Horarios intempestivos indignan a la afición perica

Foto vía @VozPerica

Foto vía @VozPerica

La temporada que debía ser la de la ascensión meteórica del Real Club Deportivo Espanyol de Barcelona hacia la élite del fútbol español, y por tanto llevarlo a Europa la temporada que viene no ha empezado con el pie derecho. El conjunto que dirige Quique Sánchez Flores no está teniendo los resultados esperados, no tan solo en números, que no están siendo para nada espectaculares, el juego tampoco está acabando de contentar a parte de la afición. Es cierto que ha habido partidos de buen nivel defensivo y con grandes contragolpes, pero este curso se esperaba un paso al frente y ser ya un equipo con un registro mucho más ofensivo y con una idea de juego mucho más alegre. Pero no es lo único que tiene enfadados a los pericos.

Los socios del equipo catalán siempre han sido muy fieles. Los 20.000 que van al estadio, desde que se abandonara Sarriá para ir al Estadio Olímpico, siguen siendo los mismos que nunca fallan en el nuevo RCDE Stadium. Un grupo que aumentó por el boom del nuevo feudo, pero que fue decayendo por los malos resultados futbolísticos. Ahora, hay algo que está poniendo en riesgo la continuidad de muchos de los imperturbables aficionados que nunca han fallado a su equipo. Algo que va más allá de fútbol y pasión: los horarios.

El fútbol moderno ha traído consigo una dispersión de los horarios televisivos futbolísticos, teniendo que cubrir el máximo de horas para beneficio de las arcas televisivas y de los dos monstruos (en el peor sentido de la palabra) del fútbol patrio, aumentando la diferencia entre ellos y Los otros 18. Para rellenar muchas horas de fútbol, y que estos canales que tienen los derechos tengan mucho más beneficio con la publicidad, se decidió que los viernes y los lunes eran dos días que estaban sin explotar y que se les podría sacar partido. No es una medida alocada, otros países han optado por esta misma medida, pero es bien sabido que el problema radica en quién es el principal perjudicado, el aficionado que va al estadio. Paradójico que luego se sancione a los clubs que no llenan los estadios, pero eso es harina de otro costal…

De la lógica al absurdo

Lo lógico es que estos días jueguen equipos que no van a Europa para no perjudicarlos, aunque el viernes sería una fecha fantástica, ya que así tendrían incluso un día más de preparación. Por lo tanto quedan esos dos días a repartir entre los otros equipos que no disputan competiciones europeas. Hasta aquí todo aficionado comprendre que algún día le tocará «pringar» y lo tiene asumido dentro de una temporada. El problema viene cuando en lugar de convertirse en una anécdota durante la temporada, pasa a ser lo habitual.

<<Cuando el partido ya se da por supuesto que no será el fin de semana>>

Foto vía elnacional.cat

Foto vía elnacional.cat

Los datos son bastante fáciles de obtener. De 9 partidos como local en liga, solamente 3 se han disputado en domingo, y los otros 6 entre lunes y viernes. Los números no engañan y la gente se siente despreciada. La gente se hace socia teniendo asumido que los partidos serán habitualmente el fin de semana. Y muchos peñistas y socios no viven cerca del estadio, por lo que si el encuentro es de noche en un día laborable se convierte en una odisea y un problema más que una fiesta ir a animar a su equipo. Pero no solo eso, se ha podido leer en redes sociales que un socio que lleva más de 50 años yendo al estadio, está en un asilo y tiene un horario de salidas y entradas bastante riguroso por las noches, no puede ir al estadio a ver el equipo de sus amores. Algo que parece que no le importa ni a Tebas ni a Roures, que ya están contentos mientras sus dos equipos del alma estén bien resguardados de este tipo de problemas.

Hay que destacar la última jornada asignada, ante el Girona, que sabiendo que podría ser un desplazamiento masivo por parte de la afición visitante, primer derbi entre ellos en Liga, hará que muchos aficionados del norte de Cataluña tengan dudas de si ir a ver el partido.

Acción – reacción: protesta de la afición

La afición ya ha protestado por redes sociales. Nadie está contento y muchos ya están hablando de que no les compensa pagar un carnet de socio para después no poder asistir a los partidos ya que la gran mayoría son en días laborables. Pretenden que los estadios estén llenos y asignan horarios para que los aficionados no puedan ir… un sinsentido que se ha cebado esta primera vuelta de la temporada con el Espanyol. Ramón Robert dice que el club ya ha protestado y que tratarán que les respeten más, pero eso parece algo improbable viendo los precedentes.

espanyol

Lo que hay que lograr es el objetivo de ir a Europa la temporada que viene. Si se logra esta hazaña, al tener partidos entre semana ya no les quedará más remedio que programar los partidos del RCDE en fin de semana… aunque todo estaría por ver. Así que desde aquí solo queda hacer un llamamiento a la afición a dar todo el apoyo al equipo para conseguir las metas, que harán que se tengan unos horarios dignos.

Santiago Domínguez

Doctorando en Tecnología Educativa en Educación. Graduado en Educación Primaria con alma de periodista deportivo. Apasionado del fútbol y del RCDE a partes iguales.

También te podría gustar...