La resurreción de Dani Pacheco

La vuelta de Pepe Mel ha sido una bocanada de optimismo para todos los béticos. Se puede comprobar viendo la gran afluencia de público a sus primeros entrenamientos en Navidad, pero también observando los resultados que, hasta ahora, ha cosechado el madrileño. El Betis acumula ocho jornadas sin saber lo que es perder, ha ganado en siete de ellas y, además, ha conseguido meterse en zona de ascenso directo. Cabe recordar que esta mejora no sólo es obra de Mel, sino también de su predecesor, Juan Merino, que ganó los cuatro compromisos ligueros que dirigió.

Aunque si hay un futbolista al que le está gustando la segunda etapa de Pepe Mel en el banquillo de Heliópolis, ese es Dani Pacheco. El malagueño ha pasado del ostracismo a la titularidad. Por su conocimiento de la categoría y su formación en el Liverpool, parecía llamado a ser un miembro importante de la plantilla. Sin embargo, no contó demasiado para Julio Velázquez y mucho menos para Merino: nunca le llamó a competir en partido de Liga el de La Línea de la Concepción, actualmente en el filial.

Pacheco durante un entrenamiento con Merino al fondo Foto vía: realbetisbalompie.es

Pacheco durante un entrenamiento, con Merino al fondo
Foto vía: realbetisbalompie.es

Su situación parece haberse revertido 180 grados. Pepe Mel debutó en Alcorcón, donde Pacheco fue suplente hasta el minuto 69, cuando ingresa en el campo por el argelino Kadir. Debieron convencerle esos poco más de veinte minutos a su entrenador, porque desde entonces el ex de Huesca, Alcorcón o Rayo Vallecano ha jugado siempre desde el inicio. 72 minutos disfrutó frente al Tenerife, una hora entera contra el Sporting y todo el partido ante el Sabadell, día en el que además fue, si no el mejor, uno de los más destacados del conjunto heliopolitano.

El malagueño, en la imagen recibiendo instrucciones de Pepe Mel, fue de los mejores del Betis contra el Sabadell Foto vía: eldesmarque.com

El malagueño, en la imagen recibiendo instrucciones de Pepe Mel, fue de los mejores del Betis contra el Sabadell
Foto vía: eldesmarque.com

Lo que está haciendo Dani Pacheco es muy simple: aprovechar su oportunidad. La marcha de Foued Kadir, uno de los futbolistas titulares de la plantilla, a la Copa de África (compite con Argelia) dejaba una vacante en la banda. El que otrora fue una de las promesas de Anfield se ha aferrado a ella.

Sana competencia para un puesto al que también aspiran Cejudo, que normalmente actúa por el costado contrario, el recién llegado Portillo y el todavía lesionado, aunque con el alta médica, Álvaro Vadillo (el canterano Sergio, que aún no ha debutado esta temporada, no parece un candidato). De momento, la posición de extremo izquierdo con Pepe Mel está siendo para Dani Pacheco. Un jugador que demuestra en las últimas semanas que en el fútbol sí hay segundas oportunidades, y la exigencia de aprovecharlas para pasar de calentar banquillo a sentir el aroma de la hierba fresca cada fin de semana.

 

Miguel Piñeiro

Adicto al fútbol en sus tres estados: verlo, jugarlo y contarlo. Deporte y periodismo, mezclados pero no agitados.

También te podría gustar...