¡Qué no se acatarre Rubén Castro!

Poco hay que decir ya sobre Rubén Castro como futbolista del Betis: resolutivo, autor de goles decisivos, capaz de no aparecer en un partido y encontrar portería a la mínima que entra en contacto con la pelota… Por algo es el jugador que más tantos oficiales ha marcado con la camiseta verdiblanca en los 108 años de historia bética.

En las cinco temporadas que ha completado con el Betis, la actual es la sexta, siempre ha sido el máximo goleador de la plantilla, incluso en el nefasto curso 2013/2014 -el de los 25 puntos- y a pesar de perderse buena parte de los partidos por una lesión en la espalda. Sus cifras le convierten en una leyenda en Heliópolis. Ahora que es el futbolista más veterano del grupo junto a Joaquín, tienen la misma edad (34 años), se mantiene su principal característica: la determinación.

El gol de Rubén Castro en este inicio de temporada ha sido garantía de puntos. Marcando el canario, el Betis todavía no ha perdido en lo que va de Liga. Su primer tanto lo hizo en el estreno ante el Villarreal en casa: significó el 1 – 1 final después de adelantarse los de Marcelino gracias a Soldado. Dos jornadas más tarde, también en el Benito Villamarín, un remate de cabeza del ’24’ supuso una victoria de oro frente a la Real Sociedad (1 – 0), el único triunfo que los verdiblancos han conseguido, por ahora, en su estadio, donde están teniendo más problemas para sumar.

Además, Rubén Castro anotó en El Molinón el gol de la victoria bética contra el Sporting (1 – 2). Lo logró tras un saque largo de Adán y un gran golpeo desde fuera del área. Una semana después, en Vallecas, fue el autor del segundo tanto heliopolitano ante el Rayo (0 – 2). Su última cita con la palabra mágica de tres letras tuvo lugar el pasado sábado en Granada, donde marcó de penalti para empatar (resultado final de 1 – 1).

Rubén Castro (centro) celebra con Rennella y Portillo su gol al Rayo Vallecano Foto vía laliga.es

Rubén Castro (centro) celebra con Rennella y Portillo su gol al Rayo Vallecano
Foto vía laliga.es

Si nos vamos a las tres derrotas cosechadas por los de Pepe Mel en las nueve jornadas disputadas, observaremos que en ninguna de ellas mojó Rubén Castro. El Betis se quedó a cero en el Santiago Bernabéu, donde recibió un duro correctivo del Real Madrid (5 – 0) y su máximo artillero falló una pena máxima. Sí pudo marcar el conjunto sevillano en los encuentros perdidos ante su público contra el Deportivo (1 – 2) y el Espanyol (1 – 3), pero los goleadores fueron Petros y Rennella respectivamente.

El único duelo en el que el Betis ha logrado puntuar sin necesitar un gol de su estrella ha sido frente al Valencia en Mestalla (0 – 0). En total, doce puntos ha sumado el cuadro de Pepe Mel. Si quitásemos los goles de Rubén Castro serían seis, la mitad, y pasaría de estar décimo en la tabla a empatar con los tres equipos que ocupan una plaza de descenso.

Todos estos datos hablan por sí solos de la importancia que tiene Rubén Castro en este Betis. De momento, sus tantos aseguran puntos y le convierten en una pieza insustituible para Pepe Mel. Lleva siéndolo los cinco años que han pasado desde su aterrizaje en el Benito Villamarín.

Miguel Piñeiro

Adicto al fútbol en sus tres estados: verlo, jugarlo y contarlo. Deporte y periodismo, mezclados pero no agitados.

También te podría gustar...