Fichajes de futuro, la apuesta del RC Celta

El Celta continúa reinventándose temporada a temporada y ha pasado de ser un club que apenas invertía en los mercados de fichajes, a realizar inversiones importantes con vistas al futuro y presente de la entidad. Inversiones, que en parte, vienen propiciadas por el saneamiento de las cuentas y por un férreo control económico llevado a cabo desde los años de desierto por Segunda División. En este último mercado, a excepción de Jozabed Sánchez, han llegado 3 futbolistas menores de 23 años, más la promoción de Iván Villar.

La filosofía celeste estuvo marcada por épocas austeras, en las que se apostó por el modelo de cantera y en la que florecieron varias generaciones de futbolistas que participaron activamente en el primer equipo y que además, generaron importantes ingresos económicos a la entidad. Eran tiempos de una crisis agudizada, de falta de recursos y de años deambulando por la Segunda División en busca de un futuro mejor. La apuesta salió bien, se formaron futbolistas, se salió de la crisis económica, se sanearon cuentas y se logró el ansiado ascenso y la consolidación.

Maxi Gómez, a sus 20 años, se ha convertido en una de las revelaciones del inicio de temporada con 3 goles en 2 partidos. Foto vía RC Celta.

Maxi Gómez, a sus 20 años, se ha convertido en una de las revelaciones del inicio de temporada con 3 goles en 2 partidos. Foto vía RC Celta.

En Primera llegarían los años de inversión en futbolistas contrastados o que empezaban a despuntar, a pesar de no ser precisamente jóvenes. Llegaban también las incorporaciones de futbolistas en edades tempranas y con futuro por delante, aunque por aquel entonces eran los que menos. Ha sido en las últimas 2-3 temporadas, cuando se ha apostado de lleno por este modelo. Jóvenes con futuro llegados de diferentes puntos de Europa.

Los jóvenes fichajes

Algunas de estas incorporaciones han salido a pedir de boca, otras no han terminado de prosperar y en el caso de los últimos en llegar, tocará despejar las incógnitas. Estos son algunos de esos futbolistas.

Nemanja Radoja: Llegó a Vigo allá por la temporada 14/15 de la mano de Eduardo Berizzo, que recalaba entonces en el banquillo de Balaídos. Con 21 años, venía procedente de la Vojvodina y tras realizar grandes actuaciones con la sub.21 de Serbia. Desde entonces ha disputado 119 partidos con el club, anotando 1 gol y repartiendo 4 asistencias. Un seguro en el doble pivote.

Theo Bongonda: El belga recaló en Vigo en el verano de 2014 con tan solo 19 años, procedente del Zulte Waregem, al que los olívicos pagaron unos 1,3 millones de euros por hacerse con sus servicios. El extremo contó con oportunidades y gozó de minutos. 77 partidos, 5 goles y 9 asistencias fueron su bagaje con la elástica celeste. Salió cedido con opción de compra al Trabzonspor este mismo verano. No acabó de convecer a pesar de todo.

Dejan Drazic: Uno de los futbolistas que menos ha contado en las plantillas y que actualmente milita en el filial. Llegó en el verano de 2015 del OFK Beograd y con solo 19 años apuntaba a ser una de las perlas del fútbol serbio. Nada más lejos de la realidad, no contó con ocasiones, salió cedido al Real Valladolid y tampoco dispuso de oportunidades. En 2ª B está gozando de minutos. Apenas 10 partidos jugados, 1 gol anotado y 1 asistencia. La peor inversión de futuro realizada por el club.

Pione Sisto: El extremo danés, de origen ugandés, ha sido uno de los futbolistas que mejor han rendido. Llegó la pasada campaña procedente del Midtjylland danés con 21 años, a cambio de 6 millones de euros. Ha disputado 51 partidos, anotado 6 goles y repartido 4 asistencias. Es uno de los fijos en las alineaciones titulares y se ha ganado el cariño de Balaídos.

José Naranjo: Otro de los futbolistas que no gozó de oportunidades. Llegó la campaña pasada desde el Gimnàstic de Tarragona. A sus 21 años y tras desembolsar 1 millón de euros, se esperaban grandes cosas de él. No contaba para Berizzo y terminó marchándose en el mercado invernal al KRC Genk, que pagó por él 1,8 millones de euros, dejando una ganancia de 800.000 euros en caja. 3 encuentros disputó con la elástica del RC Celta.

