Celta 4 – 1 Valladolid: Goleada para festejar la permanencia

Dos minutos duró el Pucela en Balaídos. Nolito y Charles, acompañados de un gran Orellana, apuntillaron a un conjunto de Juan Ignacio que navegó por Vigo de forma indolente. Fiesta en Vigo tras certificar la permanencia. Los de Luis Enrique llegan a los 43 puntos, tras una segunda vuelta espectacular. Al Valladolid le faltan cuatro finales sin fallo o estarán la temporada próxima en Segunda.

Con permiso de los 17 días sin competir que llevaban los pucelanos, el Celta fue un ciclón imparable para la defensa blanquivioleta. Si que empezó mejor el Valladolid que en otros compromisos foráneos, pero se convirtió en un espejismo. Séptima vez en la temporada que los violetas reciben cuatro o más goles fuera de casa. Luis Enrique alineó un centro del campo inusual por circunstancias, pero Madinda y Krohn-Dehli respondieron a la perfección. Gran entendimiento de la medular con las flechas olívicas.

Y es que Nolito y Orellana volvieron locos a los laterales rivales, pero la peor actuación del partido se la llevó la pareja de centrales pucelana. Rueda y Mitrovic tuvieron una aciaga noche. Charles, y más retrasado Rafinha, hicieron lo que quisieron con la defensa castellana. La viguesa estuvo a la altura de la importancia de la cita. El Celta sabía de la importancia de ganar, cosa que la expedición visitante no lo tenía tan claro, a pesar de tener la soga al cuello.

Primero avisó Charles y después Nolito. Ambos disparos se fueron al mismo palo izquierdo del portero Jaime, el mejor jugador violeta del encuentro. Salir a especular, o lo que ha hecho el Pucela toda la temporada, a empatar, contra el Celta no vale. La calidad abunda en el ataque y a la tercera, fue la vencida. Gol de Nolito en una contra tras la única ocasión clara del Valladolid en la primera parte. Los celestes imprimieron un ritmo muy alto y la presión hizo el efecto deseado. Un minuto después, Charles refrendaba lo visto el el césped de Balaídos y ponía el 2-0. Mención especial para Orellana, que participó activamente en los dos goles de su equipo antes el descanso.

Antes de todo esto, Aurtenetxe tuvo que entrar por Hugo Mallo, lesionado en un hombro. Luis Enrique retocó la defensa. El zaguero vasco iría al lateral izquierdo y Johnny pasaría a la derecha. En el bando rival, también hubo malas noticias previas a los dos goles encajados. El indiscutible Álvaro Rubio veía cartulina amarilla y no disputará el trascendental partido del sábado ante el Espanyol en el Zorrilla.

El vendaval gallego acabó con hasta 10 disparos en cuarenta y cinco minutos y casi tres puntos asegurados. Si no lo estaban, Nolito se encargó de certificarlos tras las reanudación. La victoria y la permanencia. Segundo gol del partido para él, tercer encuentro consecutivo mojando, noveno de la segunda vuelta y duodécimo de la temporada en Liga. Todo un jugadorazo de un equipo de nivel en Primera. Exactamente, lo que le falta al Valladolid, por ejemplo, aquello que le daba la campaña pasada Ebert o el ausente Óscar.

Poco después del reconocimiento a Nolito, Mitrovic hacía en propia puerta el cuarto gol vigués. Poco más que contar de los noventa minutos. Un gol de Manucho, cambios de jugadores y varias tarjetas más para los visitantes. Teixeira cuajó una notable actuación, además de certificar que es uno de los colegiados que más amonesta de la Liga.  Rafinha se unió a la jarana y la afición celeste pidió que renovara la cesión del Barça. Con el posible levantamiento de la sanción para los culés, la posibilidad de volver a ver al pequeño de los Alcantara en Vigo aumenta. Y si lo hace, sabrá que volverá a ser una pieza clave en el esquema de Luis Enrique, si es que el entrenador no vuelve al Camp Nou.

Hablando de tiempos mejores para los pucelanos, como contaba el compañero Brais Suárez en la previa, la temporada anterior, el Celta se presentó en el José Zorrilla en una situación más extrema que la que actualmente atraviesa el Valladolid, supo competir al nivel de exigencia adecuado para la importancia de la cita. Justo el carácter que no ha sabido imprimir Juan Ignacio a una plantilla amplia pero limitada. La victoria se antojaba necesaria en la tierra de la Rianxeira, cántico que acabó entonando el animado Balaídos para una noche de lunes a las 22h. Había que poner la guinda a una temporada muy productiva orillas del Atlántico.

La otra cara de la moneda. El Valladolid todavía tiene por delante 12 puntos en juego, un partido más que Getafe y Almería, los que a priori serán sus rivales por evitar acompañar al Betis a Segunda. A pesar de ello, las sensaciones que dejan del choque de hoy no son nada halagüeñas. El Celta, por su parte, jugará frente a Osasuna, Madrid y Valencia afrontando la recta final de liga con la tranquilidad de saber que volverán a ser equipo de Primera.

Ficha técnica:

Celta: Yoel, Johnny, Fontás, Cabral, Mallo (Aurtenetxe min. 20), Madinda, Krohn-Dehli, Rafinha (Augusto Fdez min. 60), Orellana, Nolito y Charles (Mario Bermejo).

Valladolid: Jaime, Peña, Rueda, Mitrovic, Rukavina, Rubio (Víctor Pérez min. 63), Rossi, Bergdich (Jeffren min. 71), Larsson (Manucho min. 45), Guerra y Óscar.

Goles: 1-0 Nolito, 2-0 Charles, 3-0 Nolito, 4-0 Mitrovic en propia puerta, 4-1 Manucho.

Árbitro: José Antonio Teixeira Vitienes. Amonestó al local Rafinha y a los visitantes Rubio, Rueda, Bergdich, Guerra.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 35 de Liga, disputado en el estadio de Balaídos de Vigo. 15.300 espectadores.

Samuel Rodríguez

Plumilla pucelano, concretamente de la noble villa de Olmedo. Director de losotros18.com

También te podría gustar...