CA Osasuna 1 – 0 Granada CF: Un error y un destello rompen el duelo de pizarras

vía: laliga.es

Partido vibrante el que se ha vivido en Pamplona. Arrasate y Diego Martínez plantearon un partido difícil de romper, midiendo los esfuerzos de su equipo y provocando la incomodidad del rival en todas las fases del juego. Así, con la importancia de no perder en mente, el cero a cero parecía el destino final del encuentro. Sin embargo, un mal despeje nazarí se encontró con el guante de Rubén García que con un gran disparo batió a Rui Silva para dejar los tres puntos en El Sadar.

Mucho se ha venido hablando durante la semana de la importancia de este encuentro para sendos conjuntos. El mejor visitante frente al mejor local, un técnico ofensivo frente a otro meticuloso, con un rigor táctico obsesivo. Pero sobre todo los bolígrafos y los micrófonos han echado humo hablando de la vuelta de Diego Martínez a Pamplona. Un morbo sano, porque pese a que el técnico no consiguió meter a Osasuna en ascenso, el trabajo del técnico fue indudable.

Por esto, no es de extrañar el hambre con el que los jugadores e hinchas pamplonicas acudían al fortín rojillo. Consecuencia de esta ambición fueron los primeros minutos de descontrol de Osasuna, cuyo ímpetu por querer resolver el encuentro hacía que se precipitaran en las jugadas y que el Granada tuviera las primeras ocasiones del encuentro.

En los primeros minutos Clerc tuvo que despejar un gran centro de córner que se colaba a gol sobre la misma línea. Pero pasados los nervios iniciales los jugadores nazarís dieron un paso atrás, el despliegue local se engrasaba y comenzaba a carburar.

Estos minutos poco duraron también. Las ganas podían a los jugadores rojillos y se enzarzaban en disputas que no podían ganar, esto unido a varias decisiones dudosas del árbitro hizo que Barja, Villar y Torres vieran cartulina amarilla antes de completar el primer tercio del encuentro.

El partido se desmelenó en los últimos diez minutos de la primera parte. El cansancio nublaba la sección táctica de la mente de los jugadores pero daba lustro a la zona creativa. Primero fue Rubén García que remató un centro de Vidal, y después Villar que no pudo controlar un centro con malas intenciones de Torres, pero ambas ocasiones fueron atajadas por Rui Silva. Quizá la más clara la tuvo el Granada. Un gran pase interior de Fede Vico encontró el desmarque al corazón del área de Quini, pero con el balón saliendo de las botas del jugador nazarí Unai García se cruzó para evitar que el balón consiguiera ver puerta.

La última de la primera parte estuvo en las botas de Juan Villar, el delantero recibió de espaldas un balón de Mérida, se giró y con un rápido vistazo vio al cancerbero visitante adelantado, chutó pero Rui Silva llegó con solvencia para despejar a córner.

Mismo guion tras la reanudación

La segunda parte comenzó con una jugada al primer toque de Osasuna. David García rompió dos líneas de presión del Granada para encontrar a Ruben García que tras dos paredes con Torres, el de Arre llegaba con ventaja al borde del área para centrar sobre el desmarque de Villar, pero el centro no encontró al delantero sino que se marchó por línea de fondo.

El Granada tardó en responder. El equipo de Diego Martínez no daba la cara al partido y creaba constantes dudas a los rojillos, pero no conseguía trenzar una jugada de peligro. No obstante, bordeando el minuto diez del segundo tiempo dispuso de una gran ocasión para adelantarse en el marcador. Un córner despejado sin contundencia por la defensa local cayó a los pies de Alberto Martín que pateó el cuero pero este se topó al poco de salir con la pierna de Barja.

Diego movió el banquillo buscando frescura para romper la asfixiante presión rojilla. Pero tampoco Pozo ni Ojeda conseguían salir con ventaja para trenzar una jugada peligrosa sobre la meta de Rubén Martínez.

Arrasate tardó más en mover el banquillo, pero cuando lo hizo sacó a Ibañez y a Iñigo Pérez al mismo tiempo. Aunque los dos cambios no tuvieron un efecto inmediato en un encuentro que comenzaba a tomar un cariz imparable de empate a cero si una genialidad o una debacle no lo evitaba.

Una genialidad que llegó desde el guante izquierdo de Rubén García. Osasuna se mostraba más ambicioso que un Granada más controlador, y fruto de un centro lateral de Clerc, el balón quedó embarullado en la defensa nazarí. Rui Silva  no se entendió con la defensa que decidió despejar, pero ese pelotazo apenas salió del área para toparse con el 14 rojillo, que controló, colocó el esférico para golpearle con facilidad con su bota izquierda y tras una «folha seca» espectacular el balón toco la red ante la mirada atónita de toda la defensa visitante.

Quedaban diez minutos para que el Granada evitara la debacle. Pero los jugadores de Diego Martínez lo intentaban con más corazón que ideas, con más ímpetu que claridad y con balones verticales demasiado fáciles de despejar para la defensa rojilla comandada por un imperial Unai García.

Poco se jugó de los tres de añadido, Nacho Vidal rascó un par de faltas con inteligencia ante la precipitación del Granada, además de un claro fuera de juego de Ramos en una segunda jugada que impidió a su equipo poder acorralar a Osasuna al borde de su área.

Los rojillos vuelven a sumar los tres puntos en su estadio alargando la brillante racha como locales y alcanzan así a Malaga y Granada con 44 puntos y colocándose colíderes de la segunda división. Poco tiempo tiene Osasuna para festejar y disfrutar de este resultado, puesto que el encuentro de la próxima jornada se adelanta al fin de semana y se disputará el viernes. El Granada, por su parte, tendrá que esperar al encuentro contra el Depor de la semana próxima para sumar los tres puntos y reencontrarse con la victoria, pese a ello, se mantienen al frente de la clasificación.

Ficha técnica:

Osasuna: Rubén Martínez; Nacho Vidal, David García, Unai García, Clerc; Roberto Torres, Oier, Fran Mérida (Íñigo Pérez, min. 72), Kike Barja (Rober Ibáñez, min.72); Juan Villar y Rubén García (Luis Perea, min. 88).
Granada: Rui Silva; Víctor Díaz, Germán, Martínez, Quini; Alberto Martín, José Antonio (Rodri, min. 78); Vadillo (Pozo, min. 69), Fede Vico, Antonio Puertas (Dani Ojeda, min. 56,); Adrián Ramos.
Goles: 1-0, (min.78): Rubén García.
Árbitro: Daniel Jesús Trujillo (Comité tinerfeño). Mostró tarjeta amarilla a los locales Kike Barja, Juan Villar, Roberto Torres y Nacho Vidal y a los visitantes Germán y Víctor Díaz.
Incidencias: Partido correspondiente a la vigésimo cuarta jornada de LaLiga1/2/3 disputado en El Sadar ante 15.083 espectadores. El exjugador de Osasuna Patxi Puñal entregó al mediapunta Roberto Torres el premio al mejor jugador del mes de enero

David Soria

Graduado en Historia y con un Máster en Historia del Arte. Gran aficionado del futbol en general y de los otros 18 en particular. "El balón es mi despacho. Me siento en él y veo cómo trabaja el equipo".

También te podría gustar...