RC Celta 0 – 0 Deportivo Alavés: Mendizorroza dictará sentencia y finalista

Celta y Alavés empatan en un igualado encuentro, en el que los gallegos gozaron de mejores oportunidades y llevaron la iniciativa, pero se encontraron a un equipo muy bien plantado y que también dispuso de las suyas. Igualdad, emoción y miedo a recibir. El 0-0 lo deja todo abierto para la vuelta. Aspas no pudo con Pacheco.

La Copa es una competición obsoleta, pero que llegados a este punto, a todos les importa, todos quieren disputarla y todos sueñan con la final. Celta y Alavés, dos equipos unidos por el destino y que hace 16 años que no disputaban una final, se veían las caras en semifinales y lo hacían en una eliminatoria abierta. El encuentro de ida estuvo igualado desde el inicio, aunque los locales llevaron la iniciativa, pero los visitantes dieron lo mejor de sí y también metieron el miedo en el cuerpo a la parroquia local.

Los de Berizzo arrancaron con iniciativa, sabedores de la importancia de llevar los compases ante los suyos y ante un rival muy incómodo. Pellegrino apostó por su tradicional filosofía de ser expeditivos en defensa, agobiar en la presión desde la medular y multiplicarse en las ayudas con los hombres peligrosos del rival. El respeto y el miedo fueron una constante a lo largo de todo el encuentro, no en vano, un tanto podría haber cambiado el devenir del mismo y resultar definitivo.

La primera del partido la tuvo el Celta tras un centro de Radoja por banda, pero ni Bongonda, ni Aspas, acertaron a rematar. Los vitorianos lo intentaban por la banda de Theo Hernández, un auténtico puñal y que generaba mucho peligro. Cabral, que acabó lesionado, fue de lo más destacado en defensa, desbaratando las opciones visitantes. Le costaba al Celta chutar y el marcador no se movía. Manu García dispondría de la más clara de la primera mitad, tras un gran pase de Camarasa, pero Sergio Álvarez evitó el tanto con una gran parada.

Tras el pase por túnel de vestuarios, los dos equipos volvieron a buscar su fútbol. Los locales a intentar ver portería y los visitantes a buscar peligro en las contras. El Celta fue muy superior en la segunda mitad y gozaron de numerosas ocasiones. Pacheco y la fortuna se aliaron con un Alavés que logró aguantar el empuje olívico, intensificado con el transcurso de los minutos. Los vitorianos gozaron de la primera oportunidad del segundo acto, pero entre Sergio y Cabral salvaron los muebles.

Los minutos pasaban y Aspas se echó el equipo a las espaldas. El delantero de Moaña se erigió como la figura ofensiva y dispuso de numerosas ocasiones de gol. La primera, tras un gran pase de Wass, que lo dejaba solo para anotar, pero Pacheco hizo acta de presencia y evitó el tanto. Poco después, estrellaría el esférico en el larguero y lo intentaría en una jugada individual que a punto estuvo de significar el 1-0. Hasta de chilena lo intentó Aspas, pero no logró ver portería.

Los últimos 20 minutos fueron un monólogo interrumpido por algunas contras de Hernández o por el peligro generado por Manu. Sin embargo, era el Celta el que desperdiciaba ocasiones, topándose otra vez con el palo y con un Pacheco salvador, que libró a los suyos de un resultado adverso.

El empate sin goles, deja todo abierto para el encuentro de vuelta. Mendizorroza dictará sentencia y el Alavés deberá asumir el peso del encuentro, aunque está por ver si será capaz de imponerse a un Celta capaz de todo.

Ficha Técnica

RC Celta: Sergio; Hugo Mallo, Cabral (Sergi Gómez, min.80), Roncaglia, Jonny; Marcelo Díaz, Radoja, Pablo Hdez, Wass (Guidetti, min.77); Bongonda (Sisto, min.69) y Iago Aspas.

Deportivo Alavés: Pacheco; Femenía, Laguardia, Feddal, Theo Hernández; Llorente, Camarasa (Romero, min.84), Manu García; Ibai (Vigaray, min.75), Deyverson y Toquero (Edgar, min.63)

Árbitro: González González (C.Castellano-leonés). Amonestó a Bongonda (min.33) en el Celta de Vigo y a Camarasa (min.66) y Llorente (min.60) en el Alavés.

Estadio: Balaídos. 18.989 espectadores.

También te podría gustar...