RC Celta de Vigo 0 – 1 Real Betis: El Betis aprovecha la resaca del Celta

Estaba el Celta como a otra cosa en una tarde primorosa (más de verano que de primavera) en Vigo. Los celestes, acostumbrados de nuevo a noches mágicas en Europa, parecían estar curándose de una resaca propiciada por una fiesta legendaria y pensando en el próximo gran evento: un enfrentamiento histórico y con muy buena pinta ante el todopoderoso Manchester United.

Si el domingo era de terrazas y relajación para el Celta, para el Betis fue sinónimo de levantarse temprano y concentrarse para participar en una carrera popular. Mucho más entonados los de Víctor Sánchez del Amo en la primera parte. Solo la falta de puntería les privó de batir a Sergio. No pudo hacerlo Joaquín ni tampoco Álex Alegría en los diez minutos iniciales. El portero de Catoira se interpuso en ambas ocasiones. Ceballos también contó con la suya. El resultado fue agua. No había premio para un Betis que mostró en Vigo una de las mejores versiones que se le han visto en la presente temporada.

Lo más positivo para el Celta al descanso era el marcador de empate a cero. Y eso que Bongonda, agasajado por un mal pase de Mandi, contó con una oportunidad inmejorable en un mano a mano con Adán. El meta del Betis salvó la opción más clara de un Celta perdido en el cambio de sistema propuesto por su entrenador. Reconoció Berizzo en la rueda de prensa posterior al choque que los suyos no se habían adaptado al dibujo con dos delanteros. Bongonda y Guidetti eran las referencias, con Jozabed por detrás y un centro del campo en el que Pape Cheikh actuó como sombra de Ceballos. Berizzo optó por un férreo marcaje individual para anular al mejor hombre del Betis.

En esa batalla táctica, Víctor salió ganador. El Celta dejó más espacios atrás en la segunda mitad y las ofensivas de Durmisi (un jugador que pudo vestir de celeste si Miguel Torrecilla no se hubiese mudado de Vigo a Sevilla) por banda izquierda amenazaban. Un disparo del carrilero danés que se marchó fuera por poco fue el aperitivo del único gol del partido. Centró el citado Durmisi y su preciso envío lo cabeceó Brasanac para superar a Sergio.

Reaccionó Berizzo, que comenzó a mover sus piezas para ir a por el empate. Entró Jonny, uno de los titulares que descansaban en el banquillo, por el lesionado Planas y también Beauvue por Guidetti. La última sustitución del Celta supuso la entrada de Wass por un Pape Cheikh cansado de perseguir a Ceballos. Los gallegos se hicieron con la pelota e incrementaron su posesión en campo contrario, pero el Betis no pasó excesivos apuros.

La superpoblada defensa verdiblanca cerró las fronteras al área de Adán y los cambios de Víctor en los últimos diez minutos le permitieron gozar de cierta llegada. Solo Wass se acercó a la igualada. Ya en el tiempo de descuento el danés chutó desde fuera del área y el esférico rozó el palo de la portería visitante. Habría sido un ibuprofeno magnífico en una tarde que empezó feliz por las grandes experiencias vividas y terminó con los puntos viajando en chárter a Heliópolis. Balaidos significó para el Betis sumar dos triunfos consecutivos por primera vez esta campaña.

Ficha técnica:

RC Celta de Vigo: Sergio; Álvaro Lemos, Roncaglia, Sergi Gómez, Planas (Jonny, m.63); Pape Cheikh (Wass, m.71), Radoja, Marcelo Díaz, Jozabed; Bongonda y Guidetti (Beauvue, m.59).

Real Betis: Adán; Rafa Navarro, Bruno, Mandi, Tosca, Durmisi; Brasanac (Cejudo, m.89), Rubén Pardo (Petros, m.87), Ceballos; Joaquín (Rubén Castro, m.82) y Álex Alegría.

Goles: 0-1, m.54: Brasanac.

Árbitro: De Burgos Bengoetxea (Colegio Vasco). Amonestó a los locales Planas, Wass y Marcelo Díaz y a los visitantes Durmisi, Bruno, Ceballos, Rafa Navarro y Cejudo.

Miguel Piñeiro

Adicto al fútbol en sus tres estados: verlo, jugarlo y contarlo. Deporte y periodismo, mezclados pero no agitados.

También te podría gustar...