Granada 1 – 1 Betis: Ya es Navidad en Los Cármenes

De regalos fue el asunto en Granada. O al menos la primera parte, más entretenida que la segunda. Se jugaba mucho el técnico local, José Ramón Sandoval, ante un Betis que llegaba a la ciudad nazarí con el papel de ser mucho mejor visitante que anfitrión.

El colista de la Liga BBVA salió muy fuerte. Tanto que a los tres minutos ya había marcado, gracias a la primera generosidad de la tarde. Todo falla en esta vida, hasta la fiabilidad alemana (que se lo pregunten a Volkswagen) que hasta ahora había mostrado Westermann. El central germano del Betis venía de presentarse en España como sobrio y contundente, pero decidió poner en duda esa fama con un mal control que recogió Foulquier. El lateral derecho del Granada definió como un delantero en el mano a mano con Adán.

El gol dejó muy tocados a los de Pepe Mel, que tardaron un mundo en reaccionar. En ese tiempo, el conjunto granadino tuvo ocasiones suficientes -y claras- para marcar el segundo. Adán lo evitó. El portero daba la sensación de ser el único jugador bético en enterarse de que el partido había comenzado. Tres fantásticas paradas a El Arabi primero y luego a Success y Piti (en la misma jugada) impidieron que el Granada se fuese en el marcador.

Foulquier y Rubén Pérez celebran el gol del Granada Foto vía laliga.es

Foulquier y Rubén Pérez celebran el gol del Granada
Foto vía laliga.es

Los de Sandoval dejaron con vida al Betis y lo terminaron pagando con la pérdida de dos puntos. Poco a poco, los verdiblancos (qué extraño se hace verles de azul) le cogieron el pulso al duelo, aunque sin contar con oportunidades claras. Un tanto bien anulado a Westermann por fuera de juego de Rubén Castro fue el anticipo del segundo regalo del día, todavía más descarado que el primero. Rubén Pérez, centrocampista, despejó con el brazo un balón que atravesaba el área. Tan incomprensible como claro, lo qué se le pasaría por la cabeza al cuestionado entrenador del Granada. Mateu Lahoz pitó penalti y Rubén Castro no falló.

La segunda parte bajó de ritmo. Se vio a un Betis reservón y conforme con el resultado. Los cambios de Pepe Mel confirman esa mentalidad conservadora: retiró a Rennella y metió a Ceballos, pasando de jugar con dos puntas a hacerlo con uno sólo; mucho más avanzado el encuentro entró Digard, medio de contención que reaparecía tras su lesión, por Joaquín. La otra sustitución la protagonizó Westermann, que tuvo una tarde horrible y dejó su lugar a Pezzella.

Fue Joaquín el que contó con la mejor oportunidad para los visitantes, al finalizar una conducción con un disparo desde fuera del área que despejó Andrés Fernández. El Betis tuvo más la pelota, pero el Granada atacó con mucho más peligro. Sandoval sí buscó la victoria y Success se convirtió en su referencia. Sus carreras por la banda izquierda dieron trabajo a Piccini y amenazaron a Adán.

Rubén Castro volvió a ser el autor del gol del Betis Foto vía laliga.es

Rubén Castro volvió a ser el autor del gol del Betis
Foto vía laliga.es

El nigeriano se acercó al gol en dos ocasiones, sus dos tiros después de sendas jugadas individuales se marcharon fuera, pero no tanto como Mainz. El central, capitán del Granada, remató de cabeza a la salida de un córner y Rennella bajo palos obró el milagro para el Betis, con Adán batido. Más madera: el velocísimo Thievy cogió el relevo de un Success fundido y multiplicado en acciones ofensivas. Al delantero franco-congoleño le pitaron un fuera de juego inexistente cuando había regateado al meta visitante. Esta vez, el regalo fue del juez de línea al Betis.

Y así se llegó al final. Con un Granada que lo intentó con fuerza y empuje, pero que no encontró premio ante un Betis que dio por buena la igualada. Una tarde con regalos devueltos. Los Cármenes comenzó la Navidad dos meses antes. Su promoción dio dos goles y repartió dos puntos. La vida cambia poco: descenso para los de casa y zona media para los de fuera.

Ficha técnica:

Granada: Andrés Fernández; Foulquier, Lombán, Mainz, Biraghi; Rubén Pérez (Nico López, 77′), Krhin, Javi Márquez; Success (Thievy, 81′), Piti (Rochina, 54′) y El Arabi.

Betis: Adán; Piccini, Bruno, Westermann (Pezzella, 58′), Varela; Joaquín (Digard, 82′), N´Diaye, Petros, Portillo; Rennella (Ceballos, 55′) y Rubén Castro.

Goles: 1 – 0, 3′: Foulquier. 1 – 1, 40′: Rubén Castro, de penalti.

Árbitro: Mateu Lahoz (colegio valenciano). Amonestaciones a Javi Márquez, Rubén Pérez y Biraghi por el Granada; a Varela, Portillo y Digard por el Betis.

Miguel Piñeiro

Adicto al fútbol en sus tres estados: verlo, jugarlo y contarlo. Deporte y periodismo, mezclados pero no agitados.

También te podría gustar...