RC Celta de Vigo 0 – 0 Villarreal CF: El Celta se estrella ante el muro amarillo

A pesar del esfuerzo del Celta de Vigo por atar la victoria en Balaídos, el Villarreal se mantuvo firme, solvente y seguro atrás como viene haciendo durante toda la temporada. El fútbol alegre y el descaro de los hombres de Berizzo fueron contrarrestados por la solidez de la línea defensiva planteada por Marcelino, que parece haber dado con la clave de la competitividad en su tercera campaña como técnico del conjunto castellonense en primera división.

Los amarillos, muy a la inglesa, vencen en casa y empatan a domicilio, una fórmula perfecta cuyo resultado parece ser la Champions League. Con las tablas de ayer, suman cuatro igualadas lejos de El Madrigal, tres de ellos con empates a cero, hecho que evidencia la solidez de la zaga amarilla.

El Celta, por su parte, tenía una magnífica oportunidad de cogerse de nuevo a la Champions League, teniendo el gol average a favor por el triunfo ante el Submarino Amarillo en el encuentro de ida. Los celestes, con una victoria, se ponían a ocho del Villarreal. No obstante, cualquier otro resultado les “condenaba”a luchar por la UEFA Europa League. Por tanto, desde el pitido inicial, los de Berizzo buscaron el esférico y tener presencia en campo rival. El técnico argentino dispuso de toda la artillería arriba: Nolito, Aspas, Orellana y Guidetti, que sus buenas actuaciones le han valido para hacerse con un hueco en el equipo de Vigo.

El Villarreal, con Marcelino mirando al calendario, optó por efectuar rotaciones como ya hiciera en el enfrentamiento del pasado domingo ante el Levante. Ni Bruno ni Roberto Soldado, que junto a las lesiones de Jona, Costa, Samu y Musacchio mermaban el potencial del cuadro castellonense. Aunque si por algo se ha caracterizado el Villarreal durante este curso, es por no perder sus principales señas de identidad salga quien salga al césped.

La primera mitad tuvo a los locales como claros dominadores del encuentro. Los hombres de arriba del Celta arremetieron constantemente contra la retaguardia amarilla, que acabó por desquiciar a los jugones celestes al término de los cuarenta y cinco minutos. Por su parte, el Villarreal marró dos oportunidades en los pies, ambas, de Bakambu. Los amarillos, a pesar de no entrar demasiado en contacto con el cuero se sentían cómodos. El encuentro iba por los fueros de lo planteado por Marcelino García Toral.

Los primeros minutos de la segunda mitad, para sorpresa de los espectadores, fueron diametralmente opuestos al primer tiempo. El Villarreal se desperezó y entró a campo contrario para poner en apuros a los locales y tener más posesión de balón. El dominio de los castellonenses fue momentáneo, duró un cuarto de hora. Después, el Celta retomó el protagonismo y encerró en su campo a un Villarreal que, salvaguardado por Alphonse Areola, buscaba un contragolpe para asestarle un zarpazo a su rival. Este no llegó. En enfrentamiento murió con el Celta, desesperado, buscando el área rival, consciente de que apuraba sus últimas opciones de asaltar la cuarta plaza.

Ficha técnica:

RC Celta de Vigo: Sergio, Hugo Mallo, Cabral, Sergi Gómez, Jonny; Wass, Marcelo Díaz, Aspas, Nolito (Radoja, 87’); Orellana y Guidetti (Bongonda, 69’).

Villarreal CF: Areola; Mario, Bailly, Víctor Ruiz, Rukavina; Pina, Trigueros (Bruno, 74’), Denis Suárez, Nahuel (Adrián López, 64’); Baptistao (Castillejo, 63’) y Bakambu.

Árbitro: Santiago Jaime Latre (Comité Aragonés). Amonestó a Marcelo Díaz (50’) y Cabral (72’) por parte del Celta de Vigo y a Nahuel (53’), Denis Suárez (71’), Bailly (72’), Mario (76’) y Rukavina (85’) por parte del Villarreal.

 

Javier Ayuso

Periodismo en UJI. información y Opinión. Aficionado del Villarreal CF. 1995.

También te podría gustar...