¿Por qué no se sientan las bases del Betis?

La estancación del Betis es un hecho. Lleva muchos años sumergido en una inestabilidad que no le permite crecer como club. La no adaptación de los fichajes (teniendo que “limpiar” media plantilla cada año) y los excesivos cambios en el consejo son los grandes culpables de esta situación. Hace más de un año, ‘Ahora, Betis, Ahora’ ganaba la Junta de Accionistas y, meses después, se convertían en los máximos responsables del Real Betis Balompié. El discurso del presidente, Ángel Haro, siempre iba por el mismo camino: el crecimiento del Club en todas sus vertientes. Ahora existe Betis TV, Radio Betis, queda poco tiempo para acabar la obra de gol sur, baloncesto, Futsal, Féminas… Parece que ese crecimiento del que hablaban es real, pero hay algo que falla, que no se desarrolla, siendo lo más importante: el primer equipo del Real Betis Balompié, el que juega los domingos en el Villamarín.

La estrategia de crecimiento para el primer equipo masculino se basaba en fichar jugadores jóvenes con posibilidad de revalorizarse. Por ejemplo, a un chico con futuro por 2 millones y venderlo al año siguiente por 8, sacando 6 millones de beneficio. Ganando así dinero para aumentar la calidad de los futuros fichajes. Economía básica. No ha funcionado, al menos de momento. El rendimiento de los fichajes es mediocre y no parece que vaya a haber equipos interesados en pagar el doble por los futbolistas que contrató Miguel Torrecilla hace meses. Aunque sí hay un jugador que tiene todas las papeletas para marcharse en verano, dejando un buen dinero en las arcas del club. Y aquí es donde yo quería llegar. ¿Se debe vender? Vale, sí, habrá mucho dinero para fichar la temporada que viene, pero, ¿qué jugadores vendrán? Yo no soy director deportivo. Mis conocimientos de scouting son los de una persona que le gusta ver el fútbol los domingos, pero si mi trabajo fuera buscar a alguien para suplir a Dani Ceballos y, sobre todo, que rindiera mejor que él en el campo, me costaría dormir por las noches.

Foto vía: LaLiga.es

Foto vía: LaLiga.es

El rendimiento del mediocampista bético en los últimos meses es espectacular. Hacía muchísimos años que no se veía un jugador así en el estadio verdiblanco. Está en todas partes, se ofrece, la pide, regatea, la pasa, lucha. Visión de juego, calidad, técnica, clase… Un jugón. Parece que lleva toda la vida jugando a esto con sus 20 años. Ese jugador que coge la pelota y, automáticamente, se oye un murmullo en la grada. Expectación. Segundos después, ya se ha ganado a todos con un pase de videojuego o regateando rivales como si fuera el patio del colegio. No se gana la vida como mago, pero los aficionados lo miran como si hubiera hecho un truco. Contra Osasuna se sacó otro as de la manga, haciendo un caño que levantó el “Oooooooh” de todo el Benito Villamarín. Y es que en cada partido muestra un par de genialidades.

¿Hay que vender a este jugador? ¿Hay alguien en el mercado que pueda hacer lo mismo que él? Yo creo que en este caso el crecimiento deportivo (que es de lo que estaba hablando) no pasa por vender a Ceballos. El Club ya trabaja en su renovación, aunque todo apunta a que la misión de esta es subir su cláusula –ahora mismo es de 15 millones, de risa para el rendimiento que ofrece– y que deje más dinero en la futura venta.  Y yo aquí me pregunto varias cuestiones: ¿por qué no se le renueva para que se quede? ¿Por qué no se le da la importancia económica y deportiva que merece? ¿Por qué no se ficha en torno a él? Un jugador que baje hasta la defensa para sacar la pelota y que de libertad al ‘10’ bético, que le deje hacer lo que quiera, que pueda dejarse llevar. Algo parecido a Rubén Pardo (vuelve a la Real en junio). Un socio. Eso es lo que necesita el Betis para crecer como club. No una venta millonaria y fichar a un sustituto (para después acertar o no acertar). Necesita un compañero para Dani. Y es que cada vez que sale el tema de venderlo yo me hago siempre la misma pregunta: ¿por qué no se sientan las bases de un equipo?

Alfonso Salas

Sueños, fútbol y música. @alfonso_salor

También te podría gustar...