Betis 2 – 0 Mirandés: Resolvió el de siempre

El Real Betis gana en el Villamarín a un Mirandés que creó tensión pero no peligro, con un Rubén Castro una vez más colosal, anotando los dos goles de su equipo y sumando ya siete en seis partidos. El equipo verdiblanco se sitúa cuarto a un sólo punto del ascenso directo. Rubén Castro es una de esas joyas que pocos equipos de Segunda División tienen. No necesita más que un par de ocasiones para hacer tantos, que suponen siempre puntos para su equipo. Los dos de esta jornada han servido para guiar hacia la victoria a un equipo que no mostró en ningún momento buen juego, pero que no lo necesita teniendo al ‘killer’ canario.

De momento, cuatro victorias en Liga, bien posicionado en la clasificación, y sin mostrar aún el potencial juego que se le presupone a una plantilla que parecía configurada para mostrar una cara mejor de la que está mostrando hasta ahora. También es verdad que su rival nunca fue superior. El Mirandés gozó de alguna ocasión, aunque ninguna realmente clara, si acaso un cabezazo que se fue besando el poste izquierdo de la portería de Adán. Pese a crear más acercamientos al área que su rival, el equipo burgalés nunca llegó a tener ni el dominio del juego ni ocasiones claras para llevarse la victoria. La defensa del Betis, sobre todo el polaco Perquis, estuvo correcta y atenta durante todo el encuentro, salvando algunos errores provocados por el nerviosismo que las victorias deberían hacer desaparecer.

El Betis salió bien al partido, moviendo el balón, creando juego, pero fue solo un espejismo que no duró más de cinco minutos. Poco a poco se fue acomodando atrás, a esperar al Mirandés, que tampoco le creaba excesivos problemas, los cuales venían más por imprecisiones de la zaga bética que por acierto rojillo. Durante un tramo largo de la primera parte, era el equipo visitante el que tenía el control de la posesión, con aproximádamente un 55%, aunque estrellándose siempre contra Perquis, imperial al corte hoy, o contra Figueras, más discreto.

Fue en un error de la defensa del Mirandés cuando quedaba un balón muerto para Rennella, de lo mejor del Betis hoy, que cruzaba un pase en profundidad fantástico para que Rubén Castro definiera con la clase a la que acostumbra. Corría el minuto 28 de partido y el equipo de Julio Velázquez encarrilaba la cuarta victoria de la temporada.

La segunda parte no cambió mucho el guión. Ambos conjuntos estaban ya más cansados, aunque siguió ocurriendo más de lo mismo: nada. El Mirandés no creaba peligro más que con disparos lejanos, aunque cada internada del equipo visitante, o cada tres o cuatro pases seguidos, generaba tensión y nervios, tanto en la defensa bética como en la grada del Villamarín, que ya ha sufrido muchos infartos y sabe bien lo que puede ocurrir si Figueras o Perquis no tienen su día. Pero lo tuvieron, resistieron cualquier acometida, achicaron balones y desviaron cualquier peligro que el Mirandés amagase con crear. Además, transcurridos diez minutos de la segunda parte, Rubén Castro se encargaba de sentenciar el encuentro con un cabezazo a la red tras un remate suyo que había despejado el portero Sergio Pérez.

Pese a que el equipo de Miranda de Ebro no creó demasiado, no le perdió tampoco la cara al partido, y durante un tramo de la segunda mitad se pudo ver como N’Diayé retrasaba su posición hasta colocar casi una línea de tres centrales, lo que el Villamarín no vió con buenos ojos.

Parte de la afición verdiblanca pitó a su equipo, puesto que el juego ofrecido no fue bueno, aunque lo importante en esta categoría sea sumar, y si es de tres en tres mucho mejor. Para el Mirandés, cuarta derrota consecutiva. Los de Carlos Terrazas no logran salir del bache de puntos que les mantiene en la zona baja de la clasificación.

DPor su parte, el Betis piensa ya en los siguientes e importantes partidos, ante rivales directos como Valladolid y Las Palmas. Pese a que ambos no han obtenido buenos resultados esta jornada, seguro que tienen marcado en rojo en su calendario los partidos frente al conjunto sevillano. Estamos a principio de temporada, pero ya empiezan a aparecer las primeras finales. El que no falle, se acercará un pasito más al cielo del fútbol español.

El Mirandés tratará de alejarse de las arenas movedizas ante el Numancia, la próxima jornada en Anduva. Su duelo de este fin de semana, entre dos equipos en polos opuestos de la tabla, ha terminado mal para sus intereses.

Alineaciones:

 Betis: Adán; Molinero, Perquis, Figueras, Casado; Cejudo (Nono 68′), N’Diaye, Matilla (Lolo Reyes 84′), Kadir; Rennella (Pacheco 57′) y Rubén Castro.

Mirandés: Sergio Pérez, Kijera, César Caneda, I. Martínez, E. Sánchez (Provencio 72′), Juanjo (Pedro Martín 52′), Aitor, A. Corral, Álex García, Ruper y Barahona (Jordi Pablo 55′).

Goles: 10, min 28 Rubén Castro. 2-0, min 54 Rubén Castro.

Árbitro: Daniel Ocón Arraíz. Amonestó a Molinero y N´Diaye por el Betis, a Asier  y Aitor por el Mirandés.

 

Álvaro Gutiérrez Boada

Periodista de profesión y bético de vocación. Porque no hay título más grande, que llevarle en el corazón.

También te podría gustar...