Balaídos: órdago del dueño del Celta

Este mediodía, el máximo mandatario del club vigués ha tensado la cuerda hasta el límite.

En una comparecencia en directo a través de la web oficial del conjunto olívico, Carlos Mouriño confirmaba la noticia que adelantaban algunos medios en el día de ayer: el Celta rompe la negociación con el ayuntamiento sobre el futuro de las instalaciones de Balaídos.

Ante la negativa del alcalde de Vigo a vender el Estadio Municipal al Celta, la directiva se ha fijado ya como objetivo la búsqueda de unos terrenos para erigir un nuevo coliseo en las cercanías a Vigo, ya que desde la alcaldía no se le permitirá construir en toda la ciudad.

Mouriño ha cargado contra el alcalde, ya no sólo por el tema del estadio, sino por otras muchas promesas que, según el mandamás celeste, salieron de la Plaza del Rey, como la cesión de terrenos para la nueva ciudad deportiva, y no fueron cumplidas, siendo el tema que nos trata la gota que ha colmado el vaso.

No han trascendido los detalles de por qué el presidente rechaza la propuesta de concesión del ayuntamiento, pero ha instado a Caballero a dar una rueda de prensa conjunta para explicar los detalles al celtismo y a los vigueses, que carecen de los detalles de la negociación.

Tampoco ha entrado en detalle de por qué, para él, es tan importante tener el campo en propiedad, algo de que tan sólo 7 equipos de Primera disponen (los innombrables, Atlético de Madrid, Sevilla, Betis, Valencia y Espanyol). Clubes como, por poner un ejemplo, la Real Sociedad o el Villarreal, tienen sólidos proyectos deportivos y, de momento, no tienen esa disyuntiva.

Así pues, parece que si nadie lo remedia, los días del Celta en Balaídos parecen contados. La ciudad está muy dividida al respecto, y ahora espera que la otra parte, en este caso el regidor local, se pronuncie sobre este último comunicado del club olívico.

Felipe Pérez

Plumilla en losotros18.com. Seguidor de Celta y Atleti, escritor ocasional.

También te podría gustar...