Esto no es un concurso de popularidad; lo importante es el Betis

Acaba una mediocre temporada para el Betis. Con 39 puntos, el equipo verdiblanco se ha quedado muy lejos del objetivo de estar entre los 10 primeros. Esto ha despertado el malestar en la afición. En los últimos partidos de Liga hubo varias protestas contra la directiva, liderada por Ángel Haro. Tanto es así que un ex consejero del Betis anunció que se iba a presentar a la presidencia del Real Betis Balompié para desbancar a Haro y su proyecto ‘Ahora, Betis, Ahora’.

Rafael Salas es el hombre del que hablo, que el 17 de mayo presentó junto a un emblema del beticismo, Alfonso Pérez Muñoz y Miguel Valenzuela ‘Arriba Betis Campeón’, su candidatura para ser el máximo responsable del club sevillano. En este acto de «presentación» apenas exhibió su proyecto. Mayormente se dedicó a atizar al actual presidente. Incluso filtraron información. En este caso Alfonso decía que ellos habían dejado de buscar entrenador porque creen que el Betis tiene atado a Quique Setién.

Y es que la candidatura liderada por Salas lleva días deambulando por radios y televisiones «presentando» su proyecto, Ángel Haro, refiriéndose a Rafael Salas diciendo que «desde LaLiga nos dijeron que no lo mandáramos más», Lorenzo Serra Ferrer afirmando que si Ángel Haro pierde la junta y la presidencia, él se va también… Y en medio, el Betis, intentado esquivar estos golpes que le hacen más daño que a nadie. Porque en esta historia lo único que importa es el equipo de las trece barras, aunque a alguno se le haya olvidado.

¿Qué imagen da esto? Un jugador que esté a punto de fichar por el club y se encuentra esta guerra, ¿qué pensará? Podría decir: «ufff, yo aquí no me meto.» ¿No? Duele. Duele ver al bético esperando noticias de fichajes ilusionantes y encontrarse con declaraciones de este tipo. Duele ver como ‘Ahora, Betis, Ahora’ crea cuentas falsas en Twitter para apoyar su gestión. Duele ver como leyendas béticas son utilizadas para ganar popularidad. Pero lo que más duele es ver al escudo sufriendo, sin poder hacer nada. Siendo dañado día tras día.

Por favor, Angel; por favor, Rafael, no le hagan más daño al Betis. Ya tiene suficiente con lo suyo.

Rafael Salas, Angel Haro y José Miguel López Catalán. Foto vía: Twitter @realbetis

Rafael Salas, Angel Haro y José Miguel López Catalán. Foto vía: Twitter @realbetis

Alfonso Salas

Sueños, fútbol y música. @alfonso_salor

También te podría gustar...