Vuelve el derbi: Tres momentos béticos, tres momentos sevillistas

Los derbis sevillanos están llenos de historias, de situaciones únicas. Podría hacerse un libro con crónicas sobre el duelo entre los dos principales equipos de fútbol de la capital andaluza. A Betis y Sevilla les une una rivalidad centenaria que ha dado para mucho y que este sábado seguro escribirá un nuevo capítulo, digno de ser recordado y contado.

En este artículo recopilamos tres momentos inolvidables para los verdiblancos y otros tantos para los sevillistas en los duelos disputados en el siglo XXI en el Benito Villamarín. Siempre en opinión del autor, claro. Se asume el riesgo de olvidarse alguno. En ese caso, que las redes echen humo.

Momentos béticos: de la samba al cabezazo de Nosa

La temporada 2004/2005 fue una de las mejores, o la mejor, de la historia del Betis. Siempre será anhelada en Heliópolis por el título de Copa logrado ante Osasuna en el Vicente Calderón y la clasificación para la Champions. La lucha por jugar la máxima competición continental de clubes estuvo muy reñida. Villarreal y Betis se llevaron el premio, en detrimento de Espanyol y Sevilla, que contaron con opciones hasta la última jornada. Uno de los partidos decisivos fue, precisamente, el derbi sevillano.

En la jornada 35, Joaquín Caparrós y su Sevilla aterrizaban en el Benito Villamarín terceros y con seis puntos de ventaja sobre su eterno rival. El Betis de Lorenzo Serra Ferrer se había atascado, con cinco encuentros sin conocer la victoria. Aquel choque cambió la dinámica. El brasileño Oliveira marcó un tempranero, solitario y definitivo gol. Los verdiblancos acabaron cuartos, superando en dos puntos al conjunto de Nervión, que fue sexto.

Oliveira (izquierda) pelea por un balón con Javi Navarro durante un derbi en Nervión Foto vía abc.es

Oliveira (derecha) pelea por un balón con Javi Navarro durante un derbi en Nervión
Foto vía abc.es

Un año después, el derbi llegó a Heliópolis en una situación bien distinta. Juande Ramos vivía la primera de sus dos exitosas campañas en el Sánchez Pizjuán, mientras que Lorenzo Serra Ferrer intentaba evitar que su proyecto de Champions terminase en Segunda División.

En la jornada 31 se jugó el encuentro. El Sevilla era quinto, el Betis decimotercero. Pese a la teórica superioridad sevillista, el cuadro local, que aun así llegaba sumido en una de sus mejores rachas de la Liga, consiguió imponerse. Otro delantero brasileño, Robert Da Pinho (fichado en invierno del PSV Eindhoven para sustituir al lesionado Oliveira), anotó primero desde los once metros. Más tarde, igualaría Saviola y poco después, Fernando Varela, todavía en el primer tiempo, firmó el 2 – 1 final con un disparo espectacular desde la frontal del área.

Aquel triunfo sigue siendo el último que obtuvo el Betis ante su mayor enemigo delante de su gente. Desde abril de 2006 no pierde el Sevilla en el Benito Villamarín. Sin embargo, puede rescatarse un tercer gran momento bético en un derbi disputado en casa. Sucedió hace dos años, en la segunda vuelta del ejercicio 2012/2013. Pepe Mel y los suyos habían caído de forma estrepitosa (5 – 1) en el Sánchez Pizjuán meses antes.

Nosa Igiebor, rey del Betis por un día Foto vía videosdelbetis.com

Nosa Igiebor, rey del Betis por un día
Foto vía videosdelbetis.com

En el segundo asalto pintaban bastos otra vez para el Betis. El Sevilla de Unai Emery se puso con un doloroso 0 – 3 mediada la primera parte. Dianas de Rakitic por partida doble y Negredo. Los verdiblancos tiraron de casta y acabaron rescatando un punto. Pabón y Rubén Castro, de penalti, redujeron diferencias y el nigeriano Nosa Igiebor, un futbolista muy cuestionado por la afición, llevó el delirio a la grada con un magistral cabezazo muy cerca del minuto noventa. El actual centrocampista del Maccabi de Tel Aviv fue el héroe inesperado del beticismo aquella noche de abril.

Momentos sevillistas: el último derbi del siglo, Marcos Vales y la Europa League

Ya es bien sabido que al Sevilla se le ha venido dando muy bien jugar contra el Betis en el Benito Villamarín. Sus nueve años sin caer en territorio bético confirman este hecho. Esta buena racha comenzó en el último derbi del siglo XX, disputado en Heliópolis (1 – 3).

Joaquín Caparrós, un gran conocedor del derbi Foto vía diario.usal.es

Joaquín Caparrós, un gran conocedor del derbi
Foto vía diario.usal.es

Betis y Sevilla estaban en Segunda, y todo hacía indicar a que pelearían de la mano por recuperar su sitio en la máxima categoría, como así sucedió. En la jornada 13 les tocó enfrentarse. Fernando Vázquez en el banquillo local, Joaquín Caparrós en el visitante. Los verdiblancos se adelantaron gracias a Capi, pero los nervionenses remontaron por medio de Tevenet y un doblete de Nico Olivera. Un duelo muy accidentado, con muchas cartulinas, un lesionado (el mencionado Capi) y dos expulsados (Toni Prats y Pablo Alfaro). Los dos acabaron aquel año ascendiendo.

Ya en Primera, pero dos campañas después, el Sevilla volvería a imponerse en el Villamarín. Esta vez por la mínima. Caparrós se impuso a Víctor Fernández gracias a un único gol del gallego Marcos Vales. La semana previa había sido muy polémica, pues Manuel Ruiz de Lopera se negó a vender entradas para evitar altercados. Sólo los abonados del Betis pudieron acceder al estadio, y vieron perder a su equipo (0 – 1). Sin duda, triunfo especial para los sevillistas.

Como especial, y más reciente, fue la victoria lograda en la Europa League. El único enfrentamiento continental entre los dos clubes hispalenses comenzó de maravilla para el Betis y acabó con sonrisa del Sevilla. El Benito Villamarín acogió la vuelta. Gabriel Calderón y los suyos, colistas y con enormes dificultades en Liga, habían realizado un encuentro muy completo en la ida. Su ventaja de 0 – 2, con tantos de Leo Baptistao y Salva Sevilla, le hacía tocar los cuartos de final con la yema de los dedos.

Los jugadores del Sevilla celebran un gol al Betis en la Europa League Foto vía nacion.com

Los jugadores del Sevilla celebran un gol al Betis en la Europa League
Foto vía nacion.com

El segundo duelo resultó muy duro. Reyes y Bacca hicieron lo más complicado: igualar el marcador global. El asunto llegó a la prórroga y después a una tanda de penaltis que, como la eliminatoria, empezó bien para el Betis y terminó con fiesta para el Sevilla. Adán detuvo la primera pena máxima a Vitolo, pero los fallos de N´Diaye y Nono, unidos a los aciertos de los pupilos de Unai Emery, posibilitaron la clasificación, y título posterior, para los de Nervión.

Estos han sido los tres momentazos del Betis y del Sevilla en los derbis disputados en las últimas fechas en el Benito Villamarín seleccionados por Los Otros 18. Seguro que tú, bético o sevillista, tienes alguno que aquí hemos obviado. El sábado, otra nueva historia que contar sobre un partido diferente.

Miguel Piñeiro

Adicto al fútbol en sus tres estados: verlo, jugarlo y contarlo. Deporte y periodismo, mezclados pero no agitados.

También te podría gustar...