Celta – Valladolid: Un año después

El Valladolid llega hoy a Balaídos en una situación similar a la que el Celta llegaba a Pucela la temporada pasada a falta de dos jornadas. La diferencia es que ni el Celta está todavía matemáticamente salvado ni los blanquivioletas tan defenestrados.Sí se percibe en Vigo, no obstante, un escepticismo de cara al descenso equiparable con el del año pasado hacia la salvación, pero este recuerdo es suficiente como para saber que los finales de Liga no son el momento más apropiado para dar nada por hecho.

Además, las victorias de gran parte de los equipos de la zona baja de la tabla hacen que la situación sea si cabe un tanto más acuciante para el Pucela y menos relajada para los vigueses, con lo que los dos equipos saldrán esta noche con todo, con la enfermería vacía y sin jugadores sancionados por tarjetas.Solo en el Celta inquieta el estado de Augusto, ya que la más que posible baja de Welliton por un problema en el tendón rotuliano no parece alterar los planes de Luis Enrique. El Valladolid, por su parte, sí confirmó la inesperada recuperación de Víctor Pérez y las ausencias, por decisión técnica, de Heinz, Sastre, Baraja y Rama.

Una victoria colocaría al Celta en mitad de tabla y certificaría la permanencia matemática; para el Valladolid, aún a falta de disputar el partido aplazado contra el Real Madrid, los tres puntos supondrían igualar al Getafe, que marca la permanencia por encima del Almería.

También te podría gustar...