Real Betis 1 – 3 RCD Espanyol: Asensio decide el ganador

Los dos equipos venían con dos tendencias totalmente contrarias, un Betis con dos victorias seguidas a domicilio y un Espanyol con dos derrotas dando una mala imagen. Parecía que en los primeros minutos se estaban viendo estas dinámicas sobre el terreno de juego, ya que la pelota la tenía el equipo local y los visitantes se resguardaban atrás, pero la alegría en el juego bético no duró mucho.

En el minuto 4, Asensio decidía que este partido lo quería para su equipo y empezaba su recital de asistencias con un centro magistral para que Roco cabeceará lejos del alcance de Adán. A partir del gol, los de Mel empezaron a ponerse nerviosos y cambiaron el dominio del juego por precipitación.

Joaquín cambió su posición inicial de segunda punta para situarse donde él se encuentra cómodo, el extremo, y eso le dio algo más de profundidad a los verdiblancos ya que Fuentes no podía parar al genio canterano. Pero no parecía que fuera a ser el día bético.

No se generaron grandes ocasiones por parte de ninguno de los dos equipos en la primera mitad, la más peligrosa para los locales vino de un lanzamiento de falta de Joaquín, quién sino, que trataba de sorprender a Pau amagando el centro aunque lanzando a puerta, pero su excelente golpeo se dirigió al palo izquierdo. Los de Sergio supieron resistir bien y salir en alguna que otra contra que no acertaron a materializar, con un gran Caicedo sabiendo bajar la pelota, dar algo de respiro a su equipo y buscando a Asensio para que repartiera juego.

La primera parte también tuvo como protagonistas a las asistencias médicas, ya que Pau debió ser asistido tras un duro golpe de Petros en su rodilla izquierda, y un jugador de cada equipo tuvo que salir del terreno de juego para sanar las heridas tras un cabezazo fortuito entre ambos. La primera mitad terminaba con 3 minutos de descuento.

La segunda parte empezaba con un Betis volcado arriba con la salida de Ceballos, tratando de apretar al Espanyol y ahogarlo en su propia área, pero eso generó espacios a la espalda de la defensa local, que en la primera ocasión los pericos supieron castigar y acabar con el partido. Víctor Álvarez lanzaba al espacio a Asensio que de nuevo veía el fútbol muy fácil  asistiendo a Caicedo que, tras parecer pasarse de frenada, batía a Adán por debajo de las piernas. El segundo gol hacía bajar los brazos a los béticos y a los pocos minutos otro gran centro de Asensio por banda izquierda lo empalmaba Víctor Sánchez de volea con la zurda a la que nada podía hacer el portero bético. Los blanquiazules reventaban el partido y hacían que los jugadores de Mel ya no confiaran demasiado en la remontada. Alguna ocasión crearon, más para intentar contentar a la estoica afición que seguía animando que por convencimiento en conseguir algún punto, haciendo que Pau se reivindicara tras varias semanas de duras críticas. Al final del partido, a la salida de un córner, Rennella hacía el gol del honor y maquillaba el duro resultado que estaban encajando.

Partido disputado y equilibrado, cada uno con su estilo de juego, pero que Marco Asensio decidió destrozar a baaw de asistencias, sin duda siendo el mejor jugador del partido.

Ficha técnica:

Betis: Adán, Piccini, Westermann, Bruno, Varela, N’Diaye, Petros (Van Wolfswinskel 54′), Cejudo (Ceballos 45′), Portillo (Rennella 69′), Joaquín, R. Castro.

Espanyol: Pau, Arbilla, Álvaro, Roco, Fuentes, Cañas, V. Sánchez (S. Sevilla 86′), V. Álvarez, H. Pérez (Montañés 71′), Asensio (J. López 81′), Caicedo.

Goles: Roco 4′, Caicedo 51′, V. Sánchez 55′, Rennella 89′.

Amonestaciones: H. Pérez 20′, Arbilla 30′, Ceballos 54′, Portillo 58′. Caicedo 61′. V. Sánchez 70′.

Santiago Domínguez

Doctorando en Tecnología Educativa en Educación. Graduado en Educación Primaria con alma de periodista deportivo. Apasionado del fútbol y del RCDE a partes iguales.

También te podría gustar...