RC Celta 2 – 2 FC Barcelona: La exhibición de Aspas no basta para acercarse a Europa

Foto vía RC Celta.

Empate entre Celta y Barcelona en un partido muy intenso y de gran despliegue en el que los olívicos, por ocasiones y empuje, merecieron mejor suerte. Aspas fue el héroe de la noche, con una actuación antológica y marcando el tanto del empate, con ayuda de su brazo. Los de Unzué se alejan de la sexta plaza, aunque mantienen la séptima a 4.

Balaídos recibía esta noche a uno de esos equipos ante los que la entrada siempre depara espectáculo, mezclado con una dosis de heroicidad y de coraje. Son noches que nos recuerdan a fútbol añejo, a cuando los conjuntos duopolistas sufrían en territorio enemigo. Son noches en las que los millones de las plantillas se igualan con una mezcla de honor y defensa a un escudo. Son noches en las que surgen los héroes, o en las que aparecen nuevamente para echarse a los suyos a las espaldas.

Fue la noche de Iago Aspas. El de Moaña, en pleno sprint final hacia el Mundial de Rusia sigue mandando mensajes bien claros a Lopetegui, la posición de 9 tiene un dueño, que no es otro que el Príncipe das Bateas. El moañés está saliéndose literalmente una campaña más y sumó su vigésima diana en el campeonato. Un gol que no debió subir al marcador, aunque acabó haciéndolo, premiando, no de la forma más correcta, el trabajo del futbolista gallego y el de su equipo, que merecieron más en la noche de hoy.

Fue encuentro de grandes variaciones en los esquemas tácticos. Valverde apostó por una rotación casi total dejando en la caseta a sus hombres con más minutos y Unzué apostó por Roncaglia de central, Wass en el lateral derecho y con Brais Méndez de volante ofensivo, dando continuidad a un chaval que está creciendo a pasos agigantados.

El duelo fue vibrante, apasionante, lleno de ocasiones y fueron los errores los que decidieron que el balón entrase dos veces en la primera parte en las posterías. El Celta salió como se esperaba, con un planteamiento muy ofensivo y con la intención de presionar muy arriba la salida del Barcelona, para ahogar a su rival en un día en el que faltaban sus referentes para sacar el cuero, pero pese a ello los Denis, Paulinho o André Gomes, no son nombres que se queden atrás.

Denis mandó el primer aviso con un disparo cruzado que se marchó desviado de la meta de Sergio. El Celta dio la réplica cuatro minutos después. Aspas recibe, y mete un balón entre dos zagueros para que Maxi Gómez remate y Ter Stegen evite el primero de los olívicos. La ocasión espoleó a los gallegos que comenzaron a tener la posesión y a maniatar a un Barça que tendría otra de peligro en una jugada en la que Paulinho se quedaba solo, pero Jonny metía el pie para enviar a córner, cuando el brasileño ya había disparado.

El Celta dio la réplica con una contra de manual guiada por Aspas y combinada a la perfección con Pione. El de Moaña asistía a Brais Méndez, que aparecía por la otra banda y su rosca se marchaba rozando la meta de Ter Stegen. El Celta era un vendaval y prueba de ello era que las ocasiones se sucedían. Aspas probó desde lejos. Maxi pudo sorprender con un balón filtrado, pero Mina se cruzó con Stegen a media salida.

El meta blaugrana volvió a sacarse un paradón antológico a un remate de Brais Méndez que buscaba la escuadra. Los locales perdonaban y eso se acaba pagando ante un equipo ante el que no se pueden cometer errores. Y el error llegó en un pase de Jonny desde el lateral al centro de la medular, regalando la posesión al rival que montaba la contra. Coutinho asistía a Alcácer y este de primeras la ponía para la llegada de Dembelé, quién enganchaba una volea imparable para Sergio, cruzando el cuero en una diagonal perfecta.

Podría pensarse que el duelo estaba acabado, pero tras un pequeño letargo de minutos, los olívicos espabilaron y en una de esas jugadas lograron el empate justo antes del descanso. Jonny enmendaba su error robando la cartera a André Gomes y asistía a Maxi en banda, mientras tiraba el desmarque, el uruguayo rompía a su par y la ponía al centro para que el lateral metiese el pie y empatase el encuentro.

La segunda mitad empezó muy abierta. El partido estaba para cualquiera, los gallegos habían llegado más, habían perdonado y sin embargo habían sido capaces de rehacerse y empatar. La apuesta de Unzué estaba saliendo, con Wass desbordando con sus subidas como carrilero y Pione haciendo lo propio y con un Lobotka incansable en la medular y Roncaglia peleando hasta el final cada disputa, impidiendo el peligro, secunda muy bien por sus 2 compañeros.

Jozabed tuvo la primera, del segundo acto, con un nuevo disparo que detuvo Ter Stegen y Brais Méndez también probó desde fuera del área. Valverde realizó un doble cambio y dio entrada a Messi y Sergi Roberto. Los azulgranas no estaban llegando con peligro, pero se encontraron nuevamente con el tanto en una jugada que tuvo su origen en el extremo, con combinación de Dembelé y Semedo y centro de este último. Paulinho se anticipaba a Sergio y Alcácer con el ablón sobre la línea tocaba para asegurar.

El tanto fue un duro golpe para el Celta, que siguió creyendo. Aspas siguió a lo suyo, dando un recital de controles, conducción, regates, asistir, ver el desmarque y provocar faltas del rival. En una de esas faltas, le forzó la roja a Sergi Roberto, que lo agarraba cuando encaraba solo a Ter Stegen en ocasión manifiesta de gol. El de Moaña se encargó de la falta, que superó la barrera, pero se marchó rozando el larguero.

Unzué dio entrada a Emre Mor por un Sisto desfondado y el turco se encargó de fábricar la asistencia del empate. Centro desde la banda que toca que desvía el cancerbero contra el pecho de Aspas y este se ayuda con el brazo para colocar el cuero en el interior de la red. Quedaban pocos minutos, pero los vigueses lo intentaron hasta el final. Boyé tuvo el de la victoria tras una obra maestra de Aspas, pero el delantero no acertó en su remate.

Con este empate, el Villarreal se aleja 2 puntos más en la clasificiación, pero se mantiene la distancia de 4 puntos con el Sevilla, Los gallegos eso sí, siguen desperdiciando sus opciones de acercarse a puestos europeos, pero no se alejan tampoco. Buena imagen tras la debacle del sábado en Leganés.

Ficha Técnica

RC Celta: Sergio Álvarez; Waas, Sergi Gómez, Roncaglia, Jonny; Brais Méndez (Boyé, m. 83), Lobotka, Jozabed (Radoja, m. 73); Iago Aspas, Maxi Gómez y Pione Sisto (Emre Mor, m. 79).

FC Barcelona: Ter Stegen; Semedo, Yerry Mina, Vermaelen, Digne; Paulinho, André Gomes (Sergi Roberto, m. 60), Coutinho (Messi, m. 60); Dembélé (Aleix Vidal, m. 77), Denis Suárez y Paco Alcácer.

Goles: 0-1, Dembélé (m. 36).  1-1,, Jonny (m. 45). 1-2, Paco Alcácer (m. 64). 2-2, Iago Aspas (m. 82).

Árbitro:  David José Fernández Borbalán (andaluz). Mostró tarjetas amarillas a Iago Aspas (m. 56), Waas (m. 78) y a Jonny (m. 88). Expulsó a Sergi Roberto (m. 71).

Incidencias: Partido correspondiente a la 33ª jornada de Primera División disputado en el estadio de Balaídos ante unos 21.000 espectadores.

 

También te podría gustar...