Barcelona B 1 – 2 Betis: Cataluña sigue siendo bética

Será porque la llaman la novena provincia de Andalucía. O por las invasiones verdiblancas que se producen en sus estadios. El caso es que al Betis le gusta Cataluña. Cuarta visita esta temporada y cuarta victoria. Pleno. El último triunfo, ante una avalancha de béticos que poblaron el Mini Estadi. Los de Pepe Mel fueron visitantes solo porque así lo ponía en la puerta de su vestuario.

La multitud a su favor en la grada no sirvió para que el Betis comenzase bien. A los dos minutos el necesitado Barcelona B ya mandaba en el marcador. Adama se comió a Pacheco y asistió a Sandro, que remató al larguero y convirtió el rechace en el primer gol. Los tres puntos eran lo único que valía a los chicos de Jordi Vinyals, que salieron como cohetes. El colista había golpeado al líder, aunque este no se achicó. El Betis hizo algo muy difícil contra un conjunto de la «factoría Barça»: adueñarse del balón. Por ahí comenzó a fraguar la remontada.

A base de triangulaciones y posesiones largas, los heliopolitanos empezaron a generar peligro y a los 17 minutos ya tenían empatado el choque. Recibió Ceballos cerca de la frontal del área y el utrerano disparó ajustado al palo para batir a Suárez. La contienda, otra vez al punto inicial.

El primer tiempo fue precioso. Dominó el Betis, mientras el filial del gurú del fútbol de toque se dedicaba a buscar a sus velocistas, Adama y Dongou, al contragolpe. En ese escenario se creció Gumbau, que hizo trabajar a Adán con un lanzamiento desde media distancia. Suárez sacó dos a Jorge Molina y Rubén Castro y Dongou tuvieron las más claras. Al canario le llegó un balón plácido, precioso para ser rematado. De esos que, con el ’24’ en buena forma, terminan con bufandas verdiblancas al aire. Pero falló. Por su parte, el delantero camerunés del Barça B erró en el mano a mano con Adán tras un genial pase de Sandro.

En resumen, primera mitad de las que entretienen y se hacen cortas. Por suerte, no bajó el ritmo tras el paso por las duchas. El Betis siguió siendo el dueño del balón, mientras el filial a por los espacios. Qué cosas tiene el fútbol a veces. Y siguieron las ocasiones. Otra vez Adán ganó la partida a Dongou en la antesala del segundo tanto. Molinero la puso en el área, Rubén Castro tocó lo justo con la cabeza y Jorge Molina, sumergido en pleno romance con el gol, se encontró con la pelota para ponerla en la red.

1 – 2 y fiesta andaluza en Barcelona. Pudo sentenciar el Betis, pero también empatar el filial. Opciones en dos faltas directas. En la primera Jordi Figueras mandó un fusil que resonó en toda la ciudad condal tras golpear en el larguero. En la segunda, a Grimaldo le faltaron centímetros para ponerla en la escuadra. Rennella tuvo la suya finalizando una contra con parada de Suárez y a partir de ahí los de Pepe Mel durmieron la recta final.

Tres puntos al zurrón que refuerzan el liderato bético y hunden en la tabla al Barça B, que cierra la tabla y ve más cerca el descenso a 2ºB. Todo después de un gran partido y una plaga de béticos que atacó el Mini Estadi y se fue pletórica.

Ficha técnica:

Barcelona B: Suárez; Palencia, Juste, Edgar Ié, Grimaldo; Gumbau (Babunski, 80′), Patric (Samper, 73′), Halilovic (Munir, 67′); Sandro, Adama y Dongou.

Betis: Adán; Molinero, Bruno, Jordi Figueras, Varela; Portillo, Xavi Torres, Ceballos, Pacheco (Kadir, 63′); Jorge Molina (Lolo Reyes, 79′) y Rubén Castro (Rennella, 83′).

Goles: 1 – 0, 2′: Sandro. 1 – 1, 17′: Ceballos. 1 – 2, 70′: Jorge Molina.

Árbitro: Arcediano Monescillo (colegio castellano-manchego). Amonestaciones a Sandro, Edgar Ié y Munir por el Barça B; a Portillo, Jordi Figueras, Varela, Xavi Torres y Molinero por el Betis.

 

 

Miguel Piñeiro

Adicto al fútbol en sus tres estados: verlo, jugarlo y contarlo. Deporte y periodismo, mezclados pero no agitados.

También te podría gustar...