Leganés 1 – 0 Betis: El «Lega» sí sabe a que juega

El partido entre Leganés y Betis se resolvió en la recta final, llegado ya el minuto 90, con un remate sensacional de Velasco. Puede entrar en la lógica del fútbol. Un encuentro se mantiene igualado mucho tiempo y en un momento dado uno de los dos equipos aprovecha un centro para hacerse con el gol. Sin embargo, sobre el tapete de Butarque sólo uno hizo méritos reales para llevarse los tres puntos: el que competía en casa.

El Leganés de Asier Garitano dio mucho mejor imagen, con ideas más claras y perceptibles. Los del sur de Madrid saben a lo que juegan: presionan fuerte, elevan la intensidad en cada acción y ofrecen muchos argumentos a balón parado. El Betis, por el contrario, volvió a transmitir sensaciones muy preocupantes para sus aficionados. El conjunto verdiblanco sigue jugando mal, pero es que en Butarque ni siquiera tiró entre palos. La primera mitad tuvo poco destacable lejos de las intentonas locales, que con los buenos movimientos de sus delanteros lograba inquietar a la zaga sevillana. Dioni, Velasco, Prendes o Álvaro daban un recital de desmarques y combinaciones que sólo estuvo falto de finalización. La mayoría de las ofensivas madrileñas terminaban siendo despejadas en el área por los defensas del Betis o por Adán

Sin hacer un partido brillante, el Leganés generó más que el Betis. Inoperante en ataque el supuesto máximo favorito al ascenso. Rubén Castro ni apareció, salvo en un disparo desde la frontal del área en el primer tiempo que se fue desviado, su gran socio Jorge Molina está lejos de su mejor nivel y nadie lograba servir un pase que, al menos, acercase al premio al cuadro heliopolitano. Cuatro partidos consecutivos lleva el Betis sin celebrar un solo tanto, pero lo verdaderamente llamativo es que ni ocasiones tiene. La más clara para los sevillanos fue un «casi remate» de N´Diaye, al que le faltaron unos centímetros para cabecear un centro de Kadir.

El Leganés esperaba su momento, como el zorro que vigila el gallinero. Los «pepineros» necesitaban afinar, convertir uno de sus múltiples centros y pases entre líneas en ocasión. Con paciencia apareció el gol, el que desató la locura en las gradas de un abarrotado Butarque cuando parecía que el empate sería el resultado final. Velasco remató a la escuadra de manera inapelable un buen servicio desde la banda izquierda, subiendo al luminoso la única, y a la postre definitiva, diana del choque.

Tras el desenlace, Julio Velázquez pasa de estar cuestionado a ser el blanco al que apuntan todos los dardos. Duras serán las próximas horas para el técnico vallisoletano. Los locales supieron jugar, apostaron por ganar e hicieron más por llevarse el triunfo. Pero la principal diferencia entre Leganés y Betis en este momento es que uno sabe a lo que juega, el otro no.

Ficha técnica:

Leganés: Queco Piña; Rubén Peña, Mantovani, Postigo, Santamaría; Eraso, Diamanka; Velasco, Álvaro (Aguirre, 66′), Prendes (Fran Moreno, 66′); y Dioni (Borja, 76′).

Betis: Adán; Molinero, Bruno, Jordi Figueras, Álex Martínez; Cejudo (Kadir, 78′), Lolo Reyes, Matilla (N´Diaye, 71′), Dani Ceballos; Rubén Castro y Molina (Rennella, 61′).

Goles: 1 -0, 90′: Velasco.

Árbitro: Pérez Pallas (colegio gallego). Amonestó a Postigo y Diamanka por el Leganés; a Molina, Matilla, Jordi Figueras, Rennella y Lolo Reyes por el Betis.

Miguel Piñeiro

Adicto al fútbol en sus tres estados: verlo, jugarlo y contarlo. Deporte y periodismo, mezclados pero no agitados.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *