoba 45′); Sergio García.

Goles: Jesé (5′)

Amonestaciones: Ramos (85′), Nacho (40′), Cristiano (65′),  Sidnei (85′), Córdoba (77′), Víctor Sánchez (35′ y 76′)

Incidencias: 53.000 espectadores.

Santiago Domínguez

Doctorando en Tecnología Educativa en Educación. Graduado en Educación Primaria con alma de periodista deportivo. Apasionado del fútbol y del RCDE a partes iguales.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *