Girona – Betis: Mantener sensaciones o recuperarlas

El equipo verdiblanco llega a Girona con ganas de resarcirse tras las dos derrotas consecutivas y el pobre juego desplegado. Por su parte los albirrojos están pletóricos, sin conocer la derrota en Liga (tres victorias y un empate) y sumando sus partidos por victorias en casa.

Parece que ha empezado con buen pié el equipo de Machín esta temporada, situado segundo en la tabla y haciendo de su estadio un fortín, con dos victorias en dos partidos jugados en Montilivi. Sin bajas de renombre, el equipo que esperará al Betis será el mismo que viene desplegando tan buen juego como resultados en estas primeras cuatro jornadas en la categoría de plata. El 5-2-3 planteado por el técnico parece que está dando sus frutos, con un Ramalho, cedido por el Athletic de Bilbao, que se ha erigido como el comandante en jefe de la zaga, logrando que el equipo reciba muy pocos goles (dos, de momento). Pero pese a que el esquema táctico pueda parecer ‘amarrategui’ lo cierto es que este Girona trata muy bien el balón, lo mueve con gusto, juega y hace jugar, y eso se nota en su posición en la tabla, y, sobre todo, en sus sensaciones sobre el campo.

Enfrente estará el Betis, cojeando por los dos últimos varapalos ligueros, pero con ganas de hacer valer su condición de ‘gallito’ de la categoría. La derrota en casa frente al Albacete escoció y de qué manera en la parroquia verdiblanca, que salió muy molesta con sus jugadores y su entrenador al término de dicho encuentro. El equipo debe reaccionar ya mismo, y no porque las jornadas apremien, sino porque si algo caracteriza a esta categoría es la regularidad, y hay que mantenerse en buena línea de flotación si uno quiere llegar a las últimas jornadas con posibilidades de ascenso. Encadenar tres derrotas supondría un golpe duro a la moral de los jugadores, supondría el retorno de los fantasmas que asolaron el Villamarín el año pasado, supondría volver a palpar la tensión en el ambiente en cada partido, en cada jugada, en cada pase. Y lo último que necesita el Betis es entrar en esa dinámica negativa. Una victoria en tierras catalanas devolvería la ansiada tranquilidad que tanto necesita este equipo, para ir carburando y logrando que el juego mejore. Pese a todo, la afición verdiblanca no fallará a su equipo, como nunca lo hizo en 107 años de historia, y volverá a llenar las gradas del Montilivi. Han viajado con el equipo aproximadamente 2.000 aficionados, más los que ya esperan en lo que muchos llaman ‘la novena provincia’ por la cantidad de béticos residentes en Catalunya.

El Girona no podrá contar con el central David García, lesionado, y está pendiente de la recuperación del otro central, Richy, que en principio llegará para el choque.

Por parte del Betis, se caen Lolo Reyes, aun sin recuperarse de la conmoción sufrida en el partido contra el Albacete, y N’Diayé por sanción, aparte de las ya conocidas bajas de Álex Martínez y Piccini.

Posibles alineaciones:

Girona: Isaac Becerra; Ramalho, Lejeune, Richy, Cifuentes, Juncá; Granell, Pere Pons; Sanchón, Sandaza y Mata.

Real Betis: Adán; Molinero, Perquis, Figueras, Casado; Xavi Torres, Matilla, Cejudo, Kadir; Jorge Molina y Rubén Castro.

Árbitro: Valdés Aller (Colegio Castellano-leonés)

Estadio y hora: Montilivi, domingo 17.00h

 

 

 

Álvaro Gutiérrez Boada

Periodista de profesión y bético de vocación. Porque no hay título más grande, que llevarle en el corazón.

También te podría gustar...