Cónclave en el Betis: Merino y el mercado

Llega el cierre del periodo invernal de fichajes y los faxes se preparan para echar humo. Su noche será dura. Documentación para enviar y para recibir, ese dichoso papel firmado que no llega, incorporaciones que se cierran sonre la bocina… Para los aficionados, emocionante. Para los clubes, muy asfixiante.

Este rastro de futbolistas sirve para reforzar aquello que se ha debilitado o que ha quedado pendiente del verano. El mercado de invierno busca el rendimiento inmediato. Llegar hoy y jugar mañana. Sin tiempo para adaptarse. Y no es fácil acertar. Los que menos pueden tirar de chequera y pagar cláusulas, los que más buscan gangas en forma cesiones y jugadores libres o que no cuentan con minutos en sus actuales equipos.

Ahí se está moviendo el Betis. A pocas horas de que se cierre el plazo para fichar, en las oficinas de Heliópolis hay muchas operaciones pendientes. La reunión del consejo que tendrá lugar este mismo lunes debería aclarar varios interrogantes. Uno de ellos hace referencia al banquillo, todavía sin un inquilino fijo desde la salida de Pepe Mel hace tres semanas.

 

Merino sí o no

El gran debate bético en este momento lo acapara la figura de Juan Merino. El club verdiblanco debe decidir si su hasta ahora técnico interino continúa hasta junio, siendo a todos los efectos entrenador de la primera plantilla del Betis, o si, por el contrario, vuelve al filial y se apuesta por otro perfil. Casi todos los medios de Sevilla coinciden en señalar que lo normal es que los dirigentes le den una oportunidad al linense, aunque la mejoría mostrada en el campo aún no haya podido verse reflejada en tres puntos.

Merino ha dirigido cuatro partidos, tres de Liga y uno de Copa. El balance es de dos derrotas y otros tantos empates. Luces y sombras. Para olvidar el debut del que fuera capitán del Betis en los noventa, con una goleada (4 – 0) encajada en el Sánchez Pizjuán en la vuelta del derbi copero. Sin embargo, sólo unos días después Merino logró un cambio de cara radical El Madrigal, donde el Betis compitió bien e igualó ante un rival de la talla del Villarreal. Mejores fueron todavía las sensaciones a la siguiente semana, cuando el Real Madrid de Zidane se dejó dos puntos en el Villamarín (1 – 1). El pasado sábado, los heliopolitanos volvieron a la senda de la derrota en Anoeta (2 – 1), después de una primera mitad muy floja y pese a la reacción en el comienzo de la segunda.

Merino saluda a Marcelino antes del Villarreal - Betis (0 - 0) Foto vía laliga.es

Merino saluda a Marcelino antes del Villarreal – Betis (0 – 0)
Foto vía laliga.es

El Betis sigue sin ganar, pero la imagen es otra. Sin practicar un fútbol atractivo y habiendo muchos aspectos que mejorar, Merino ha imprimido carácter al equipo y le ha hecho recuperar la competitividad. Un hombre de la casa cuya alternativa principal es Juande Ramos. Al manchego no se le da por perdido, aunque su plan era tomarse este año como sabático y tiene un caché muy alto. Es el que más gusta a la directiva. Con mucha menos fuerza han sonado Martín Lasarte, Juanito o Lubo Penev. Todo apunta a que si Juande no es el elegido, Merino seguirá hasta el final de temporada.

 

Altas y bajas

A lo largo del día, el Betis debe hacer oficial un fichaje parece tener cerrado. Se trata del lateral derecho Martín Montoya, que llegaría cedido por el Barcelona después de finalizar su etapa en el Inter de Milán. El defensor catalán supliría la baja de Piccini, lesionado de gravedad. Pasó reconocimiento médico el sábado. Falta el anuncio del club.

El director deportivo bético, Eduardo Macià, también quiere concretar la incorporación del delantero brasileño Leandro Damiao. Su fichaje se esperaba la semana pasada. Se retrasó por culpa de unos problemas judiciales en Brasil que ya se han terminado y que han dejado vía libre al jugador para irse al equipo que desee. En principio, el acuerdo sería hasta junio de 2017. Salvo sorpresa de última hora, Montoya y Damiao se unirán a la lista de altas que inauguró el joven Musonda, quien ya se entrena a las órdenes de Merino.

No sólo en el capítulo de las compras tiene asuntos pendientes el Betis. Aligerar un plantel muy largo es otra de las metas, algo que ya reclamaba en cada rueda prensa el cesado Pepe Mel. Ya han salido Rennella (cedido con opción de compra obligatoria en el Valladolid), Matilla (rescisión de contrato) y Jordi Figueras (fichado por el Eskisehirspor turco a seis meses de finalizar su vinculación con el Betis).

Eduardo Macià, director deportivo del Betis Foto vía realbetisbalompie.es

Eduardo Macià, director deportivo del Betis
Foto vía realbetisbalompie.es

En la rampa de salida se encuentra Amro Tarek. El central egipcio no ha contado con ningún minuto. Ni Pepe Mel ni Juan Merino le han llevado siquiera convocado. Una apuesta personal de Macià que, de momento, no ha aportado. Al ser una operación a medio-largo plazo, el Betis pretende cederle para que disfrute de los minutos que no tiene en Sevilla hoy en día. Xavi Torres y Vadillo también podrían tener las horas contadas en Heliópolis y Van der Vaart, el fichaje decepcionante del verano (poco rendimiento y baja forma), podría contar con ofertas del fútbol turco, griego y árabe.

Las próximas horas serán clave para que haya más de una fumata blanca en un cónclave de directivos que debe disipar las dudas. A partir de la medianoche no habrá más oportunidades. El Betis apura sus opciones en el mercado para reforzar la plantilla, al tiempo que decide quién será el entrenador de la misma.

Miguel Piñeiro

Adicto al fútbol en sus tres estados: verlo, jugarlo y contarlo. Deporte y periodismo, mezclados pero no agitados.

También te podría gustar...