El ascenso a Primera se vende caro

Hacía años, que no presenciábamos un espectáculo tan igualado en la categoría de plata del fútbol español. Cinco equipos peleando en cabeza por el título, el ascenso y evitar tener que recurrir al playoff para lograrlo. Cinco equipos con plantillas en las que figuran nombres de futbolistas que bien podrían actuar en Primera, pero que por diferentes motivos, entre los que reside un sentimiento por los colores, actúan en Segunda y están deparando emoción a raudales a sus aficionados.

Las Palmas, Girona, Sporting, Valladolid y Betis se encuentran inmersos en una batalla en la que solo hay 2 puntos de distancia. Insulares, catalanes y asturianos suman 47, mientras que vallisoletanos y béticos acumulan 45. Una diferencia mínima, que hacía muchos años que no se veía en la categoría. Las últimas temporadas han estado marcadas por 2 o 3 equipos que imponían sus diferencias desde principio o mitad de temporada y que se disputaban solo ellos el ascenso. Como ocurrió el año pasado con el Eibar y Deportivo de la Coruña o hace unas temporadas con blanquiazules, Celta de Vigo y Real Valladolid.

tabla

Hay que remontarse a la temporada 1998-1999 para encontrarse una situación similar. Por aquel entonces, eran 6 equipos los que se disputaban la cabeza y entre ellos, también había dos puntos de diferencia. Las Palmas, Osasuna, Málaga y Rayo colideraban con 42 puntos, a 1 se encontraba el Numancia y a 2 el Toledo. Los malacitanos acabarían haciéndose con el título y ascendiendo, junto con los sorianos. Sevilla y Rayo jugarían la promoción de ascenso. Insulares y toledanos quedarían relegados de la pelea por cambiar de categoría y los pamploneses terminarían por pegar un espectacular bajón, que los llevaría décimo tercera plaza.

Un quinteto en 2 puntos y el Zaragoza remontando

La temporada actual vuelve a primar la igualdad. Las Palmas parecía un equipo sólido y que iba camino de destacarse antes de Navidades, pero los insulares acumulan tan solo una victoria en sus últimos 4 encuentros. Y las diferencias con sus perseguidores se han reducido notoriamente. El encuentro ante el Zaragoza dejó un castigo de sanciones, que han lastrado a los amarillos en las últimas jornadas. Aún así, con jugadores de la talla de Valerón, Ángel, Aythami, Jonathan Viera, Nauzet Alemán o Sergio Araujo, son candidatos a todo. Araujo con 13 tantos y Nauzet con 7, son los máximos artilleros.

El Girona es probablemente la gran revelación de este campeonato. El conjunto que dirige Pablo Machín se ha caracterizado por la solidez en defensa, por la eficacia anotadora y por haber mantenido rachas regulares. Siete partidos consecutivos sin perder, en los que también acumulan una racha de cuatro victorias consecutivas. La zaga echa el cierre y colabora en las facetas goleadoras, mientras que en ataque, Felipe Sanchón y Fran Sandaza se encargan de definir. 10 y 9 tantos suman ambos delanteros.

Mareo es una de las cunas de futbolistas más prolíficas de España. En la temporada actual, ya han actuado con el primer equipo 19 futbolistas criados en la cantera del Sporting de Gijón.  Tan solo 8 futbolistas provienen de otros clubs. Un ejemplo de que trabajar la base es clave para lograr una estabilidad en el futuro y más en los tiempos de crisis económica que corren para muchos equipos. Los asturianos solo han perdido un partido en toda la Liga. Hace 4 jornadas frente al Betis en el Molinón por 1-2. Su defensa es una de las menos goleadas con 18 tantos en contra. Pablo Pérez y Jony, los dos jugadores llegados del filial marcan las diferencias con 7 y 6 tantos. Carlos Castro en punta de ataque acumula 5 goles.

El Valladolid, uno de los descendidos la pasada campaña, busca regresar a Primera. Un equipo temido y que cuando tiene el día, golea sin piedad. Tan solo han recibido 18 tantos en contra, lo que muestra su solidez en defensa. Tres goleadas en los últimos 7 encuentros muestran su poderío. Óscar es el líder sólido de un conjunto que se ha reforzado muy bien en el mercado invernal. El mediapunta blanquivioleta lleva 10 goles en lo que va de campaña.  Jonathan Pereira ha aportado 4 desde su llegada hace unas semanas y Mójica es la revelación con 7 dianas.

El quinto en discordia es otro recién descendido que desde el regreso de Pepe Mel, tras la breve etapa de transición de Juan Carlos Merino, ha escalado posiciones en la tabla tras un nefasto comienzo, que provocó la destitución de Julio Velázquez. 10 partidos consecutivos sin perder, que le han permitido escalar posiciones y aprovecharse de los tropiezos rivales. El pichichi de la categoría con 16 goles lidera su ataque. Los números de Rubén Castro, al que secundan Jorge Molina y Renella con 5, señalan el camino. Una  de las delanteras más temibles de la categoría.

La Segunda División este año es cosa de 5 conjuntos, con permiso del Real Zaragoza, que también prosigue escalando posiciones y con 40 puntos se sitúa en sexto lugar, cerrando los puestos de playoff y con 4 puntos de ventaja sobre la Ponferradina su inmediato perseguidor y 7 sobre el Mirandés, octavo en la tabla. Los maños también han encontrado la tecla en el cambio de entrenador. Popovic ha encarrilado la vela tras la destitución de Víctor Muñoz.

Resta todavía mucha competición, pero viendo los alicientes, la pelea se presenta muy abierta hasta el final. Nadie quiere ceder terreno ante la oportunidad de lograr el ascenso directo y evitar unos playoff que llegan en el final de la temporada y en los que ha quedado demostrado que cualquier cosa puede pasar. Dos eliminatorias a doble partido a cara de perro para decidir la última plaza de ascenso. El manjar desde luego de ascender directo es tentador y en ello se emplearán los contendientes.

También te podría gustar...