Betis: muchos entran, nadie sale

Van der Vaart, Petros, Tarek y Digard ya trabajan con Pepe Mel. A Piccini y Pezzella se les espera esta semana para firmar. El Betis ha acelerado en lo referente a los refuerzos para la próxima temporada. No va tan rápido el conjunto verdiblanco a la hora de confirmar las salidas. Los descartes trabajan aparte en la ciudad deportiva mientras el club intenta resolver la situación.

Sobre la parte verdiblanca de Sevilla sobrevuelan posibles destinos para los Vadillo, Lolo Reyes o Casado, mientras que siguen apareciendo nombres de futbolistas que podrían interesar al Betis. El último: el delantero italiano Giampaolo Pazzini, que ha terminado su contrato con el Milan. Eduardo Macià confirmó durante la presentación de Tarek la intención de contratar al atacante transalpino. En resumen: avanzado el apartado de altas, atascado el de las bajas.

Muchas caras nuevas

Un holandés, un brasileño, un egipcio y un francés. Podría ser el inicio de un chiste, pero son las nacionalidades de los fichajes que el Betis ha hecho oficiales. La de Van der Vaart es la llegada mediática, ilusionante y para levantar los aplausos de la afición. Un futbolista contrastado, pero con ganas de seguir demostrando. Se trata de la primera operación que se completó en Heliópolis. Vino libre, procedente del Hamburgo.

El brasileño Petros fue la segunda incorporación. Centrocampista polivalente y muy físico avalado por sus buenos años en el Corinthians. Apuesta del director deportivo, como Amro Tarek. El exjugador del El Gouna tiene el honor de ser el primer egipcio que forma parte de la plantilla del Betis. Puede jugar como defensa central o lateral zurdo. Eduardo Macià llevaba tiempo siguiéndolo, desde su etapa en las categorías inferiores del Wolfsburgo, y ha logrado convencerle para unirse al proyecto.

El egipcio Tarek durante su presentación, junto a Eduado Macià y al presidente Juan Carlos Ollero Foto vía diariodesevilla.es

El egipcio Tarek durante su presentación, junto a Eduardo Macià y al presidente Juan Carlos Ollero
Foto vía diariodesevilla.es

Mientras, Digard es un viejo deseo bético. Los heliopolitanos ya estuvieron interesados hace varios veranos en contratar a este medio defensivo francés, muy del agrado de Pepe Mel. Entonces, la delicada economía del Betis imposibilitó su fichaje desde el fútbol galo. Ahora, Digard había finalizado su vinculación con el Niza y se encontraba libre para llegar al Benito Villamarín.

Todavía se espera el inminente aterrizaje de dos futbolistas más. El central argentino de River Plate Germán Pezzella lleva semanas atado a falta de flecos que el Betis quiere resolver ya. Por su parte, el italiano Piccini será nuevo jugador verdiblanco, en propiedad. La pasada temporada, este lateral diestro ya formó parte de la disciplina bética en calidad de cedido por la Fiorentina. Las lesiones le lastraron y apenas pudo disputar doce partidos. Sin embargo, en Heliópolis se considera que es un jugador más que interesante para ayudar a Pepe Mel y los suyos a conseguir la permanencia. La ‘Fiore’ se guardará durante dos años una opción de recompra.

Salidas estancadas

No se mueve con tanta claridad el Betis para aligerar su primera plantilla. Ahora mismo, hay overbooking. Un exceso que el club ha tratado de compensar dividiendo al equipo en dos grupos: los que cuentan y los que no. Todos se entrenan, pero con diferente exigencia y a distinta hora. Esto ha provocado un gran enfado entre los descartados, que consideran injusta su situación y han expresado su malestar a la AFE. Aún no hay ninguna negociación acabada, aunque algunas van camino ya de la ‘fumata blanca’.

Es el caso de Chuli. El delantero onubense tiene mucho cartel en la Liga Adelante gracias a su fantástica segunda vuelta -once goles en 24 partidos- en el Leganés. Pepe Mel no cuenta con él, así que el ex del Recreativo está muy cerca de recalar en el Almería. Los almerienses también pretenden a Dani Pacheco, quien al igual que Chuli dispone de un buen nombre en la categoría de plata. El Alcorcón, donde ya jugó, es otra de las novias del malagueño, cuyo rendimiento en el Betis ha sido muy irregular. Jorge Casado está con ellos en la rampa de salida. El lateral izquierdo madrileño podría contar con ofertas de Leganés, Córdoba o Lugo, como apunta El Desmarque.

Chuli celebra uno de sus once goles con el Leganés Foto vía Apo Caballero, deportivoleganes.com

Chuli celebra uno de sus once goles con el Leganés
Foto vía Apo Caballero, deportivoleganes.com

Mención aparte merece el caso de Álvaro Vadillo, de quien hablamos en este medio hace sólo tres días. El Betis quiere sacar tajada económica del que en su día fue su gran promesa futbolística. Dos millones piden en las oficinas de Heliópolis por el traspaso de un futbolista que no ha visto con buenos ojos la decisión de técnico y director deportivo de prescindir de él.

Otro de los jugadores con los que el Betis intentará hacer caja es el chileno Lolo Reyes, por el que han preguntado varios equipos sudamericanos. La intención de la secretaría técnica es traspasarlo, y, según ABC, México parece un más que posible destino para el centrocampista, fichado por el Betis en verano de 2013 procedente del Huachipato (Chile). Otra opción es que Lolo Reyes, un futbolista que no disgusta a la afición por su compromiso y entrega en el terreno de juego, salga cedido a un club español.

Además, también están descartados Kadir, Nono y Sergio Rodríguez. El argelino se convirtió en propiedad del Betis con el ascenso a la Liga BBVA, por lo que los béticos podrían intentar venderle. Con los dos canteranos hay incertidumbre. Nono se fue cedido la pasada temporada al Sandhausen, de la 2. Bundesliga, y Sergio al Nástic de Tarragona. No parece probable un nuevo préstamo. Su futuro pinta lejos de Heliópolis.

 

 

Miguel Piñeiro

Adicto al fútbol en sus tres estados: verlo, jugarlo y contarlo. Deporte y periodismo, mezclados pero no agitados.

También te podría gustar...