Vuelve el derbi: Mel y Emery, frente a frente

Este fin de semana, el fútbol español recupera una de sus rivalidades más arraigadas. La capital de Andalucía se va a partir en dos, otra vez. Lo hará por sus dos principales clubes. Betis y Sevilla volverán a medirse en un cara a cara que ya es legendario. El Benito Villamarín será el escenario del reencuentro. Un estadio donde los sevillistas se han acostumbrado a obtener buenos resultados en la última década.

Desde la temporada 2005/2006 no ven los béticos ganar el derbi a su equipo en casa. Por aquel entonces, el Betis de Lorenzo Serra Ferrer se impuso al Sevilla de Juande Ramos por 2 – 1. El brasileño Robert adelantó de penalti a los verdiblancos, Saviola empató y Varela marcó el tanto del triunfo.

Desde aquella noche de marzo de 2006, Heliópolis ha acogido ocho clásicos sevillanos: cuatro veces se impusieron los de Nervión y otras tantas igualaron. Una estadística negativa que el Betis está ansioso por romper. Pepe Mel tampoco sabe lo que es vencer al eterno rival como local. Los dos derbis que ha dirigido en el Benito Villamarín han terminado con reparto de puntos. El balance total de Mel contra el Sevilla es de una victoria, dos empates y dos derrotas en cinco encuentros; con siete goles a favor y catorce en contra.

Saludo entre Emery y Mel antes del Betis 3 - 3 Sevilla Foto vía number1sport.es

Saludo entre Emery y Mel antes del Betis 3 – 3 Sevilla
Foto vía number1sport.es

Los números de Unai Emery en este tipo de choques son mejores. El de Hondarribia se ha medido al Betis como entrenador del Sevilla en cinco ocasiones: ganó en tres, igualó en una y perdió en otra; con once tantos marcados y cinco recibidos. La última vez que ambos técnicos coincidieron en el Benito Villamarín, en abril de 2013, la locura se apoderó del duelo. Rakitic por partida doble y Negredo pusieron en el luminoso un 0 – 3 que parecía incontestable, pero Pabón, Rubén Castro de penalti y Nosa remontaron para llevar el éxtasis a la grada. Un partido de auténtico delirio. De infarto para béticos y sevillistas, precioso para neutrales.

Emery vivía en ese momento sus primeros meses en el banquillo del Sevilla, adonde llegó para sustituir a José Miguel González «Michel». Su homólogo verdiblanco ya era una cara habitual del fútbol de élite hispalense. La campaña anterior, Pepe Mel había sumado otro empate en el derbi del Villamarín. En este caso el marcador fue de 1 – 1, con diana inicial de Beñat y respuesta de Negredo.

El año posterior al 3 – 3, el Sevilla jugó dos veces en tierra hostil. Ya sin Mel en el Betis. Una en Europa League, la otra en Liga. El resultado fue idéntico: 0 – 2. En el primer y único cara a cara continental entre estos dos enemigos deportivos, los de Unai Emery salieron vencedores en la tanda de penaltis, después de que Reyes y Bacca llevaran la eliminatoria de octavos de final de la Europa League a la prórroga. Semanas más tarde, un doblete de Kevin Gameiro dejó muy hundido al Betis dirigido por el argentino Gabriel Calderón.

Imagen de un derbi sevillano en los años 90 Foto vía abc.es

Imagen de un derbi sevillano en los años 90
Foto vía abc.es

Con esos precedentes se presentan al derbi los dos entrenadores. Unai Emery -metódico, estudioso y de fuerte carácter- ha encontrado su sitio en el Sánchez Pizjuán, avalado por sus dos títulos de Europa League. Pepe Mel -conocedor de la casa, curtido y honesto- busca asentar a su equipo en la élite después de sacarlo dos veces de Segunda. Ambos técnicos son longevos en sus cargos. Nadie tiene que decirles lo que significa una jornada como la que viene. Tanto el vasco como el madrileño han empezado la contienda ante los medios. «Somos el Betis y jugamos ante el mayor enemigo», dijo Mel en Gijón. «Nos reta el rival de la ciudad y la gente quiere ganar, más allá de los puntos», comentó Emery tras superar al Logroñés.

El próximo sábado, Pepe Mel tendrá la oportunidad de mejorar sus registros en el enfrentamiento más importante para sus aficionados. Unai Emery tratará de mantener sus buenas cifras en el derbi por antonomasia en España. Después de un año de ausencia, la Sevilla más dual estará presente de nuevo. Superados sus compromisos coperos, Betis y Sevilla ya preparan, sueñan y piensan en el partido.

Miguel Piñeiro

Adicto al fútbol en sus tres estados: verlo, jugarlo y contarlo. Deporte y periodismo, mezclados pero no agitados.

También te podría gustar...