Las lesiones retiran a Eder Vilarchao

13 de enero de 2013. El Betis juega contra el Levante en el Benito Villamarín y va ganando por 1 – 0. Es la última jornada de una primera vuelta más que notable para el conjunto verdiblanco, que tras 19 encuentros será cuarto en la tabla, ocupando zona Champions. Rubén Castro, Adrián, Beñat, Joel Campbell, Cañas, Pabón… El último Betis que ilusionó con resultados a la afición de Heliópolis.

Queda más de media hora para que finalice el encuentro y Pepe Mel hace un cambio: retira a Álvaro Vadillo y mete a Eder Vilarchao, centrocampista del filial. En aquel momento, se hablaba mucho de la más que probable marcha de Beñat, cuyo deseo era volver al Athletic, y el Betis ya se hacía a la idea de que tendría que buscarle un sustituto al de Igorre el próximo verano. Otro jugador vasco opositó aquella mañana para ser el nuevo cerebro en la medular bética.

Eder Vilarchao conduce un balón durante su debut contra el Levante Foto vía number1sport.com

Eder Vilarchao conduce un balón durante su debut contra el Levante
Foto vía number1sport.com

Eder Vilarchao completó una magnífica segunda parte. Mostró seguridad y criterio con el balón, visión de juego, ritmo, armonía, llegada y calidad. Viniendo de 2ºB, tal vez necesitaba aumentar su masa muscular, nada que no pudiera entrenarse, pero el talento lo tenía.

El Betis terminó ganando por 2 – 0 el dificil choque contra el Levante de Juan Ignacio Martínez: marcaron Campbell y Rubén Castro. Sin embargo, el protagonismo había sido para el menudo mediocentro, debutante con nota en la élite. Pepe Mel comentó en rueda de prensa tras el partido que Eder Vilarchao era un fichaje de invierno, y le dio la gran oportunidad de ser titular en el siguiente partido, contra el Atlético de Madrid en el Vicente Calderón, cuartos de final de la Copa del Rey.

Derrota verdiblanca (2 – 0), aunque de nuevo extraordinarias sensaciones del joven futbolista. Por juego y por historia, muchos ya le comparaban con Beñat. Había salido de la cantera del Athletic y fue fichado para el Betis B procedente del Sestao River. Eran casos casi idénticos. Sin embargo, a Vilarchao se le apareció la mala suerte en forma de lesión. En un entrenamiento se fracturó un tobillo.

Vilarchao se lamenta en el Atlético 2 - 0 Betis, de Copa Foto vía goal.com

Vilarchao se lamenta en el Atlético 2 – 0 Betis, de Copa
Foto vía goal.com

Apenas diez días después de su gran estreno en la Liga BBVA, una lesión grave le obligaba a pasar por el quirófano. Frenazo en seco. Lo que nadie podía imaginarse es que lo que en principio serían unos tres meses de baja, se acabarían convirtiendo en tres años de recaídas y lucha. Se tiró en blanco las temporadas 2013/2014 y 2014/2015 y en la vigente ha dicho basta. A través de una carta, Eder Vilarchao anunció ayer, 18 de noviembre de 2015, que se retira de la práctica profesional del fútbol, con sólo 25 años.

Un maltrecho tobillo ha impedido a un futbolista muy técnico y prometedor continuar con su carrera. En su despedida, Vilarchao se declara agradecido al Betis «a pesar de haber tenido nuestras diferencias» (la pasada campaña meditó denunciar al club al quedarse sin ficha y no poder concretar una cesión) por «haberle cuidado y protegido, comportándose como el gran club que es».

Vilarchao también ha anunciado que continuará ligado al fútbol: «no podré volver a jugar al fútbol, pero me gusta tanto este deporte que seguiré vinculado a él de una u otra forma. He perdido una batalla, pero aún daré mucha guerra en este deporte que se llama fútbol y sin el que no concibo mi vida». Desde Los Otros 18 no podemos más que desearle la mejor de las suertes de cara al futuro. Las lesiones han retirado de forma prematura a un jugador que aspiraba a levantar muchos aplausos del público del Benito Villamarín.

Miguel Piñeiro

Adicto al fútbol en sus tres estados: verlo, jugarlo y contarlo. Deporte y periodismo, mezclados pero no agitados.

También te podría gustar...