Poyet fuera: Víctor se convierte en el decimoctavo técnico del Betis este siglo

Gustavo Poyet se tiró toda la semana preparando a la primera plantilla del Betis sabiendo que sería cesado. Eso se desprende de los recientes acontecimientos ocurridos en Heliópolis. Mientras el técnico uruguayo dirigía sesiones, Miguel Torrecilla y los dirigentes realizaban su particular casting de Gran Hermano. Míchel sonó (nunca mejor dicho) con mucha fuerza y también Luis García Plaza. En las últimas horas se unió a la lista Gregorio Manzano. Serra Ferrer fue una opción nostálgica y las de Javi Gracia y Manuel Pellegrini fueron quimeras.

Víctor Sánchez del Amo hizo de Raikkonen en el 2007. Mientras Alonso y Hamilton hacían ruido en la lucha por el campeonato mundial de fórmula 1, el finlandés se coló entre ambos y se subió a lo más alto. El ex del Deportivo fue un tapado, un nombre que nunca pareció liderar la lista de posibles sucesores de Poyet. Sin embargo, su nombramiento ya es oficial. Si cumple objetivos, el madrileño será técnico del Betis hasta junio de 2018.

Seis meses (apenas tres de competición) ha durado la apuesta de Miguel Torrecilla por Gustavo Poyet. El director deportivo ha destituido en su primer medio año en el Betis al mismo número de entrenadores que en sus siete campañas en el Celta: solo cesó a Paco Herrera por Abel Resino en el curso 2012/2013. La presión es alta en el Benito Villamarín, cuyas gradas nunca fueron convencidas por Poyet. El primer encontronazo entre el charrúa y la afición bética no tardó en llegar. En la jornada 2, después de empatar a cero contra el Deportivo, Poyet consideró injustos los pitos del respetable verdiblanco al término del partido.

Víctor Sánchez del Amo, durante su etapa en el Deportivo Foto vía laliga.es

Víctor Sánchez del Amo, nuevo entrenador del Betis, durante su etapa en el Deportivo
Foto vía laliga.es

Con el triunfo en Mestalla (2-3), la remontada sin victoria contra el Granada (2-2), la derrota por la mínima mostrando buena imagen en el derbi del Pizjuán frente al Sevilla (1-0) y los tres puntos conquistados ante el Málaga (1-0), los ánimos parecieron tranquilizarse. Todo se torció cuando Poyet tomó en Anoeta la polémica decisión de sacar del campo de una tacada a Joaquín y a Rubén Castro (los dos líderes del equipo junto a Adán) con la Real Sociedad ganando por 1-0, resultado que terminó siendo definitivo. A la jornada siguiente, el Real Madrid sacó el rodillo en el Villamarín (1-6). A la afición del Betis no le gustó ni el resultado ni la imagen y Poyet fue muy criticado por ir raudo a saludar a Zidane y a abrazarse a Cristiano Ronaldo nada más terminar el choque.

El uruguayo salvó los muebles en Pamplona con Rubén Castro viendo la mayor parte del triunfo contra Osasuna (1-2) desde el banquillo, pero el Espanyol asestó después un golpe muy duro. La victoria perica por 0-1 provocó el segundo ‘Poyet, vete ya’ de la grada. La derrota en El Madrigal, de nuevo con el goleador canario como suplente, le condenó. Gustavo Poyet no ha triunfado en el Betis, club que abandona después de no conectar casi nunca con su masa social.

 

Silla eléctrica verdiblanca

Víctor Sánchez del Amo se convierte en el decimoctavo entrenador diferente del Betis en 17 temporadas. Una cifra que habla por sí misma de lo difícil que es dirigir en la Avenida de Heliópolis de Sevilla. El madrileño asume un banquillo complicado y muy inestable, acostumbrado a los cambios de inquilino en poco tiempo. Desde que el venerado Lorenzo Serra Ferrer se marchó en el 2006, solo Pepe Mel puede presumir de haber durado alguna campaña completa en el cargo. El madrileño es el técnico más longevo que ha tenido el Betis en el presente siglo. Aguantó como entrenador tres cursos seguidos desde su contratación en el verano de 2010 hasta su cese en diciembre de 2013. Su segunda etapa fue mucho más corta: le nombraron en diciembre de 2014 y le cesaron en enero de 2016.

En el siglo XXI, el Betis ha nombrado (contando ya a Víctor Sánchez del Amo) a un nuevo entrenador en 22 ocasiones. A cuatro de ellos -Víctor Fernández, Paco Chaparro, Pepe Mel y Juan Merino- en etapas diferentes. Es difícil encontrar un banquillo más volátil en el fútbol español. En este mismo tiempo, el vecino Sevilla solo ha nombrado a nueve técnicos. Los mismos que el Villarreal o el Deportivo y uno menos que el Athletic. Algunos de los equipos más inestables de estos casi 17 años ni se acercan a los 22 nombramientos del Betis. Trece ha hecho el Atlético de Madrid, muy inestable hasta la llegada de Simeone, y 15 el Celta: ‘triturador’ de entrenadores durante los primeros años de la etapa de Carlos Mouriño en la presidencia, hasta que Miguel Torrecilla aterrizó en Vigo.

Esta es la lista de entrenadores que ha tenido el Betis en el siglo XXI por temporada:

Temporada Banquillo
2000/2001 Fernando Vázquez/Luis del Sol
2001/2002 Juande Ramos
2002/2003 Víctor Fernández
2003/2004 Víctor Fernández
2004/2005 Lorenzo Serra Ferrer
2005/2006 Lorenzo Serra Ferrer
2006/2007 Javier Irureta/Luis Fernández/Chaparro
2007/2008 Héctor Cúper/Paco Chaparro
2008/2009 Paco Chaparro/Josep María Nogués
2009/2010 Antonio Tapia/Víctor Fernández
2010/2011 Pepe Mel
2011/2012 Pepe Mel
2012/2013 Pepe Mel
2013/2014 Pepe Mel/J.C. Garrido/Gabriel Calderón
2014/2015 Julio Velázquez/Juan Merino/Pepe Mel
2015/2016 Pepe Mel/Juan Merino
2016/2017 (Sin terminar) Gustavo Poyet/Víctor Sánchez del Amo

 

No parece descabellado indicar que Víctor Sánchez del Amo asumirá uno de los banquillos más difíciles y calientes de España. El madrileño vivirá su segunda experiencia en la Liga después de su etapa en el Deportivo, al que salvó ‘in extremis’ del descenso hace dos temporadas y al que tuvo muy bien clasificado durante la pasada hasta desinflarse en una segunda vuelta afectada por problemas internos. Apenas duró un mes en el Olympiakos este verano.

El que fuera ayudante de Míchel en el Sevilla se traslada a la parte verdiblanca de la capital de Andalucía para intentar ser el pacificador del Betis. Será presentado el lunes y su primer compromiso es de los difíciles: la UD Las Palmas visita el Villamarín el próximo viernes. En el área técnica que hasta ahora ocupaba Poyet estará Víctor.

Miguel Piñeiro

Adicto al fútbol en sus tres estados: verlo, jugarlo y contarlo. Deporte y periodismo, mezclados pero no agitados.

También te podría gustar...