Gustavo Poyet, la apuesta de Torrecilla para el Betis

Se llama Gustavo Augusto Poyet Domínguez, es uruguayo y tiene 48 años. Desde esta semana es el entrenador del Real Betis, con el que se ha comprometido para las dos próximas temporadas. Apuesta personal del nuevo director deportivo verdiblanco, Miguel Torrecilla, que arranca fuerte su etapa en Heliópolis. En menos de una semana ya se ha decidido por el técnico que encabezará su proyecto.

La elección de Gustavo Poyet lleva muy estampado el sello de Torrecilla. En el Celta, el salmantino solía decantarse por entrenadores jóvenes, que estuvieran iniciando su trayectoria en los banquillos. Eso era Eusebio Sacristán, un hombre cuyo único aval como míster a su llegada a Vigo era haber sido ayudante de Frank Rijkaard en el Barcelona. Luis Enrique, por su parte, había ascendido al filial blaugrana de 2ºB a la Liga Adelante y dirigido durante una irregular campaña a la Roma. Y Berizzo era un alumno aventajado de Marcelo Bielsa que había triunfado en O’Higgins (Chile), pero su aterrizaje en Europa estuvo sembrado de dudas. Incluso se especuló con la posibilidad de que el argentino no tuviera la titulación necesaria para entrenar a este lado del Atlántico.

Torrecilla parece seguir por el mismo camino en el Betis. Poyet tuvo una notable carrera como futbolista. Era centrocampista ofensivo o mediapunta. En España se salió con la camiseta del Zaragoza, con el que se proclamó campeón de la Copa del Rey en la temporada 1993/1994 y de la Recopa de Europa (de la cual se cumplen por estas fechas 21 años) al curso siguiente. La famosa final que los maños ganaron al Arsenal en el Parc des Princes de París fue la del célebre gol de Nayim, pero el máximo ídolo de los aficionados zaragocistas por aquel entonces era Poyet.

Tras ser un ídolo en el Zaragoza, Poyet jugó cinco temporadas en el Chelsea Foto vía premierleague.com

Tras ser un ídolo en el Zaragoza, Poyet jugó cinco temporadas en el Chelsea
Foto vía premierleague.com

Todavía hoy se le recuerda por la capital de Aragón, donde es un auténtico icono. Al Zaragoza llegó desde River Plate. Jugó en La Romareda siete años, antes de terminar su carrera en la Premier League. En Inglaterra defendió las camisetas de Chelsea y Tottenham. Su palmarés como jugador se completa con otra Recopa, una Supercopa europea, una FA Cup, una Community Shield (todos estos títulos logrados con la escuadra de Stamford Bridge) y una Copa América con Uruguay en 1995.

Se retiró en el 2004 y no tardó en entrar en contacto con el mundo de la pizarra. Primero fue ayudante de Dennis Wise en el Swindon Town, de la Tercera División inglesa, y el Leeds United. Luego Juande Ramos le llamó para formar parte de su cuerpo técnico en el Tottenham. Uno de los integrantes de aquel grupo que ayudaba al míster de Pedro Muñoz en los spurs era Marcos Álvarez. Este será su preparador físico en el Betis. Una incorporación que promete, pues está considerado uno de los mejores en su campo. También trabajó con Juande en Sevilla, Real Madrid, CSKA de Moscú y Dnipro.

Poyet se traerá al Betis a su propio equipo. Además del mencionado preparador físico, el argentino Mauricio Taricco y el inglés Charlie Oatway serán sus asistentes. El entrenador de porteros será otro inglés, Andy Beasley. Así lo confirmó el propio técnico uruguayo en la rueda de prensa de su presentación, que tuvo lugar este miércoles. En la misma esbozó lo que serán los verdiblancos con él. Quiere un conjunto atrevido y que trate bien la pelota, pero con carácter y que sepa sufrir. Fútbol intenso y ofensivo.

Gustavo Poyet durante su etapa como entrenador del Sunderland Foto vía safc.com

Gustavo Poyet durante su etapa como entrenador del Sunderland
Foto vía safc.com

El Betis será su primera aventura en un banquillo español. Será interesante ver si puede contagiar de su espíritu y empaque al cuadro verdiblanco. El carácter de Poyet es fuerte, y lo ha demostrado en la corta pero intensa trayectoria que lleva acumulada como entrenador. Su primera experiencia fue en el Brighton & Hove Albion, un modesto club inglés al que subió de Tercera a la Championship (categoría previa a la Premier League). Tras ser cuarto y perder en el playoff el ascenso a la máxima competición de Inglaterra, fue cesado por decir que necesitaba tener la seguridad de que la plantilla del Brighton iba a ser mejorada y poner en duda dicho hecho.

Después de aquello, se marchó a dirigir al Sunderland, a mediados de la temporada 2013/2014. A los black cats los salvó del descenso, con encuentros dignos de mención como los que ganó al Chelsea en Stamford Bridge (1 – 2) o al Manchester United en Old Trafford (0 – 1), y los clasificó para la final de la Capital One Cup, la cual perdió contra el Manchester City por 3 – 1.

A la campaña siguiente, la 2014/2015, fue cesado en marzo. Y el pasado octubre le contrató el AEK de Atenas. Este histórico del fútbol griego acaba de superar graves problemas económicos (llegó a descender de forma administrativa a Tercera) e intenta encaramarse otra vez a lo más alto del balompié heleno y volver a viajar por Europa. Poyet fue destituido en abril por hacer pública su intención de marcharse del AEK al terminar el curso. Lo dejó tercero en la Superliga de Grecia y clasificado para semifinales de Copa (las cuales superó venciendo al Atromitos).

Ahora llega al Betis, como abanderado del proyecto que el presidente, Ángel Haro, y el vicepresidente, José Miguel López Catalán, han puesto en manos de Miguel Torrecilla. Poyet habló claro en su presentación. Se mostró confiado por apostar por un club que busca un líder que le permita crecer en lo deportivo.

Miguel Piñeiro

Adicto al fútbol en sus tres estados: verlo, jugarlo y contarlo. Deporte y periodismo, mezclados pero no agitados.

También te podría gustar...