Betis 1 – 2 Fiorentina: Diferentes e imperfectos

Dos caras demasiado distintas mostró el Betis en su partido de presentación contra la Fiorentina. Primera parte de pelear por no bajar a 2ºB, segunda mitad de, al menos, luchar por la promoción. Muchas imperfecciones del Betis, especialmente en defensa y en unos primeros 45 minutos en los que la Fiorentina marcó dos goles y perdonó varios más. Los de Florencia con el deseado y anhelado Joaquín en sus filas, disfrutando como un niño grande en el regreso a su casa. Al igual que Jack, aquel crío de diez años, dirigido por Coppola, que aparentaba ser un cuarentón.

El choque comenzó con un homenaje a Nacho: «¡Oh capitán, mi capitán!», debió gritar el Villamarín ante quien portó el brazalete con tanta profesionalidad durante dos temporadas. Buen ambiente en el estadio para el recibimiento al equipo después del duro descenso de categoría. El rival invitaba a ir a la grada en verano y dar lo mejor de sí, en una pretemporada con dudas y resultados no muy esperanzadores: con la de ayer, mismo número de derrotas que de triunfos, cinco.

Sin embargo, el Betis no ofreció su mejor versión en un mal primer tiempo. La defensa se pareció demasiado a la del conjunto que vagó por la Liga la temporada pasada. Demasiados errores y desbarajustes que otorgaban muchas facilidades a los italianos. Los zagueros verdiblancos no encontraban solución a las estampidas violetas, que no se frenaban ni a grito de «Jumanji» (hasta acabar la partida no valía para nada decirlo).

Velázquez probó con Perquis en el mediocentro, pero el experimento era menos creíble que un padre divorciado vestido de mujer desconocida para hacer de niñera de sus propios hijos. El técnico salmantino dijo en rueda de prensa que sólo veía al franco-polaco como central, el hecho de que jugase en el eje del terreno era meramente puntual. También comentó lo siguiente:

Velázquez: con la baja de Lolo Reyes tenemos lo que tenemos en el centro del campo, sobre todo para las cargas de trabajo de este periodo.

¿Podría interpretarse esto como una petición a la directiva para que fiche a un centrocampista? Ahí queda de momento. La cuestión es que el engaño de Perquis duró hasta el descanso. En ese instante la Fiorentina ganaba 0 – 2 con tantos de Vargas y Babacar, el segundo tras una gran asistencia de Joaquín, ovacionado al dejar su sitio a Cuadrado. Dos errores defensivos y Adán vendido en ambos goles (quizás pudo hacer más en el de Babacar). En el tiempo del bocata las sensaciones eran preocupantemente familiares. El Betis no había arrancado mal la contienda, pero la calidad de los italianos y la fragilidad sevillana atrás decantaban el partido del lado visitante.

La segunda parte fue otra. Parecía que Julio Velázquez había colado al «Flubber» en las botas de los futbolistas de verdiblanco, porque el equipo, aún imperfecto, era distinto. En realidad, lo que hizo fue introducir seis cambios en el once y retrasar a Perquis a su puesto natural. Apareció Matilla, y el toledano mostró méritos para ser titular en Sabadell el próximo 24 de agosto. Suyo fue el tanto del Betis, a los 51 minutos, con un fuerte disparo tras jugada y pase de Rubén Castro.

Los niños perdidos béticos comenzaron a aparecer. Con Rennella en punta, Rubén Castro y Chuli abiertos a banda y Matilla y Nono dirigiendo, el Betis mostró mejor imagen, e incluso estuvo cerca de un empate que no llegó pese a las intentonas. El nuevo profesor de Heliópolis, el John Keating de la próxima campaña, Julio Velázquez, tiene todavía mucho trabajo por delante con sus alumnos.

«Lo que nos hace diferentes son las imperfecciones». Sí es así entonces el Betis es un ejemplar único. Diferentes en cada tiempo, imperfectos en ambos. La primera parte, para olvidar. La segunda, tranquilizadora. Delante había un rival duro, todo hay que decirlo, pero parece que a los verdiblancos les tocará remangarse esta temporada. Para salir de la jungla de Segunda hace falta algo más que sacar un 5 o un 8.

Por cierto: allá donde estés, descansa Robin Williams.

Ficha técnica:

Betis: Adán (Dani Giménez min 46); Molinero (Sergio min 82), Bruno, Jordi Figueras (Matilla min 46), Álex Martínez (Casado min 46); Cedrick (Nono min 46), Perquis, Xavi Torres, Dani Pacheco (Chuli min 46); Rubén Castro y Jorge Molina (Rennella min 46).

Fiorentina: Rusanu; Piccini (Mancini min 72), Tomovic, Hegazi, Pasqual; Vecino (Lazzari min 62), Brillante, Vargas (Pizarro min 62); Joaquín (Cuadrado min 62), Wolski (Iakovenko min 30) y Babacar (Mario Gómez min 72).

Goles: 0 – 1 min 27 Vargas. 0 – 2 min 37 Babacar. 1 – 2 min 51 Matilla.

Árbitro: López Amaya (colegio andaluz). Amonestaciones a Rennella por el Betis; a Tomovic y Cuadrado por la Fiorentina.

Miguel Piñeiro

Adicto al fútbol en sus tres estados: verlo, jugarlo y contarlo. Deporte y periodismo, mezclados pero no agitados.

También te podría gustar...