Betis 5 – 1 Lugo: Heliópolis, más cerca de Primera

El Betis llevó el calor veraniego de Sevilla al terreno de juego y a la grada, con una goleada que le deja muy cerca de Primera. Al fútbol se juega en las áreas, y en la del Lugo los verdiblancos mostraron una eficacia tremenda ante un rival que lo hizo mejor de lo que dice el resultado final.

Con un N´Diaye imperial y un Rubén Castro con números de auténtica leyenda, 111 dianas en 200 partidos -se dice pronto-, los de Pepe Mel fraguaron una victoria que no parecía tan clara en la primera mitad. El Lugo llegó al Villamarín descarado y respondón. El balón fue suyo, pero el gol lo puso el Betis a los trece minutos. Los protagonistas, los jugadores antes mencionados. El centrocampista senegalés lanzó un gran pase al delantero canario, que no dio opción a José Juan en el mano a mano.

Lejos de venirse abajo, el tanto motivó al Lugo, que al poco empató. Diego Seoane centró al área y Álvaro Peña remató contra un defensor bético. El rechace lo adoptó el propio medio vasco para batir a Adán y llevar los nervios al cuerpo de la afición local. La igualada era merecida. Los lucenses tenían la pelota y a base de posesiones largas, pases cortos y triangulaciones se mostraban superiores a un Betis indeciso y demasiado metido atrás.

Pudo llegar el segundo en dos ocasiones. Sendos disparos de Ferreiro se marcharon fuera lamiendo el larguero y el poste izquierdo, mientras la hinchada mostraba ya su disconformidad con la imagen que ofrecía el Betis. Al Lugo le faltaba remate, cosa que a los heliopolitanos, con su temible pareja de delanteros, le sobra. Molina despertó de la siesta a los verdiblancos a la salida de una falta, empujando un balón tocado por N´Diaye. Entre los dos de siempre, Rubén y Jorge, hicieron que los locales ganasen al descanso.

La segunda parte fue otra historia bien distinta. N´Diaye fue nombrado emperador del centro del campo. Impresionante el partido del africano, a la altura de su precio. El ex del Sunderland se ‘merendó’ a la débil medular del Lugo y el encuentro se convirtió en un ensañamiento bético. Hasta Molinero se animó. Después del paradón de José Juan a Rubén Castro, el lateral derecho del Betis apareció en ataque para convertir el tercero. Luego volvería a ser el ’24’ el que marcase de nuevo. Otra vez, gran pase de N´Diaye, mala salida del meta vigués del Lugo y Molina habilitaba al pichichi de la categoría para el 4 – 1.

El encuentro estaba sentenciado. El Betis sacó el pie del acelerador y el Lugo pudo respirar tras el acoso y derribo posterior a la reanudación. Rubén Castro se llevó la ovación y Pepe Mel aprovechó para dar minutos a Vadillo. Con mucho tiempo por delante, los verdiblancos jugaban a placer mientras Heliópolis, que puede volver a ser barrio de Primera el jueves, iniciaba la fiesta.

Rennella puso la guinda cercano el pitido final. Cejudo la puso y el franco-italiano, de cabeza, volvió a marcar. Hacía una vuelta y un partido que no veía portería. Curiosamente, vuelve a mojar delante de su exequipo. El quinto no hizo si no alimentar la euforia por la cercanía de la meta. El ascenso parece cuestión de días tras una goleada en un magnífico segundo tiempo. El Lugo, tampoco festejará hoy la permanencia matemática en la Liga Adelante.

Ficha técnica:

Betis: Adán; Molinero, Bruno, Jordi Figueras, Varela; Portillo, Xavi Torres, N´Diaye, Ceballos (Vadillo, 76′); Jorge Molina (Cejudo, 80′) y Rubén Castro (Rennella, 67′).

Lugo: José Juan; Diego Seoane, Lolo Pavón, Israel Puerto, Manu; Seoane, Álvaro Peña (Jonathan Valle, 80′); David Ferreiro (Iago Díaz, 78′), David López, Toni (Iriome, 63′); y Caballero.

Goles: 1 – 0, 13′: Rubén Castro. 1 – 1, 22′: Álvaro Peña. 2 – 1, 41′: Jorge Molina. 3 – 1, 50′: Molinero. 4 – 1, 57′: Rubén Castro. 5 – 1, 90′: Rennella.

Árbitro: De Burgos Bengoetxea (colegio vasco). Amonestaciones a Jordi Figueras y N´Diaye por el Betis; a Iriome por el Lugo.

Miguel Piñeiro

Adicto al fútbol en sus tres estados: verlo, jugarlo y contarlo. Deporte y periodismo, mezclados pero no agitados.

También te podría gustar...