RCD Espanyol de Barcelona 1 – 1 FC Barcelona: Orgullo y punto

Foto vía: rcdespanyol.com

Foto vía: rcdespanyol.com

Orgullo. Eso es lo que siente un perico cuando ve que su equipo se deja el alma en el terreno de juego. Sea el rival que sea. Pero evidentemente cuando el oponente es el máximo rival es lo mínimo que pedimos sentir. Y el partido de esta jornada ha vuelto a reivindicar al club en los derbis.

Los últimos años se sentía que ya no era un derbi de verdad, únicamente se intentaba no recibir una gran goleada y pasar el apuro de la mejor manera posible. Pero estos chicos nos han hecho creer de nuevo que los derbis siguen estando ahí y que tenemos algo que decir.

El partido -bañado en una intensa lluvia antes, durante y después del partido- condicionó mucho el juego de ambos equipos. Los azulgranas no podían desarrollar su juego de clásico juego de posesión de una forma sencilla, ya que el balón no circulaba de forma regular, y los locales no podían lanzar las contras con facilidad, bien porque el balón corría demasiado, bien porque el agua lo frenaba.

La primera parte no tuvo un claro dominador. Pese a que el equipo fundado por un suizo tuvo la pelota, solamente inquietó la portería de Diego López en pocas ocasiones. Un disparo desde fuera del área de Coutinho que se estrelló en el larguero y algunos centros laterales que ni Luis Suárez ni Alcácer pudieron rematar en condiciones.

Los pericos tuvieron alguna buena llegada, con un buen chut de Baptistao, tras una recuperación en campo rival, y un buen remate de cabeza de Granero que se iba alto por poco. No hubo más ocasiones pericas porque los jugadores culés cortaban con falta todas las posibles contras, El primer tiempo se iba con un 0-0 que permitía soñar a los locales, viendo el buen juego desplegado y que iban a llegar más ocasiones.

El guion de la segunda mitad no variaría en exceso. El Barcelona trataba de tener el balón, pero sin profundidad, y el Espanyol conseguía robar el balón muy arriba y creaba peligro. El Barça estaba siendo inofensivo y el Espanyol veía que poco a poco iba creciendo en el partido y que iban llegando ocasiones de gol claras.

Pero el partido cambió con la salida de Sergio García. Sustituyendo a un poco vistoso Jurado, consiguió percutir por la banda derecha y de sus pies salió el primer gol de la tarde. Otra buena recuperación en campo rival hizo que el de Bon Pastor pudiera recibir en buenas condiciones para centrar y que Gerard Moreno, el mejor del partido, fusilara a Ter Stegen con un precioso remate de cabeza. El estadio enloquecía con su equipo por delante y veía que incluso podría lograr el segundo.

Los culés, nerviosos y viéndose por detrás en el marcador, recurrieron a Messi y Alba, que no saltaron al césped de titulares, para intentar salvar la papeleta. No lograron el empate hasta el minuto 82, gracias a una falta lateral, de dudosa señalización -como la gran mayoría de decisiones en el partido del colegiado- y empató el Barcelona con un remate de cabeza.

Con un resultado injusto para los pericos se llegaría a los minutos finales y los locales no renunciaron a buscar la victoria. No hubo ninguna ocasión clara más, pero se reclamó un penalti sobre Sergio García por un agarrón, leve pero que existió, en el minuto 90.

Solo dependiendo de los colores de la camiseta la levedad es considerada suficiente para ser penalti, como el leve pisotón de Granero en la ida de Copa, que según la prensa afín al régimen era penalti porque había contacto; o el penalti de Raúl Baena, que al rozarle la camiseta de Xavi fue penalti porque existió el contacto entre la mano y la zamarra. Hoy el contacto, cuando Sergio García había superado a Umititi para sentenciar la victoria perica, no fue suficiente para pitar la pena máxima.

El partido finalizó con alguna que otra trifulca, sobre todo de algún jugador culé rabioso por haberse visto incapaz de superar a un Espanyol superior que mereció llevarse los tres puntosy que se pasó toda la segunda parte buscando pelea, protestando y provocando, tanto a la afición como a los rivales.

Punto que sabe a poco a los pericos por lo visto en el campo, pero que llena de orgullo su espíritu para seguir creyendo que este equipo es capaz de mucho más que solo deambular durante lo que queda de Liga.

Ficha técnica

RCD Espanyol: Diego López, Marc Navarro (Javi López 76′), Naldo, David López, Aaron, Víctor Sánchez, Darder, Granero, Jurado (Sergio García 61′), Baptistao (Carlos Sánchez 86′), Gerard Moreno.

FC Barcelona: Ter Stegen, Semedo (Sergi Roberto 59′) Piqué, Umtiti, Digne (Alba 75′), Busquets, Paulinho, Iniesta, Alcácer (Messi 59′), Coutinho, Luis Suárez.

Goles: 1-0 Gerard Moreno 65′, 1-1 Piqué 82′.

Amonestaciones: Busquets, Naldo, Umtiti, Marc Navarro, Sergio García, Gerard Moreno. Jordi Alba.

Asistencia: Unos 23.000 espectadores.

Santiago Domínguez

Doctorando en Tecnología Educativa en Educación. Graduado en Educación Primaria con alma de periodista deportivo. Apasionado del fútbol y del RCDE a partes iguales.

También te podría gustar...