Reus Deportiu 1 – 2 Atlético de Madrid: Deberes hechos a tiempo

El Atlético de Madrid deja encarrilada la eliminatoria de dieciseisavos de final tras derrotar al Reus a domicilio en un encuentro muy digno de los locales, que llegaron incluso a ponerse por delante en el marcador. Los no titulares en el Atleti sacaron la cara en un encuentro para nada plácido y en el que pudieron llevarse un revolcón.

Se enfrentaban esta noche los dos equipos menos goleados de sus respectivas categorías, y no tardaron demasiado en demostrar el por qué de esta circunstancia. En un arranque intenso, dominado por el Atlético y peleado por el Reus, fue Badía, el guardameta del club catalán, el que salvó ya en el minuto seis un mano a mano ante Vietto para mantener en pie el muro local. Vuelta a la calma, los hombres de Natxo González demostraron un oficio que, por supuesto, puede ser también propio de un equipo humilde de la Segunda B española. Orden, presión y líneas juntas, las bazas que destapó el Reus en esta ida de dieciseisavos de final de Copa. Y ello sin despreciar el trato de balón, lo que le llevó a gozar de algún acercamiento esporádico al área atlética, con premio incluido.

Méritos destacables los expuestos sobre el tapete del Municipal de Reus por parte de los tarraconenses ante un Atlético de Madrid que no pecó precisamente de soberbia. El once dispuesto por Simeone perfectamente podría firmarlo el argentino en Liga, en pos de la combinación de juventud con los Thomas, Lucas Hernández y compañía, y los galones del líder natural hoy, Koke. No obstante, esa juventud y la inexperiencia conexa tiene su contrapartida. Es uno de los efectos colaterales en este tipo de alineaciones: cuando se unen las ganas y el empuje de los ‘pequeños’ con los nervios de los inexpertos, puede estallar la locura. Así sucedió mediado el primer tiempo. Allá por el minuto treinta, el Reus terminó por creérselo gracias a un fallo clamoroso de Lucas Hernández, el canterano rojiblanco, que erró en un despeje en su propia área sirviéndole en bandeja el mano a mano a Fran, que no falló ante Moyá. Primera campanada de la noche.

La bestia despertó. Reacción de casta la del plantel del ‘Cholo’, y es que sólo cinco minutos después del tanto local, el Atlético de Madrid empató el choque y pudo hasta haber remontado. Un cabezazo de Vietto desde el punto de penalti tras un pase preciso (y precioso) de Óliver Torres sirvió a los visitantes para rebajar la euforia reusense. Prácticamente en la siguiente jugada, Badía le sacó otro mano a mano al argentino, aunque el línea invalidó a posteriori la jugada. Encontró a tiempo el camino el Atleti, que hacia el final del primer tiempo comenzó a engrasar la maquinaria. No entregó fácil las armas el Reus.

Tras la reanudación, mismas premisas en ambos bandos. Sin demasiada fortuna al comienzo, el Atlético de Madrid, más por inercia que por méritos, buscó la portería local. No la encontró en jugada hilada, pero sí donde se añoraba en el seno colchonero. De estrategia llegó el 1-2: Koke botó un córner y Saúl Ñíguez lo remató impecablemente al primer palo para batir a Bedía por arriba. Buen momento para rescatar la pizarra, porque el conjunto rojiblanco no se encontraba demasiado cómodo hasta el momento; corría ya la mitad del segundo tiempo. A partir de entonces, todo resultó más fácil para los chicos de Simeone. Contemporizaron el encuentro y no perecieron en intensidad para aplacar las arremetidas de un todavía motivado Reus. Arremetidas algunas de mucho peligro, como la comandada por Ricardo, que mandó a las nubes un remate forzado justo delante de Moyá tras una buena jugada colectiva local. No fueron suficientes para dar la segunda campanada.

De esta manera pone el Atlético de Madrid pie y medio en la siguiente ronda de Copa del Rey. Hizo los deberes a tiempo el conjunto de Madrid Río, que se sobrepuso al gol inicial del Reus. Durante cuarenta y cinco minutos, el conjunto local vivió un sueño que, no obstante, sigue disfrutando. Tras marcar en casa al Atleti, el siguiente hito es jugar en un escenario como el Calderón.

 

 Ficha Técnica:

Reus: Badía; Cassama, Alberto, Olmo, Denis (Moyano min.80); Rafa (Ricardo Vaz min.66), Haro; Ramón, Fernando (Édgar Hdez min. 61), Fran; Colorado.

Atlético de Madrid: Moyá; Gámez, Savic, Lucas, Siqueira; Thomas, Saúl, Koke, Óliver; Correa, Vietto.

 

Goles: 1-0 Fran (30′),  1-1 Vietto (36′), 1-2 Saúl (62′).

Árbitro: Fernández Borbalán (Comité Andaluz). No hubo amonestados en ningún conjunto.

Estadio Municipal de Reus, ante 5.000 espectadores.

Hugo Fernández

Estudiante de Comunicación Audiovisual en Granada haciendo las veces de periodista. Amante del deporte desde crío, ahora aspira a poder dedicarse a ello profesionalmente detrás de un micrófono. Redacción y locución, tanto monta, monta tanto.

También te podría gustar...