Raúl García: diez años, y que cumplas muchos más

El Atlético de Madrid está de enhorabuena, y esta vez no por méritos deportivos. La buena nueva llega desde los despachos, donde esta tarde se cerraba la renovación de Raúl García hasta 2018. De esta manera, el 8 atlético vestiría la elástica rojiblanca durante nada más y nada menos que once temporadas.

El tercer capitán del Atleti desembarcó en el Calderón en 2007, tras tres temporadas como pilar insustituible en el Osasuna de Mendilibar. Desde el primer momento asumió que no tendría un rol principal en el equipo, pero que sería el recambio de lujo, el multiusos de la plantilla; como ese amigo manitas que te arregla cualquier desaguisado. Con casta, coraje, y no menos calidad, en cada una de sus temporadas en el Atlético ha conseguido hacerse con bastantes minutos, disputando 49 partidos en la 2007-08, 48 en la 2008-09, y 41 en la 09-10 y 10-11. En el curso 2011-12 volvió cedido a Osasuna, donde se ganó la confianza colchonera para certificar su regreso en la temporada siguiente. Indispensable en esta participación es su polivalencia; se trata de un centrocampista de corte defensivo que no duda en subir al ataque cuando tiene las espaldas bien cubiertas. Buena cuenta de ello dan sus registros goleadores: 4 goles en sus dos primeras campañas como rojiblanco, 11 en la temporada en la que volvió al Sadar y otros 9 tantos la temporada pasada, ya de nuevo bajo las órdenes de Simeone.

Y precisamente con más goles se ha ganado la renovación. A estas alturas de campaña, lleva la friolera de 14 goles, batiendo todos sus registros, y habiendo jugado ya 32 partidos (20 de ellos como titular). Un dato muy importante para un jugador que no está acostumbrado a pisar área rival, y que por cierto se ha confirmado como un cabeceador nato. Pero no son los goles lo que enamora al ‘Cholo’, sino su carácter. Aguerrido, peleador e incansable. Un perro de presa adiestrado por la mano más firme. Algo que valora el míster, la afición y la directiva, y que le ha valido para afianzarse este año como uno de los fundamentales en el esquema táctico del equipo. Sólo la acumulación de hombres en la medular atlética impide su titularidad, pero de lo que no cabe duda es de que se trata del jugador número 12.

raul-garcia

El exrojillo quiere ser pieza clave en un Atlético de Madrid que ya no sufre vértigo a las alturas. Y prueba de ello es que tanto aficionados como club podrán disfrutar mínimo otros cuatro años más de un jugador comprometido con la causa.  Feliz renovación ‘capi’, y que cumplas muchos más.

Asimismo, el club también ha oficializado la ampliación de contrato del canterano Saúl Ñíguez, actualmente cedido en el Rayo Vallecano. La extensión se hace efectiva hasta el año 2019.

 

Hugo Fernández

Estudiante de Comunicación Audiovisual en Granada haciendo las veces de periodista. Amante del deporte desde crío, ahora aspira a poder dedicarse a ello profesionalmente detrás de un micrófono. Redacción y locución, tanto monta, monta tanto.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *