RCD Espanyol 1 – 0 Sevilla FC: Los pericos certifican la permanencia en 45 minutos

El Espanyol se impuso al Sevilla con un solitario gol de Caicedo en el minuto 52. Los de Nervión tenían los ojos puestos en la Europa League y jugaron los menos habituales, incluidos dos jugadores del filial. A pesar de esto, los pericos fueron incapaces de mostrarse superiores hasta la segunda mitad, cuando Asensio y Hernán Pérez marcaron la diferencia.

Galca apostó por sobrecargar el medio del campo con un trivote compuesto por Óscar Duarte, Diop y Víctor Sánchez. Es de suponer que el técnico rumano contaría con liberar así a Asensio, Hernán Pérez y Caicedo, los jugadores ofensivos del cuadro perico. Sin embargo, debido a la ausencia de un centrocampista capaz de construir juego y cohesionar el equipo, cuando el balón llegaba a los futbolistas de arriba éstos no tenían apoyos suficientes para generar peligro. Eso sí, la abundancia de jugadores de corte defensivo hizo imposible crear peligro a un Sevilla plagado de jugadores poco habituales. Muy probablemente, con el once habitual otro gallo hubiera cantado.

El resultado de esta ecuación era más que previsible. La primera parte fue un auténtico bodrio sin apenas aproximaciones al área. La única ocasión clara en el primer acto fue protagonizada por Llorente, que recibió un centro de Curro en una posición inmejorable, si bien el navarro llegó muy forzado y no fue capaz de rematar entre los tres palos. Por parte del Espanyol, las únicas acciones remarcables llegaron en contragolpes y balones centrados al área, si bien en ninguna de éstas llegó a inquietar a Sergio Rico. Caicedo estuvo cerca de llegar a un extraordinario centro de Asensio que hubiera significado más de medio gol, si bien Sergio Rico se adelantó al ariete ecuatoriano por muy poco.

Tras el descanso, el ritmo del partido aumentó hasta el punto de parecer un encuentro totalmente diferente. En el minuto 48, Víctor Sánchez mandó un cabezazo al palo tras ganar la posición a su marcador. En la siguiente jugada, el Sevilla replicaba por medio de Llorente, que recibía un pase en largo que le dejaba solo frente a Pau, que debió salir y se quedó bajo palos. El navarro se encontraba en una posición franca para anotar el primero, si bien un Rober Correa providencial apareció como una bala para recuperar el balón.

Cuando se cumplían siete minutos del segundo tiempo, el Espanyol anotó el primer y único gol del partido por medio de Caicedo. Si bien el ariete ecuatoriano fue el autor del tanto, Marco Asensio fue el gran responsable. El mallorquín disparó con muchísima intención al palo izquierdo de Sergio Rico, quien tuvo que lucirse para blocar el balón, que salió despedido hacia el palo. Fue entonces cuando Caicedo recogió el esférico repelido por el poste para abrir la lata.

Con el gol, los pericos cogieron confianza y tuvieron unos minutos de total dominio del juego. En torno a la hora de partido ambos entrenadores dieron inicio a un carrusel de cambios. Por el Espanyol, Gerard Moreno y Cañas entraron sustituyendo a Caicedo y Rober Correa; mientras que Emery retiraría a Coke y Llorente por Muñoz y Konoplyanka. En el descanso, Nico Pareja reaparecía en la que fue su casa después de una larga lesión, sustituyendo a Kolodziezcak.

A medida que el partido se acercaba a su fin, los blanquiazules se replegaban en su campo buscando el contragolpe. Así tuvieron los de Galca una ocasión inigualable para matar el partido. Asensio se recorrió todo el campo hasta llegar al lateral del área rival, donde puso un pase inmejorable para un Hernán Pérez que no supo definir. El rechace le cayó a Víctor Sánchez, que tampoco fue capaz de anotar a bocajarro. El segundo rebote lo cazaría Gerard Moreno, éste ya en la frontal, para lanzar un extraordinario disparo que chocaría en el palo sevillista.

Durante los últimos minutos, el Sevilla adelantó algo sus líneas pero en ningún momento pareció tener intenciones reales de inquietar a Pau López. Sólo destacó en esta fase Diogo y no fue por su fútbol. El zaguero visitante estuvo en todos y cada uno de los rifirrafes de los últimos minutos. Ya debió ser expulsado anteriormente por propinar un codazo a un rival en una pugna por un balón aérea, pero sorprendentemente finalizó el encuentro.

Con esta victoria, el Espanyol certifica virtualmente su permanencia al sumar 40 puntos en Liga. Por su parte, el Sevilla continúa en tierra de nadie, si bien de todos es sabido que la lucha de los de Nervión no está en estos momentos en el campeonato de la regularidad, sino en las semifinales de Europa League y en la final de Copa.

Ficha técnica:

RCD Espanyol: Pau López; Rober (Cañas ’68), Álvaro, Enzo Roco, Rubén Duarte; Óscar Duarte, Víctor Sánchez, Diop, Asensio, Hernán Pérez (Víctor Álvarez ’79); y Caicedo (Gerard Moreno ’61)

Sevilla CF: Sergio Rico; Diogo, Fazio, Kolo (Pareja ’45), Matos; Cotán, Cristóforo, Coke (Konoplyanka ’60), Iborra, Curro; y Llorente (Juan Muñoz ’68)

Árbitro: Martínez Munuera (Cómité Cdad. Valenciana), amonestó a Cañas, Óscar Duarte y Álvaro por parte del Espanyol y a Diogo e Iborra por parte del Sevilla. Todos ellos con tarjeta amarilla.

Estadio: RCDE Stadium, 27.500 espectadores.

También te podría gustar...