SL Benfica 1 – 2 Atlético de Madrid: Vietto no se come el coco

El Atlético de Madrid se saca la espina de Lisboa y consigue la primera plaza de su grupo en Champions tras derrotar al Benfica en Da Luz. Vietto, que marcó un gol y regaló otro, se reivindica como pareja de baile de Griezmann. Con esta victoria, el conjunto de Simeone evita a los teóricos cocos de la máxima competición continental de cara al sorteo de octavos de final.

Con las alternativas en el once de Savic y Vietto pero la misma forma de ser arrancó el Atlético en Lisboa. Compartiendo el peso del encuentro por vaivenes con el Benfica, el Atleti se movió en el primer tramo de partido entre la presión y el contraataque. Tanto que como otras muchas veces, el conjunto de Simeone comenzó creando más peligro sin balón que con él, asfixiando a la zaga lusa en la salida y comprimiendo su creación en la medular. No suele dar margen este guión, el del ‘Cholo’, a choques trepidantes, todo lo contrario. Paciencia, la gran baza y virtud de este Atleti. Para ilustrar el compás inicial, decir que hasta el 18′ no llegó el primer disparo a puerta, lo hizo Godín, de cabeza y al fondo de la red, aunque estaba invalidado por fuera de juego. Dentro de la legalidad, fue Saúl cinco minutos después el primero en probar a Julio César con un disparo duro desde fuera del área que repelió el meta brasileño.

Se animaron los hombres de Simeone después de romper el hielo. El balón parado abrió la puerta en el ecuador de la primera mitad a un par de acercamientos peligrosos. Gabi probó de nuevo desde lejos a César, y Juanfran se topó con un defensa local cuando ya había ganado línea de fondo y servido un balón al corazón del área que esperaba rematador. No obstante, se cocía todo el pescado en la sala de máquinas colchonera; sin noticias de Vietto y Griezmann hasta entonces. Lo demostró Saúl, que fue precisamente el hombre que disipó de un plumazo la inoperancia ofensiva rojiblanca. La paciencia dio sus frutos en el 33′, cuando el canterano colchonero embocó a gol un regalo de Vietto, que recibió un buen balón al espacio dentro del área. Sin hacer ruido, sin necesitar un asedio y con la máxima eficiencia, el Atlético de Madrid conseguía irse por delante en el marcador al descanso. Qué caprichoso el fútbol, que quiso un 0-1 al término de los primeros 45 minutos, como en aquel 24 de mayo de 2014 y sobre ese mismo verde. Tampoco le restemos mérito a la defensa atlética, que desactivó por completo el ataque del Benfica.

Mitroglou como revulsivo. Fue el cambio que introdujo en la reanudación Rui Vitoria en busca de otras virtudes atacantes. Y a punto estuvo de dar en el clavo en el primer balón que tocó el griego. Menos de un minuto después del segundo pitido inicial, el delantero recibió un servicio dentro del área y, tras recortar a un zaguero, se sacó un disparo ajustado que salió lamiendo el poste derecho de Oblak. Marcaría a la postre el ’11’ del Benfica. Se llevó un buen susto el Atlético nada más salir de la ducha, pero se repuso rápido. El choque pronto regresó a los tintes del primer tiempo y el conjunto de Madrid Río comenzó a dominar con y sin balón. Y muy poco después, Vietto volvió a dar la razón a Simeone al remachar un centro de Carrasco al fondo de las mallas. Dio el primero y marcó el segundo el argentino, que aprieta aún más la competencia en la delantera atlética.

A partir de ahí, el Atleti demostró por qué se mueve como pez en el agua en ese tipo de situaciones. Con poco tiempo restante y una ventaja clara en el marcador, Simeone dio entrada a Fernando Torres para explotar con su velocidad los espacios de la defensa lusa. Y el guión se movió dentro de lo previsto hasta que a falta de un cuarto de hora para la conclusión, Raúl Jiménez y Mitroglou fabricaron un gol de galería. El mexicano sirvió un buen balón al punto de penalti para el griego, que con control orientado y giro incluido definiera, ahora sí, para batir a Oblak. Restaban quince minutos de oficio para tratar de mantener el liderato de grupo con Lisboa prendida. No fue fácil, y eso que al plantel del ‘Cholo’ nadie le gana en contención. Sufrió el argentino y sufrieron sus hombres en el césped, cuando Raúl Jiménez se quedó muy cerca de ser el verdugo de sus ex compañeros; en el 83′ su remate de cabeza pasó muy cerca del palo. Oblak detuvo la última intentona lisboeta y ahí se apagó Da Luz. El Atlético de Madrid se saca una espina y estará en el bombo de los campeones de grupo en el sorteo de los octavos de Champions.

 

Ficha Técnica

SL Benfica: J. César; Almeida, Lisandro, Jardel, Eliseu; Fejsa, Renato, Gaitán (Carcela-González min.76), Pizzi; Jonas (Raúl Jiménez min. 61), Guedes (Mitroglou min. 45).

Atlético de Madrid: Oblak; Juanfran, Savic, Godín, Filipe; Koke, Saúl, Gabi, Carrasco (Óliver min. 72); Griezmann (Giménez min. 91), Vietto (Torres min. 62).

 

Goles: 0-1 Saúl (33′), 0-2 Vietto (55′), 1-2 Mitroglou (75′).

Árbitro: Ovidiu Hategan (Rumanía). En el Benfica, amonestó con tarjeta amarilla a Fejsa (77′). Por parte del Atlético de Madrid, amonestó con cartulina amarilla a Godín (68′), Saúl (69′) y Óliver (82′).

Estadio Da Luz (Lisboa), ante 65.000 espectadores.

Hugo Fernández

Estudiante de Comunicación Audiovisual en Granada haciendo las veces de periodista. Amante del deporte desde crío, ahora aspira a poder dedicarse a ello profesionalmente detrás de un micrófono. Redacción y locución, tanto monta, monta tanto.

También te podría gustar...