Sevilla FC 3 – 5 Real Betis: Así se viven los derbis

Foto via sevillafc.es

Foto via sevillafc.es

El día de Reyes trajo a la ciudad de Sevilla un derbi. Para algunos al final fue el mejor  regalo posible, para otros un disgusto peor que un saco de carbón.

Los derbis en Sevilla son distintos. Hay que vivir en la ciudad para entender lo que significa allí el fútbol. Para saber cómo se vive que dos equipos de la categoría de Betis y Sevilla compartan el mismo espacio y cómo eso se transmite a la propia vida de las personas. Familias en las que sus miembros están repartidos entre aficionados de uno y otro equipo; parejas que no hablan de fútbol para no tener problemas conyugales; empleados que saben que irán al trabajo a esperar las burlas de sus compañeros cuando no son ellos los burladores.

Esta situación es constante, aumenta en los días previos al derbi y llega a su clímax durante el día de partido para poco a poco ir bajando de decibelios pero sin llegar a desaparecer del todo.

Pero desde hacía varias temporadas las diferencias futbolísticas eran demasiado grandes y el Betis acaba llegando al Pizjuán con bastante complejo de inferioridad que al final acaba pasándole factura. Y aunque este tipo de partidos se juega más con el corazón que con las piernas, a los verdiblancos se les hacía muy cuesta arriba imponerse a los de Nervión.

Este año parecía que las fuerzas estaban algo más igualadas, aunque era obvio que los locales partían con ventaja debido a su mejor plantilla, lo cual quedaba reflejado en la clasificación.

Sin embargo, los derbis son pura pasión. Y de eso fue de lo que tiró Fabián Ruíz para meter el primer gol antes de que se cumpliera el minuto uno de partido. El canterano aprovechó una muy buena presión de León sobre la defensa sevillista para abrir el marcador y dejar mudo momentáneamente al Pizjuán.

Aunque el golpe de efecto fue importante, quedaba mucho partido por delante. El Sevilla se hizo pronto con el mando del partido, con un N’Zonzi  recuperado para la causa en el centro del campo el Betis poco podía controlar. Pero si el francés era importante, más aún lo era Banega, auténtico faro del equipo y sobre el cuál pivotaba todo el fútbol que se veía en el campo. El otro factor diferencial estuvo en “el mudo” Vázquez; jugador intermitente y a veces indolente tuvo su noche durante la hora escasa que estuvo en el terreno de juego, convirtiéndose en una auténtica pesadilla para la defensa bética. El único que podía contrarrestar a los mediocentros del Sevilla era Fabián. Increíble lo del joven canterano que parece un veterano a la hora de parar y retener el balón.

Los verdiblancos sufrían, siendo Feddal una vez más el que sacaba los múltiples balones colgados al área por un activo Jesús Navas. Finalmente sería una falta lateral sacada por Escudero la que remató Ben Yedder con su pierna derecha para volver a empatar en el minuto 12.

A partir de entonces el partido se volvería loco. Feddal remataría de cabeza con potencia un córner para volver a poner a los béticos por delante. Antes del final sería Kjaer el que dejaría el dos a dos en el marcador de nuevo a balón parado, donde el Betis sufría lo indecible.

Durmisi y Sergio León en la segunda parte adelantaron a su equipo. El Sevilla sin Vázquez parecía menos fresco en los minutos finales pero no estaba rendido ni mucho menos, como demostró el 3 – 4 de Lenglet. El Betis en cambio ganó con los cambios, siendo Tello el revulsivo necesario y el que dio el pase del gol a León.

El equipo local tuvo sus opciones, atacaba y atacaba ante un Betis que se encerraba cada vez más en su área. Los nervios estaban a flor de piel y los verdiblancos, que acariciaban una victoria importantísima ante el eterno rival se temía lo peor, sobre todo tras la prolongación de cinco minutos por parte del árbitro.

Era el último minuto precisamente cuando un Sevilla volcado llegó a rematar una falta con el propio Rico en el área. Pero finalmente sería una contra perfectamente llevada por el Betis y rematada por Tello la que pondría el resultado final.

Gran golpe de efecto para los visitantes y mal comienzo para Montella en Liga. Sin duda una noche intensa en Sevilla que algunos querrán recordar y otros preferirán olvidar.

Ficha técnica

Sevilla F.C: Sergio Rico; Corchia, Kjaer, Lenglet, Escudero; Banega, N’Zonzi, F.Vázquez; Jesús Navas, Ben Yedder, Nolito.

Real Betis: Adán; Barragán, Mandi, Feddal, Durmisi; Javi García; Joaquín, Fabián, Guardado, Boudebouz; S. León.

Goles: 0-1, m. 1: Fabián. 1-1,m.12: Ben Yedder. 1-2, m. 21: Feddal. 2-2,m. 39: Kjaer. 2-3, m. 62: Durmisi. 2-4, m. 64: Sergio León. 3-4, m. 66: Lenglet. 3-5, m. 94: Tello.

Árbitro: Gil Manzano (Comité Extremeño). Sacó tarjeta amarilla a los jugadores del Sevilla Banega, Escudero y Lenglet. Por parte del Betis fueron amonestados Adán, Mandi, Feddal, Francis, Tello y Sergio León.

También te podría gustar...