Cal y arena en la primera vuelta del Celta

Como una montaña rusa. Así se podría resumir la primera vuelta del Celta de Vigo. El equipo de Berizzo arrancaba una temporada ilusionante con una gran victoria 3-1 frente al Getafe. Continuó con mucha fuerza, convenciendo con un juego muy atractivo y goles, presentando incluso su candidatura a Europa. Nada tiene que ver ese Celta con el que fue derrotado en el Power8 Stadium frente al Espanyol. Un equipo sin espíritu y sin ambición que navega a la deriva. Una vez terminada la primera vuelta, es hora de hacer un breve análisis.

‘Toto’ Berizzo dejó muy claro desde el principio cuál es su idea de juego: presión en campo contrario, recuperación rápida de balón y búsqueda de los extremos, jugando muy profundo y aprovechando las subidas de los laterales. Los números no engañan: el Celta es el 3º equipo que más balones recupera, aunque también ocupa el tercer lugar en cuanto a faltas realizadas. Todo ello, signos de identidad de lo que busca Berizzo. Cuando el equipo no ha podido jugar así ha sufrido por no ser capaz de canalizar el ataque.

Alineación con incógnitas

La gran incógnita que todavía se mantiene en los onces de Berizzo, más allá de las rotaciones, es quién acompañará a Krohn-Dehli en la posición interior. El danés es un fijo en el equipo, pero el ‘Toto’ no ha dado todavía con un centrocampista que haya conseguido continuidad. En esa posición se ha probado a Tucu Hernández, Álex López y Augusto principalmente, y ninguno ha cuajado.

La sorpresa positiva ha sido el acomplamiento de Nemanja Radoja. El serbio de 21 años llegó a pocos días de empezar el campeonato liguero y ha conseguido convencer a Berizzo llevando la batuta del equipo desde un puesto de tanta importancia como la del mediocentro. Es el cuarto jugador de campo con más minutos disputados.

Problemas de cara al gol

El Celta tiene serios problemas para marcar, un hándicap que se ha hecho patente en el último tercio de la primera vuelta. Los vigueses encadenaron nada menos que 725 minutos sin marcar gol, desde el tanto de Larrivey que dio la victoria al Celta en el Camp Nou hasta el de Orellana frente al Valencia en Balaídos. Ello supone un récord histórico para el club, y la cuarta racha de sequía goleadora más prolongada de la historia de Primera División. Sin duda, lejos de tierras viguesas el Celta es donde tiene más problemas de cara a puerta, ya que marca un gol cada 150 minutos. En casa es algo más positiva, marcando cada 68 minutos.

El jugador que más goles ha anotado es Larrivey, con 7 dianas. Es otra de las noticias positivas de la temporada, ya que sus actuaciones han compensado el bajón de Charles respecto a la temporada pasada. Tampoco se puede hablar del ataque celtista sin nombrar a Nolito. El de Sanlúcar ha cuajado partidos a muy alto nivel, que finalmente le han abierto las puertas de la selección absoluta. Además es el 4º jugador de toda la Liga BBVA que más remata a puerta con 55 disparos.

Uno de los temas que debe revisar Berizzo para la segunda vuelta es el balón parado. El Celta es líder absoluto en este ámbito con 138 saques de esquinas, seguido por el Barcelona con 124 y el Real Madrid con 107. Pese a ello, sólo ha marcado dos goles de estrategia. Con la envergadura de hombres como Fontás, Cabral o Larrivey se debe explotar mucho más este ámbito del juego, más cuando al equipo le cuesta tanto marcar de jugada elaborada.

Tendencia negativa

Actualmente, el Celta navega en el 11º puesto con 21 puntos. Ha marcado 18 goles y ha recibido 21. Respecto a los puestos de descenso tiene 5 puntos de ventaja. Hace un año, el equipo que dirigía Luis Enrique era el 15º clasificado con 19 puntos, 23 goles a favor y 31 en contra. Por tanto, en comparación, Berizzo hasta el momento mejora los números de Lucho. El técnico argentino dispone de margen de maniobra y colchón suficiente con los puestos de descenso. La meta, los puestos europeas. Sin embargo, también es cierto que la tendencia negativa está agarrotando al equipo y Berizzo tiene que empezar a enderezar el rumbo. Su crédito no es infinito y empiezan a rondar por Vigo muchas dudas sobre su continuidad.

David Rodríguez

Celtista exiliado en cuerpo, pero no en espíritu. Vivir el partido con el corazón y analizarlo con la cabeza es compatible.

También te podría gustar...