Real Betis 3 – 3 RC Celta: Encuentro galáctico en el Villamarín

Empacho de goles en el coliseo verdiblanco -y más que pudieron caer-, con un buen primer periodo de los de Setién, que se diluyeron en el segundo ante un Celta que creyó en sí mismo y se pudo llevar los 3 puntos.

Gran encuentro el disputado entre sevillanos y vigueses en Heliópolis para cerrar la jornada de domingo. El conjunto local llegaba muy necesitado de victorias al encuentro, y buscando reflotar sus aspiraciones en Liga, ya que su situación en la tabla no es la esperada a principios de temporada para un equipo que está disputando competiciones europeas. No contarían para la batalla ni Barragán, Boudebouz, Inui ni Sergio León.

Por contra, los celtiñas, tras salvar el pescuezo de su técnico la semana pasada con una clara victoria ante el Eibar, llegaban a orillas del Guadalquivir para intentar demostrar que esa victoria no había sido un espejismo y aguantar, una jornada más, al “Turco” Mohamed con vida. Para el envite, el jefe de la manija del centro del campo, Lobotka no iba a poder ayudar al argentino.

Con el pitido inicial, los andaluces salieron a por el encuentro, sabiendo de la endeblez defensiva de los gallegos en las últimas jornadas. El Celta, mientras, aguardaba atrás, y se encomendaba al buen hacer en las contras de los extremos Boufal y Mor, que acompañaban como estiletes a Aspas.

En el minuto 8, Canales remataba de tijera un balón tras un centro exquisito de Júnior que pasaba rozando el larguero de Sergio. En el 30’ la tendría Brais, con un excelente zurdazo que se toparía con las manoplas de un atento Pau.

Quique Setién seguía dando órdenes para tratar de desarbolar la defensa olívica, y los celtiñas iban capeando los ataques verdiblancos a la contra, donde Emre Mor estaba siendo el más activo, disfrutando de dos ocasiones que bien pudieron dar fruto, junto con Brais Méndez.

En el 33’, Juncà medía mal y se tragaba un desmarque de Francis en campo local, tras un saque de meta de Pau López, permitiendo la galopada del carrilero derecho hasta que el esférico llegaba a los pies de Lo Celso el cual, tras una delicatessen con el tacón, servía en bandeja un cuero que besaría las redes de Sergio tras el remate de empeine de Loren.

El coliseo bético se venía abajo, al igual que los brazos de los celestes.

En el 36’, Fran Beltrán se liaba en la frontal, le robaban la cartera entre Loren y Lo Celso, le llegaba el balón a Canales, muy activo durante todo el encuentro, y lo mandaba al palo izquierdo del meta vigués un exquisito disparo que pudo ser el 2:0, pero la providencia no lo quiso así, y el 1:0 campearía en el marcador al descanso, tras el pitido del colegiado.

Debió ser buena la charla en el vestuario que ocupaban los jugadores del “Turco”, pues sus huestes parecían otras tras el refrigerio.

En el primer minuto de la reanudación, el otro turco, Emre Mor, a punto estuvo de batir al meta catalán del Betis, pero éste estuvo listo y desbarató lo que pudo ser el empate.

Pero llegó el min. 56, y otro descalabro de la defensa de cristal del Celta brindaba a Júnior la ocasión de ahondar más en la herida, que no perdonaría. El dos a cero brillaba en los videomarcadores de la noche de Sevilla.

Duro revés para los gallegos, que estaban poniendo de su parte para equilibrar la balanza, pero no estaba siendo su día.

Fue entonces cuando el técnico céltico, sabedor de que su cabeza volvía a merodear la guillotina, optó por dar entrada a Maxi Gómez, que venía de lesión, para tratar de seguir respirando al llegar a Vigo.

Tardó dos minutos el charrúa en aflojar la soga del cuello de su míster, rematando de manera magistral un centro milimétrico de Hjulsager, que había entrado en la reanudación por un gris Boufal. El Celtiña marcaba, había esperanza.

El Betis, que se había visto con el partido casi sentenciado a su favor, se vino moralmente abajo, todo lo contrario que su oponente, que olió la sangre y fue a por más.

Siete minutos después, en el 69, ahora si un atinado Juncà ponía un buen centro a Brais, que controlaba el balón fantásticamente, y clavaba un zurdazo a media altura que dejaba atónito a Pau López y a toda su parroquia: los celestes acababan de igualar en encuentro.

Y lejos de terminar ahí la cosa, habría más chicha todavía. Setién metía a Sanabria y Joaquín en el 79’ para intentar devolver los 3 puntos a donde estaban, pero cinco minutos después, Maxi firmaba su retorno celestial marcando el 2:3 tras rematar a placer otro fantástico centro de Hjulsager que hoy se estaba ganando el puesto.

Nadie daba crédito a los que estaba viendo. Del 2:0 al 2:3.

Pero no acabó ahí la trama. En el 86’, Canales, el mejor del Betis en todo el encuentro, marcaba un golazo de falta directa desde tres cuartos de campo, dejando boquiabiertos a todos los presentes, y devolviendo el júbilo a una grada que ya pensaba que no iba a puntuar.

Pero aún hay más, y en la última, Iago Aspas, que no había mojado esta tarde, decidió dar réplica al zurdazo de Canales, y con otra obra maestra en forma de golpe franco, envió el balón magistralmente por encima de la barrera, pero con tan mala suerte que fue a aterrizar en el larguero de un Pau que resoplaba frío. La jugada no acababa ahí, ya que el balón acabó cayendo en los pies de Juncá que, solo, y con su pierna buena, enviaba el balón a la carretera.

Al final, el reparto de puntos es lo que iba a quedarles a ambos contendientes de un partido completamente loco.

Ficha técnica:

Real Betis: Pau López; Francis (Joaquín, min.80), Mandi, Bartra, Sidnei, Junior; Willliam, Guardado, Lo Celso, Canales; Loren (Sanabria, min.80).

RC Celta: Sergio; Hugo Mallo, Roncaglia, Cabral, Juncá; Beltrán, Okay, Brais Méndez (Araújo, min.89); Emre Mor (Maxi Gómez, min.61), Boufal (Hjulsager, min.46) y Aspas.

Goles: 1-0 Loren, min.33, 2-0 Junior, min.53; 2-1 Maxi Gómez, min.63; 2-2 Brais Méndez, min.69; 2-3 Maxi Gómez, min.84; 3-3 Canales, min.87.

Árbitro; Estrada Fernández, comité catalán. Amonestó a Juncá, Okay, Junior, Canales, y Mandi. Expulsó a Mohamed, técnico céltico..

Campo: Benito Villamarín, 42.130 espectadores.

Felipe Pérez

Plumilla en losotros18.com. Seguidor de Celta y Atleti, escritor ocasional.

También te podría gustar...