RCDE Espanyol 2 – 0 Valencia: Caicedo ajusticia a un Valencia con diez

El Espanyol jugará los cuartos de final de la Copa del Rey después de derrotar al Valencia, que jugó más de una hora con un hombre menos por la expulsión de Mustafi. Filipe Caicedo, que saltó al césped en la segunda mitad, hizo los dos goles de su equipo y acabó de un plumazo con las aspiraciones coperas de los de Mestalla. El Valencia se despide de la Copa más pronto de lo que esperaba y con la sensación de no haber plasmado sobre el campo toda la ilusión que había transmitido a sus aficionados a lo largo de la semana.

La tensión y las protestas al árbitro en el inicio del choque fueron la demostración del interés de ambos conjuntos en esta eliminatoria. A diferencia del partido de ida, Sergio no convocó a ningún chaval del filial y salió con un once casi de gala. Valencia y Espanyol arrancaron con intensidad y se repartieron las primeras aproximaciones peligrosas.

El encuentro nadaba en un mar de tranquilidad hasta que una pérdida tonta de Mustafi al borde del área terminó con Sergio García en el suelo, cuando el capitán perico ya se plantaba solo ante Yoel. Tarjeta roja para el central del Valencia y una hora de fútbol por delante. Acierto de Iglesias Villanueva que, dicho sea de paso, había castigado una acción muy similar de Cañas sobre Barragán con una cartulina amarilla.

La expulsión dejó en estado de ‘shock’ a los valencianistas, que vieron cómo el Espanyol encontró en Lucas Vázquez un filón para acuchillar una y otra vez la banda derecha del Valencia. Conmocionado se quedó también Alcácer (y buena parte de la hinchada blanquinegra) cuando Nuno, a la media hora de juego, decidió retirarlo del campo para dar entrada a Negredo, espeso desde su debut y, desde luego, menos sacrificado por el equipo que el de Torrent.

El equipo blanquiazul comenzó la segunda mitad convencido y se volcó sobre la portería de Yoel. Con los visitantes cerrando muy bien los espacios por el centro, los periquitos encontraron en los centros desde las bandas el camino más rápido hasta el gol. El Valencia, consciente del valor de un empate, se echó descaradamente atrás y renunció al contragolpe. Nuno dio entrada a Orbán y quitó a De Paul. Toda una declaración de intenciones.

El plan parecía perfecto. El nerviosismo empezaba a cundir en Cornellà-El Prat y, entonces, apareció Caicedo. Fue el ecuatoriano quien aprovechó una salida a por uvas de Yoel para marcar el primero de cabeza. También fue él quién remató a la red una jugada sensacional de Lucas Vázquez para dar la puntilla a un Valencia al que se le fue la fuerza por la boca.

Alejandro Martín García

Periodista valenciano con corazón blanquinegro y afincado en la meseta. Antes intentaba jugar a fútbol, ahora prefiere contarlo.

También te podría gustar...