El Betis ya tiene director deportivo

Era un secreto a voces que solo necesitaba oficialidad. El Betis ha cubierto, por fin, el puesto de director deportivo. Un cargo que dejó vacante en diciembre de 2013 Vlada Stosic y que ocupó esta temporada Alexis Trujillo de manera provisional. No hay sorpresa con el elegido. Se trata de Eduardo Macià, valenciano de cuarenta años de edad y veinte dedicados al mundo del fútbol.

Se sabía que el Betis y Macià se gustaban desde hacía varias semanas y que incluso se habían dado el ‘sí, quiero’. Faltaba estampar la firma, y para ello el nuevo director deportivo bético debía salir de su ya ex equipo, la Fiorentina.

Con el desembarco de Eduardo Macià se cumple uno de los principales objetivos del presidente Juan Carlos Ollero: reforzar y profesionalizar una dirección deportiva convertida en el talón de Aquiles del Betis. Nadie dudó en Heliópolis a la hora de responsabilizar a la secretaría técnica de la calamitosa campaña 2013/2014. Es por eso que Macià hereda una vacante peligrosa y eléctrica, con muchas materias pendientes. Pero, ¿quién es Eduardo Macià?

Hombre fuerte de Rafa Benítez y gran trabajo en la Fiorentina

Eduardo Macià trabajó durante una década en el equipo de su tierra natal, el Valencia. En sus primeros años en la capital del Turia realizó sobre todo labores de ojeador, una de sus especialidades, y fue creciendo hasta convertirse en director deportivo, secretario técnico y asesor del presidente. Con él en los despachos y Rafa Benítez en el banquillo, el Valencia saboreó las mieles del éxito: bicampeón de Liga y campeón de la Copa de la UEFA. Benítez no dudó en llevarse a Macià, entrenador nivel 1 de la Real Federación Española de Fútbol, al Liverpool, donde dirigió la secretaría técnica y supervisó la captación de jóvenes talentos para la mítica entidad de Anfield.

En la ciudad de los Beatles trabajó durante cinco años, hasta que Benítez dijo «adiós». Su siguiente etapa fue como director deportivo del Olympiakos. En Atenas solo duró un año. Entonces, Macià cambió el Pireo por la Toscana. La Fiorentina llamó a su puerta y este especialista en scouting y gestión deportiva acudió.

Foto vía: insidespanishfootball.com

Foto vía insidespanishfootball.com

En la ‘Fiore’ era, además de director técnico, el responsable de la cantera y de ojeadores. Su labor en la Fiorentina ha sido y es muy valorada tanto en Italia como en el resto de Europa. Durante su periplo aterrizaron en el club toscano jugadores como el colombiano Juan Guillermo Cuadrado, al que en un principio fichó en calidad de cedido procedente del Udinese y luego vendió por 35 millones y medio de euros, más el egipcio Mohamed Salah, al Chelsea.

De su mano también vistieron de violeta los españoles Borja Valero o Joaquín, así como el italo-americano Giuseppe Rossi o el argentino Gonzalo Rodríguez, ambos procedentes del Villarreal. En el Artemio Franchi de Florencia también disfrutan de Gilardino, José Basanta o Mario Gómez en parte por la gestión de Macià.

Macià a la derecha de Mario Gómez el día de la presentación del alemán con la Fiorentina Foto vía: tuttomercatoweb.com

Macià a la derecha de Mario Gómez el día de la presentación del alemán con la Fiorentina
Foto vía tuttomercatoweb.com

La Fiorentina es hoy en día una de las referencias de Italia. Uno de los equipos más bonitos de ver del Calcio por el fútbol que desenvuelve, clasificado para cuartos de final de la Europa League y luchando en la zona alta de la Serie A. Por algo el club propiedad de la familia Della Valle no puso fácil la desvinculación de Eduardo Macià, un hombre al que pretendían equipos de la talla de Barcelona, Milan o Hamburgo para dirigir su respectiva dirección deportiva.

Alabanzas de Monchi y labor en el Betis

Si hay alguien en Sevilla habilitado para hablar sobre el duro trabajo de director técnico ese es Monchi. El gran responsable de los éxitos del Sevilla se deshizo en elogios hacia la figura de Eduardo Macià en declaraciones realizadas al diario ABC.

Monchi, sobre Macià: Eduardo está muy preparado. Tiene mucha capacidad y conocimientos en el mundo del fútbol. Posee prestigio para trabajar en cualquier equipo del mundo.

El nuevo director deportivo heliopolitano ha firmado un contrato que le unirá al Betis los próximos cuatro años. Trabajo tiene por delante, y mucho. Ante sí las renovaciones de futbolistas importantes como Dani Ceballos, la profesionalización de un cargo muy debilitado en el Benito Villamarín y el refuerzo de la plantilla. Su objetivo es construir un Betis «grande, estable y conocido en todo el mundo» en un «futuro cercano».

A Macià le apetecía un reto, el Betis lo es. Considerará a Alexis una figura «fundamental» para el diseño de un «nuevo Betis» por ser un «icono del beticismo», parece contento con Pepe Mel y ya es conocedor de la situación contractual de cada miembro de la plantilla. Hablan de él como un estudioso y meticuloso trabajador, con una innumerable cantidad de informes y contratos de futbolistas. Su llegada trae ilusión, aunque su trabajo empezará a verse a partir del 8 de junio. Hasta ese momento, en Heliópolis hay obsesión con una única palabra: ascenso.

Miguel Piñeiro

Adicto al fútbol en sus tres estados: verlo, jugarlo y contarlo. Deporte y periodismo, mezclados pero no agitados.

También te podría gustar...