Levante 1 – 3 Betis: El Betis renace en el Ciutat de Valencia

El Betis se resiste a ondear la bandera blanca. El equipo de Gabriel Calderón (que llevaba desde abril de 2013 sin ganar fuera de casa en liga) se está acostumbrando últimamente a ser un ave fénix, ese pájaro mitológico que al llegarle la hora de morir ardía para luego renacer de sus propias cenizas. Tras los últimos golpes recibidos, los béticos se presentaban anoche en uno de los campos más difíciles de la liga: el Ciutat de Valencia. El Levante es uno de esos equipos tan bien trabajados e intensos que hacen que los partidos sean eternos para sus rivales. Para colmo, como entrenador granota Joaquín Caparrós, todo un especialista en amargar al Betis. Los levantinos todavía miran a Europa, aunque tras la derrota y los últimos malos resultados (un punto de doce en juego) se les complica mucho alcanzar la meta continental.

Comenzó el partido y la principal novedad en el Betis (fuera de las múltiples bajas) era la camiseta azul celeste. No se entiende demasiado bien que se haya apostado por este color para jugar contra el azul y granate del Levante, aunque del resultado no se pueden quejar los de Heliópolis. Y eso que el partido aún no había comenzado y había dejado ya el primer contratiempo para los béticos, de nuevo en forma de lesión. Paulao, que iba a ser titular, tenía que dejar su sitio en el calentamiento a Salva Sevilla.

Y el destino es muy caprichoso y quiso que el mencionado Salva Sevilla, suplente en el plan inicial de su entrenador, fuese el mejor del partido y el autor del primer gol. El de Berja dio un gran pase a Leo Baptistao, que centró al área buscando el remate de Rubén Castro. El balón quedó vivo en el área y Salva Sevilla llegó desde atrás para introducirlo en la portería de Keylor Navas. El mediapunta bético, acostumbrado siempre a estar en entredicho, adelantaba a su equipo a los doce minutos de encuentro. El Levante no había salido cómodo pero con el 0-1 decidió llevar el choque a su terreno. Los de Caparrós se vinieron arriba y empezaron a practicar ese fútbol intenso que les caracteriza, sin dar por perdido ni un balón y a tope en jugadas divididas. La alegría visitante duró poco. Cercana la media hora, Diop puso el empate con un gran disparo raso desde la frontal del área.

Los jugadores del Betis celebran uno de los goles ante el Levante Foto vía: alfinaldelapalmera.com

Los jugadores del Betis celebran uno de los goles ante el Levante
Foto vía alfinaldelapalmera.com

Entretenida primera mitad con un Betis competitivo y un Levante que se había rehecho de su mal comienzo de partido. No fue ni mucho menos brillante el cuadro visitante, pero sí gozó de una efectividad que no ha tenido a lo largo de la temporada. El segundo tiempo comenzó con una clara apuesta de Caparrós y Calderón por buscar el triunfo. El de Utrera decidió colocar a Ángel al lado de Barral y con dos puntas tratar de tener más remate. El argentino por su parte metió en el terreno de juego a Vadillo y a Jorge Molina. Prácticamente jugó con tres delanteros el Betis: el alcoyano, Leo Baptistao y Rubén Castro. Aún así, los primeros intentos fueron levantinos, especialmente por parte de un incisivo Pedro Ríos, que probó a Adán en varias ocasiones.

Siempre se dice que los entrenadores deben saber leer los partidos y cambiar el rumbo de ellos con decisiones. Calderón puede sacar pecho de sus dos primeros cambios porque ambos fueron clave. Vadillo y Molina, protagonistas en la acción del segundo gol verdiblanco (celeste en esta ocasión). El canterano realiza una gran jugada personal, asiste a Leo Baptistao y el brasileño con un gran pase deja solo a Jorge Molina, que solo tiene que definir ante Keylor Navas. En una magnífica acción combinativa el Betis volvía a ponerse por delante en el marcador.

Pedro Ríos trata de sacar un centro con la oposición de Jordi Figueras Foto vía: el desmarque.com

Pedro Ríos trata de sacar un centro con la oposición de Jordi Figueras
Foto vía eldesmarque.com

Los mejores minutos béticos y tremenda confusión del Levante, que comenzaba a carecer de ideas para buscar la remontada. En un contragolpe, los heliopolitanos sentenciaron al rematar Rubén Castro a puerta vacía un centro de Jorge Molina. Con suspense este gol: Muñiz Fernández hizo el amago de anularlo, pero no consideró falta el choque entre Salva Sevilla y Keylor Navas en el área pequeña. Duro golpe entre el portero de Costa Rica y el mediapunta del Betis, que no pudo continuar. Salva Sevilla abandonaba el partido después de haber sido el líder indiscutible de su equipo. Gran encuentro del almeriense que fue el cerebro bético en el Ciutat de Valencia.

De ahí al final el Betis no quiso arriesgar. Se limitó a contemplar como pasaban los minutos tratando de mantener la posesión y no pasó demasiados apuros ante un Levante precipitado y a la desesperada. Puede hacérsele larga la temporada al conjunto de Joaquín Caparrós, que ve lejano su sueño de volver a Europa. El Betis por su parte revive otra vez, cierra la jornada a siete puntos de la salvación, después de casi un año sin ganar en liga lejos del Villamarín y todavía cree en el milagro de la permanencia pese a las pocas jornadas que quedan. A buen seguro, los de Calderón querrían que Javier Tebas alargase la liga un par de semanas.

Ficha técnica

Levante: Keylor Navas; Vyntra, David Navarro, Juanfran Nikos; Diop (Sissoko min 73), Simao; Xumetra (Ángel min 55), Pedro Ríos, El Zhar (Pedro López min 67); y Barral.

Betis: Adán; Juanfran (Jorge Molina min 64), N´Diaye, Jordi Figueras, Chica; Cedrick (Vadillo min 57), Lolo Reyes, Salva Sevilla (Nono min 78), Juan Carlos; Leo Baptistao y Rubén Castro.

Goles: 0-1 min 12 Salva Sevilla. 1-1 min 25 Diop. 1-2 min 69 Jorge Molina. 1-3 min 75 Rubén Castro.

Árbitro: Muñiz Fernández (colegio asturiano). Amonestaciones a Vyntra, David Navarro y Simao por el Levante; a Salva Sevilla, Cedrick y Lolo Reyes por el Betis.

 

 

 

 

Miguel Piñeiro

Adicto al fútbol en sus tres estados: verlo, jugarlo y contarlo. Deporte y periodismo, mezclados pero no agitados.

También te podría gustar...