Betis 1 – 0 Barcelona B: Rubén Castro sólo necesita una

Partido con muchas fases el que jugaron esta tarde Betis y Barcelona B. Los verdiblancos tenían que ganar y lo hicieron. No brilló el conjunto heliopolitano, pero aprovechó un solitario gol de Rubén Castro para sumar tres puntos que dan oxígeno a su cada vez más cuestionado entrenador. Julio Velázquez logra tiempo después de una victoria que tuvo que seguir fuera del área técnica desde el minuto 44, cuando el colegiado les expulsó a él y a uno de los ayudantes de Eusebio Sacristán tras una trifulca entre los dos banquillos.

En medio de un ambiente crispado y ante la imperiosa necesidad de vencer, el Betis dispuso de oportunidades muy claras en el primer tiempo. A los dos minutos Rennella ya había llevado el primer «Uy» a la grada, al estrellar contra el palo un centro de Kadir. El internacional argelino fue de los más destacados, Los espacios dejados atrás por el filial azulgrana mostraron una gran versión del futbolista norteafricano, que potenció sus virtudes. Otra gran jugada y pase suyos hicieron rozar el gol a Rubén Castro, que no llegó a rematar. Además, el meta Ortolá se lució con una sensacional parada a Rennella, cuyo testarazo rozó el premio.

Tres ocasiones no ejecutadas en los primeros veinte minutos llevaron el escepticismo a la grada, porque el Barcelona B no estaba, ni mucho menos, fuera del encuentro. El filial azulgrana tuvo también sus opciones, a destacar un tiro desviado de Sandro después de una carrera y asistencia de Adama, el jugador más peligroso en los visitantes gracias a su velocidad.

Entre gritos de «Velázquez, vete ya», hecho curioso y con cierta guasa que la grada se expresara así justo en el momento en que el colegiado le mostró la roja al preparador vallisoletano, y «directiva, dimisión» se llegó a un descanso que precedió a los mejores momentos del cuadro sevillano.

El Betis salió a tope en la segunda mitad, inundando de ocasiones la portería defendida por Ortolá. Otra opción tuvo Rennella, tres y ningún acierto para el franco-italiano, que no vio recompensado su incansable trabajo con un gol. No necesita tanto su compañero en el ataque bético. Rubén Castro sigue dando pasos agigantados para convertirse en leyenda eterna. El canario anotó una diana de delantero oportunista, al recoger un balón huérfano en el área y empujarlo a la red tras la enésima acción individual de Kadir. El primer tanto del partido – a la postre el único – y el número 92 para el canario en su trayectoria vestido de verdiblanco. El ’24’ igualó a Rogelio en la lista de máximos goleadores de la historia verdiblanca, con tres más liderará esta honrosa clasificación.

Y tras la celebración del ya legendario Rubén Castro vino un partido que bajó en ritmo, en fútbol y en ocasiones y cuyos accidentes aumentaron. El Betis echó raíces en defensa mientras veía como Molinero y Álex Martínez abandonaban el campo lesionados, caro peaje.  El Barcelona B, muy inocente, dominó sin profundidad. Terminaron muy enfadados con el árbitro los chicos de Eusebio Sacristán, que reclamaron dos penaltis, uno en la primera parte y otro en la segunda.

El juego demasiado trabado, no ayudó a desatascarlo un excesivamente quisquilloso González Fuertes, terminó beneficiando a los locales, que supieron sufrir y aguantar el resultado hasta el final. Velázquez respira hasta la semana que viene después de un triunfo por la mínima, sin brillo y con sufrimiento. El Betis se instala, momentáneamente, en la quinta posición, mientras el Barcelona B sigue ocupando la zona templada de la tabla.

Ficha técnica:

Betis: Adán; Molinero (Perquis, 66′), Bruno, Jordi Figueras, Álex Martínez (Cejudo, 75′); Kadir, N´Diaye, Matilla, Dani Ceballos; Rubén Castro y Rennella (Dani Pacheco, 85′).

Barcelona B: Ortolá; Patric, Macky, Diagné, Grimaldo; Samper, Gumbau (Pol Calvet, 71′), Juan Cámara (Halilovic, 58′); Adama, Sandro y Dongou (Maxi Rolón, 85′).

Goles: 1 – 0, 49′ Rubén Castro.

Árbitro: González Fuertes (colegio asturiano). Expulsó al técnico del Betis, Julio Velázquez, al segundo entrenador del Barcelona B, Carlos Hugo, y a Macky, del Barcelona B, por doble amarilla; amonestó a Álex Martínez, Jordi Figueras, Kadir y N´Diaye por el Betis; a Sandro por el Barcelona B.

Miguel Piñeiro

Adicto al fútbol en sus tres estados: verlo, jugarlo y contarlo. Deporte y periodismo, mezclados pero no agitados.

También te podría gustar...