Andrew Hjulsager: Otro fichaje procedente de Dinamarca y que recaló en Vigo la pasada campaña en el mercado invernal. Mediocentro ofensivo por el que el Celta pagó 1,2 millones de euros al Brøndby IF. 8 partidos disputados y 1 tanto anotado, se espera que se gane un puesto esta campaña y la presencia en el césped, tras una buena pretemporada.

Maximiliano Gómez: Delantero uruguayo que ha llegado en este mercado procedente de Defensor. A sus 20 años, suma ya 3 goles en 2 encuentros disputados y está llamado a ser uno de los referentes de la delantera del Celta y de la selección de Uruguay. Una apuesta de 4 millones de euros que hasta el momento ha salido a pedir de boca y del que se espera mucho más.

Stanislav Lobotka: Otra de las incorporaciones del verano y otro de los futbolistas que apuntan muchas maneras. El eslovaco recaló en Vigo procedente del FC Nordsjælland a cambio de 5 millones de euros. Ha participado en los dos encuentros ligueros de esta campaña, pero saliendo desde el banquillo. Su última actuación con su selección en Wembley en la que anotó y dio un recital de juego, invitan al optimismo. Es el más mayor de los tres jóvenes fichajes con 22 años.

Emre Mor: El fichaje del verano y el segundo más caro de la historia por detrás de Catanha. Nacido en Dinamarca, pero con nacionalidad turca, llega procedente del Borussia Dortmund al que el Celta abonó 13 millones de euros. Ha sido internacional con Turquía y aunque en tierras alemanas no consiguió despuntar debido a la competitividad del equipo, se espera grandes cosas de él. En Vigo dispondrá de una oportunidad de oro a sus 20 años.

La cantera sigue contando

Pero si de algo puede presumir el Celta es de su cantera. Futbolistas como Jonny, Sergio Álvarez, Rubén Blanco, Hugo Mallo o Iago Aspas, referentes de la primera plantilla crecieron a la sombra de A Madroa. También lo hicieron otros como Jota Peleteiro, Santi Mina, Yoel o Pape Cheikh y que han dejado unos 23,5 millones de euros en ingresos, a los que habría que sumar los 10,8 que abonó el Liverpool por Aspas en su día.

La cantera siempre ha sido una de las apuestas del RC Celta a lo largo de los años. En la imagen varios miembros de la primera plantilla actual con futbolistas importante por aquel entonces y canteranos también. Foto vía Moiceleste.

La cantera siempre ha sido una de las apuestas del RC Celta a lo largo de los años. En la imagen varios miembros de la primera plantilla actual con futbolistas importante por aquel entonces y canteranos también. Foto vía Moiceleste.

Con 5 canteranos en la primera plantilla. Esta temporada se suma otro cancerbero, Iván Villar, que formará parte de la primera plantilla. Al contar con tan solo 20 fichas del primer equipo, los ojos de Unzué miran al filial en el que futbolistas como Brais Méndez o Diego Pampín apuntana futuribles y ya realizaron la pretemporada con la primera plantilla.

El techo de gasto disparado debido al buen rendimiento

El Celta había presumido siempre de ser uno de los clubes que más ingresaba y menos gastaba de LosOtros 18. Hacía casi una década que la balanza entre ingresos y gastos en fichajes no era tan negativa. Esta temporada, concretamente los gastos han superado a los ingresos en unos 12 millones de euros. Las 2 temporadas anteriores habían sido de beneficios y tan solo en el primer año de Berizzo al mando, se había gastado más de lo que se había ingresado, concretamente 2,3 millones de euros.

Esto se debe principalmente al buen hacer económico de años anteriores, a un aumento, aunque paupérrimo, de los derechos de televisión (de ser un reparto justo hablaríamos de opción de gastos más importantes) y a la actuación del equipo en la Europa League, en la que alcanzó las semifinales, con todo el dinero que ello repercutió tanto por avanzar rondas como por derechos de televisión europeos, al ser el único equipo español presente en las últimas rondas.

Con estas cifras y con jóvenes valores llamando a la puerta, el Celta piensa en un futuro prometedor y en regresar a competiciones europeas en la mayor brevedad posible. El único hándicap podría ser la escasez de fondo de armario, aunque la disputa de 2 competiciones no lastrará tanto físicamente como la pasada campaña.

También te podría gustar...